Cultura

Un diálogo sobre políticas culturales y la formación de públicos

  • Indispensable ciudadanizar la cultura y transformarse en un público exigente
  • Sofía Ramírez, Juan Castañeda y Rodolfo Popoca en el Seminario de Periodismo Cultural en Aguascalientes

 

 

Con el propósito de establecer un diálogo sobre el estado de la crítica de arte en el periodismo cultural de Aguascalientes, Sofía Ramírez, Juan Castañeda y Rodolfo Popoca participaron en la Mesa de Verano del Seminario de Periodismo Cultural en Aguascalientes, exposición que logró la participación de quienes asistieron al Ciela Fraguas, el viernes por la noche.

Sofía Ramírez, escritora y directora de Casa Terán, presentó un panorama general de la relación entre la cultura y los medios de comunicación, en especial los medios impresos, realizó una breve reseña sobre las publicaciones de carácter cultural y científico que desde principios del siglo XIX circularon en Aguascalientes y hoy son tan escasas. Indicó que El Águila (1837) fue el primer periódico impreso en la entidad, y en 1850 apareció el periódico de literatura, bellas letras y artes La Imitación cuya impresión estaba a cargo de José María Chávez y marcó la pauta para otras publicaciones similares; mencionó también El Crepúsculo literario (1861) de Esteban Ávila, El Búcaro (1877) que se publicó en Calvillo; El Instructor (1884) a cargo de Jesús Díaz de León y José Herrán, entre otros.

En el listado destacó La Bohemia (1896), en el que Eduardo J. Correa practicó un periodismo que tenía como objetivo divulgar entre la población conocimientos diversos, relacionados principalmente con la literatura; La Provincia, que incluyó textos de Enrique González Martínez, Edgar Allan Poe y Goethe; El Observador que fue el primer periódico diario con suplemento literario; La Lira Aguascalientes, donde publicaron Ramón López Velarde y Enrique Fernández Ledesma.

Juan Castañeda centró su participación en señalar que sí hay opciones culturales en Aguascalientes, pero al mismo tiempo que la oferta cultural, crece el desinterés de la población; agregó que si bien la comunidad artística local es muy pequeña, es obligación de los consumidores de arte hacerla crecer asistiendo y participando. Tanto el maestro Castañeda como Rodolfo Popoca defendieron que si bien cada vez el número de espacios en los medios que se destina a la cultura es más pequeño, todavía hay sitios desde donde se puede dar la batalla por formar públicos, como radio y televisión de la Universidad Autónoma de Aguascalientes.

Sobre la relación de la UAA y los espacios dedicados a la cultura, Juan Castañeda, uno de los artistas plásticos con mayor reconocimiento en la entidad, señaló también que durante la administración de Rafael Urzúa Macías, la relación de la universidad como vínculo entre los creadores y el público sufrió un grave detrimento y vio disminuido el papel que jugaba la casa de estudios en el desarrollo cultural de la entidad; como una de las opciones para acabar con la apatía de los consumidores de arte, propuso elaborar una canasta básica cultural, compuesta por actividades como leer un libro, asistir a una exhibición, conciertos, para incidir en la formación artística de las personas.

Rodolfo Popoca, autor de la columna El banquete de los pordioseros que aparece en este diario todos los viernes e infatigable cronista de la escena musical local, hizo énfasis en la necesidad de implementar políticas culturales que dejen de ver la educación artística como las clases que se toman por hobby, ese tiempo que se dedica “mientras tanto”, es decir, como puro entretenimiento, y señaló que debe analizarse cuál es el papel de los gobiernos para establecer ese acercamiento a las artes como parte integral de la educación.

Agregó el cronista que también el público debe participar en la defensa de su derecho a la cultura, pues ante la falta de políticas culturales claras y con un objetivo preciso, se ha inhibido la capacidad de elección de los ciudadanos, pues en muchas ocasiones las instituciones culturales realizan una pobrísima oferta bajo el pretexto de que le dan gusto a la gente, y olvidan su obligación de formar públicos, es decir, descubrir para el público a los autores, en vez de cerrar la oferta al copiar los modelos comerciales. Para concluir su participación en la Mesa de Verano, Rodolfo Popoca indicó que se requiere por parte de todos un mayor compromiso pues la cultura es un servicio y es imperativo ciudadanizarla.

El diálogo que establecieron los expositores del Seminario de Periodismo Cultural en Aguascalientes, Sofía Ramírez, Juan Castañeda y Rodolfo Popoca, se enriqueció por la participación de los asistentes, quienes destacaron la desaparición del programa Proarte y la ausencia de una política cultural clara desde las instituciones gubernamentales, incluso demandaron que el Seminario de Periodismo Cultural busque formas más colaborativas entre sus expositores para crear comunidad y se transforme en un espacio de conversación para ir más allá de la inconformidad, para generar vínculos entre creadores y público.

Sobre este tema versó la conclusión de Sofía Ramírez, quien indicó que si bien nunca será suficiente la promoción y difusión que se haga de las diversas actividades culturales que se desarrollan en todo el estado, se requiere que el público asista, “el camino es que el público exija, se promocione, enseguida se presione a la autoridad para que tenga actualizadas sus páginas, realice promoción y así demandar a los medios que cubran esa oferta cultural que sí hay, generar comunidad”, para así enriquecer el panorama y con un efecto dominó ampliar la oferta, aumentar la asistencia del público, demandar que los medios realicen la cobertura de las actividades, pues sólo en ese suelo fértil y activo puede desarrollarse la necesaria crítica.

The Author

Edilberto Aldán

Edilberto Aldán

Director editorial de La Jornada Aguascalientes
@aldan

No Comment

¡Participa!