Cultura

Aún no hay públicos que compren arte lamentó Fuentes Elías

  • El fundador de la Galería Ruido señaló que en México aún no hay gente asidua a comprar arte
  • La gente compra pinturas fabricadas en masa vendidas por tiendas de decoración
  • Está surgiendo una tendencia por adquisición de arte en las grandes ciudades
  • En Aguascalientes sólo hay una galería para comercializar arte

En México aún no hay un público comprador de arte plástica, lamentó Jonathan Fuentes Elías, fundador de la Galería Ruido, quien pidió a la gente que en lugar de comprar pinturas fabricadas en masa vendidas por tiendas de decoración compren cuadros de artistas originales los cuales pueden aumentar su valor al pasar de los años.

Fuentes Elías comentó que la iniciativa de fundar la Galería Ruido, única galería de arte plástica de Aguascalientes para venderse, surgió por la necesidad de la autogestión puesto que de manera privada esto no se está haciendo en el estado.

Según el artista, las galerías autogestionadas por los propios artistas se han convertido en una corriente que está creciendo en ciudades grandes como la Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara, por lo que es momento de probar suerte en Aguascalientes con Ruido.



Los artistas plásticos, indicó, tienen la necesidad de mantenerse de sus obras, es por ello que se deben crear espacios para que la sociedad se enfrente al arte que se está haciendo en el lugar donde vive.

Sin embargo, Fuentes Elías lamentó que falta público que compre arte, lo cual no es un problema sólo de Aguascalientes pues ocurre en la mayor parte del país, aunque hay ciudades como la capital del país donde está creciendo una tendencia por comprar arte que calificó como una moda.  

“No existe un público, sólo hay compradores a los que uno tiene que buscar y hacerles labor de venta pues al no estar dentro de la canasta básica y más bien ser una especie de lujo para la gente”, expresó.

Fuentes Elías manifestó que para la sociedad sería positivo empezar a tener obras plásticas originales en sus casas, las cuales en muchos casos tiene el mismo valor económico que los cuadros replicados en masa que se venden en las tiendas de decoración “el trabajo del artista además es de valor agregado dependiendo de las sumas del artista”.

En ese sentido, aseguró que actualmente si bien, no hay un público comprador de arte sí ha surgido una inquietud por ello, sobre todo en aquellas personas menores de 40 años los cuales se están acercando cada vez más a las pocas galerías que existen.

The Author

Carlos Olvera Zurita

Carlos Olvera Zurita

Nada, sólo 28 años de vida. Reportero en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!