Sociedad y Justicia

Derribarán casi 16 mil árboles para construir mina de Grupo Frisco

  • La Semarnat autorizó cambio de uso de suelo para el recinto minero El Porvenir
  • El sitio es habitado por 21 especies en peligro de extinción, entre ellas el águila real

 

El 17 de agosto, la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) autorizó a la minera Real de Ángeles, perteneciente al Grupo Frisco -propiedad de Frisco- la ampliación del recinto minero El Porvenir en los municipios de Asientos y Tepezalá.

Por escrito, la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental dio luz verde al cambio de uso de suelo de 158.74 hectáreas de terreno forestal, habitado por 49 especies vegetales distintas. El proyecto prevé la remoción de 15 mil 748 árboles; así como 190 mil 57 cactáceas, un millón 776 mil 742 arbustos y 103 millones 942 mil 766 hierbas diversas.



De acuerdo con el manifiesto de impacto ambiental, existen cuatro tipos de vegetación en el área de interés: matorral desértico, micrófilo, mezquite y encino, pertenecientes a 19 familias: Anacardiaceae, Asparagaceae, Asteraceae, Cactaceae, Dryopteridaceae. Euphorbiaceae, Fabaceae, Fagaceae, Lamiaceae, Poaceae, Pteridaceae, Rosaceae, Salicaceae, Sapindaceae y Verbenaceae.

Cabe mencionar que la remoción total o parcial de vegetación forestal en terrenos no contemplados en el presente resolutivo, constituye una infracción a la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable y un delito ambiental de orden federal.

“La remoción de la vegetación deberá realizarse por medios mecánicos (motosierra) y manual (hachas y machete) y no se deberán utilizar sustancias químicas y fuego para tal fin. Deberá realizarse de forma gradual y direccional para evitar daños a la vegetación aledaña a las áreas del proyecto y permitir el libre desplazamiento de la fauna silvestre”, se lee en el documento.

Se tiene identificada la presencia de once especies de anfibios, 32 de reptiles, 53 de aves y 72 de mamíferos, de las cuales 21 se encuentran protegidas por la Norma Oficial Mexicana (NOM) 059-SEMARNAT-2010 para especies en peligro de extinción, entre ellas el águila real (Aquila chrysaetos). Por esta razón, el promovente no podrá realizar actividades a una distancia de 400 metros del cerro de Altamira, zona en que se tienen identificados cinco nidos de esta ave.

También tiene prohibido realizar actividades de compra, venta, captura, colecta, comercialización, tráfico o caza de flora y fauna silvestre presentes en el área del proyecto o sus inmediaciones.

Además deberá implementar programas de rescate de flora y fauna y su reubicación en una superficie aledaña de 205 hectáreas, de reforestación en una superficie no menor a la impactada, de restauración de suelos y de manejo de residuos mineros peligrosos.

La autorización otorgada por Semarnat tendrá una vigencia de 25 años. El recinto minero proyecta explotar cuatro mil toneladas diarias de plomo, zinc y cobre y la inversión inicial que se presupuesta es de 280 millones de pesos.

The Author

Hilda Hermosillo

Hilda Hermosillo

Periodista en ciernes. Contestataria y suspicaz por naturaleza, un tanto caprichosa, algo distraída, siempre aprendo de todo, vivo a pleno cada centésima de segundo y no podría vivir sin música. Equidad de género. Medio Ambiente. Derechos humanos. Justicia. Política y elecciones.

3 Comments

  1. nite
    28/08/2016 at 21:29 — Responder

    Y los del verde como siempre recibiendo su chuleta……..
    Ya recorde estan en el circo protestando por el maltrato a peppa pig

  2. Ale
    29/08/2016 at 16:50 — Responder

    Y de esos 280 millones, ¿cuántos veremos los hudricalidos? ¿Cuántos serán en pro de reubicar y asegurar la sobrevivencia de las especies en extinción? ¿Cuántos para los lugareños afectados?

    ¿QUÉ PRECIO SE LE ESTÁ ASIGNANDO AL COSTO DEL DAÑO GENERADO POR SUS MILLONES?

  3. Gabriel Furlong
    06/09/2016 at 09:22 — Responder

    Vía impuestos por recaudar lo que genera una inversión minera, mucho mas de lo que reciben ahora

¡Participa!