Opinión

Medición de los ingresos en Aguascalientes / El apunte

 

Aguascalientes no ha mejorado sus ingresos por la vía de los salarios, dado que hasta diciembre del 2015, según el último Salario de Cotización al IMSS por Entidad Federativa, estábamos en el lugar 18, con 254.71 pesos diarios o el equivalente a  un 15% abajo del promedio nacional de 292.05. Todo nos hace suponer que el Inegi, con el módulo de Condiciones Socioeconómicas en México, detectaron una gran cantidad de ingresos en materia de transferencias como remesas y subsidios en noviembre pasado, cuando se aplicó el MCS.

Según Inegi, el  Módulo reporta que, del total de ingresos de los hogares, el 67.1% provino de ingresos del trabajo, el 14.8% de transferencias; el 10.9% de la estimación del alquiler de la vivienda, el 7.1% de la renta de la propiedad y el 0.1% restante, de otros ingresos corrientes. Lo que hace suponer que el 15% de ingreso menor en Aguascalientes por la vía de los salarios terminó siendo compensado por las familias con el 15% de las transferencias y con ello ubicarse entre los cuatro primeros lugares entre los estados en materia de ingresos; aunque habría que partir de que los demás estados, en mayor o menor medida también las tienen.

Al estado de Aguascalientes lo ubican en 4 lugar nacional con 59 mil 434 pesos trimestrales por hogar, lo que resulta en 20 mil pesos mensuales; lo ganan los dos últimos deciles (los de mayores ingresos IX y X) y entre los de menores ingresos tienes que sumar a los primeros cuatro o al 40% de las familias para alcanzar los famosos 20 mil. Las clases medias de Aguascalientes (deciles V y VI) más bien se encuentran con ingresos trimestrales similares a los de poblaciones asentadas en  Guerrero (27 mil 584), Oaxaca (28 mil 715), Chiapas (29 mil 648) y Veracruz (31 mil 328). Además, entre deciles, es diez veces más grande la brecha que entre los estados.

Por el lado de fomentar una buena distribución del ingreso, tenemos que Aguascalientes se ubica, luego de Sinaloa,  como  segundo lugar nacional en polarización del ingreso, calculado a partir de dividir el ingreso del decil de mayores rentas, que gana cerca de 70 mil pesos (el año anterior sólo 55 mil);   entre el decil de menores rentas, que alcanzó los 2 mil 726 (antes 2 mil 450).  En lo nacional, logró ubicarse en 20 a uno pero en Aguascalientes subió a 25 por uno. El índice de Gini aguascalentense es de los más altos y nadie puede garantizar la gobernabilidad de un estado o nación donde la distribución del ingreso sea tan polarizada.

INEGI: VECES QUE MULTIPLICA EL DECIL DE MAYORES RENTAS EL INGRESO DEL DECIL DE MENORES RENTAS POR ENTIDAD AGOSTO-NOVIEMBRE DE 2015

ESTADO DISTRIBUCIÓN DEL INGRESO
SINALOA 27.64
AGUASCALIENTES 25.59
CHIHUAHUA 22.78
YUCATÁN 21.99
QUERÉTARO 20.72
HIDALGO 20.50
BAJA CALIFORNIA SUR 20.41
DISTRITO FEDERAL 20.17
SONORA 20.10
NUEVO LEÓN 19.82
NACIONAL 19.77
MICHOACÁN DE OCAMPO 19.50
CAMPECHE 19.48
CHIAPAS 19.41
OAXACA 19.15
DURANGO 19.041
TAMAULIPAS 19.015
COLIMA 18.70
MORELOS 18.48
JALISCO 18.41
NAYARIT 18.40
COAHUILA DE ZARAGOZA 18.30
MÉXICO 18.07
SAN LUIS POTOSÍ 17.87
BAJA CALIFORNIA 17.77
GUANAJUATO 17.49
TABASCO 17.47
GUERRERO 17.21
PUEBLA 17.20
ZACATECAS 16.96
QUINTANA ROO 16.61
VERACRUZ DE IGNACIO DE LA LLAVE 16.58
TLAXCALA 15.95

De las transferencias tales como remesas, se sabe que Aguascalientes recibe un millón de dólares diarios que se distribuye, dada la remesa estándar,  a razón de 300 dólares mensuales por familia. Pero lo que el estado distribuye del recurso público, por concepto de programas sociales es  cada vez menos  consultable.

Hay que agregar las transferencias que, a través de programas federales, estatales y municipales, entre otros, reciben padrones de beneficiarios que en general deben pertenecer a los deciles de menores ingresos y que por alguna estrategia ideada por los encuestadores pudieron conocerse y asentarse  en los registros del INEGI. Lo que no pasó con los deciles de mayores ingresos acortando la brecha entre ellos de manera artificial.

Los padrones de beneficiarios encontrados en la última evaluación, contienen menor información en comparación con años anteriores, ya que sólo algunos muestran información del tipo de apoyo o de la cantidad en transferencia monetaria. Además, en ningún padrón de beneficiarios se encontró alguna clave de identificación para cada beneficiario que no cambie en el tiempo o información acerca del área responsable de integrar el padrón.

Si bien la entidad difunde información de sus programas de desarrollo social, se encontró que se difunde menos información que en los años anteriores. Para la mayoría de los programas se presenta evidencia del objetivo del programa y la lista de sus beneficiarios; muy pocos programas difunden la institución responsable, la población objetivo, los apoyos entregados y los criterios de elegibilidad.

Es importante incrementar el número de padrones de beneficiarios, para que cada programa de desarrollo social cuente con uno. Además, los padrones deben incluir más información de los beneficiarios con el propósito de mantener informada a la ciudadanía sobre los programas que operan en la entidad y los apoyos otorgados. Sería recomendable que el estado trabaje en la creación de un padrón único de beneficiarios para identificar complementariedad o duplicidad de los apoyos.

La nueva metodología puso a la población de Aguascalientes entre aquellas que cuentan con mayores ingresos.

Las autoridades del estado se cuelgan la medalla del ingreso, cuando no cuentan con un portal que presente de manera organizada y esquematizada los diversos programas sociales que operan; en su lugar, cada portal de las Secretarías de la Administración Pública Estatal lo hace por separado, lo que dificulta la búsqueda de información para el ciudadano. Recordemos que sólo un 20% de los hogares obtiene el ingreso mensual promedio; el 80% está debajo de él  y para alcanzarlo se requieren sumar los ingresos de los cuatro deciles iniciales.

The Author

Eugenio Herrera Nuño

Eugenio Herrera Nuño

1 Comment

  1. José Chavira Carrasco
    02/08/2016 at 19:56 — Responder

    Y quien va a creer tanta mentira.
    Ja ja ja ja ja ja.

¡Participa!