Tercer concierto. Tercera temporada 2016 / Orquesta Sinfónica de Aguascalientes - LJA Aguascalientes
23/04/2024

Me gustó mucho, la verdad sí me gustó, me parece que el maestro Anthony Tamayo hizo una muy buena interpretación del segundo de Rachmaninov, estoy seguro de que él también así lo sintió, muestra de ello fue el atrevido encore que nos obsequió, aunque no como comentaba mi vecino de butaca, que emocionado se alisaba el cabello y decía no haber escuchado jamás una mejor ejecución del concierto en cuestión, bueno, yo lo vi discretamente de reojo y comentaba con su acompañante que le parecía una genialidad. Ya mencioné que para tu servidor sí fue una gran ejecución, sin duda lo fue, nada que reprocharle desde el punto de vista técnico,  pero a decir verdad, no es el mejor segundo de Rachmaninov que he escuchado, de esas versiones de una obra que se te quedan grabadas en la memoria, recuerdo especialmente dos, una con la maestra Guadalupe Parrondo, y otra con el maestro Ritter, aunque claro, insisto, esta no demeritó en nada, pero lo más importante, que en gustos se rompen géneros.

El tercer concierto de temporada inició con la obertura Las avispas del compositor inglés Ralph Vaughn Williams, un compositor que le gusta mucho al maestro Revuelta y suele hacer grandes trabajos cuando en su atril está una obra de este británico, bueno, excepto aquella Sea Symphony, la primera de Williams, que cuando se ejecutó en Aguascalientes sucedió uno de los peores desastres que se han registrado en algún concierto, aunque no exactamente por responsabilidad de la Sinfónica, digamos que se involucraron y confluyeron factores que hicieron de esa noche algo lamentable, pero dejemos de recordar cosas tristes, después de Las avispas, escuchamos la obra que seguramente fue la que metió tanta gente al tercer concierto de temporada, el Concierto para piano y orquesta No. 2 en do menor, Op. 18 de Sergei Rachmaninov, con el maestro Anthony Tamayo en el instrumento solista. Después del intermedio, escuchamos dos obras más, tres piezas de Gayane de Aram Khachaturian y siete piezas de Aladino, Op. 34 de Carl Nielsen, basado, por supuesto, en este pasaje de origen sirio y que se recopiló en el Siglo XVIII en la colección de Las Mil y una noches, el concierto, como ya lo he comentado, lo dirigió el maestro Román Revueltas, director titular de la Orquesta Sinfónica de Aguascalientes.

Ya comenté que el trabajo del maestro Tamayo fue de un nivel muy alto, técnicamente irreprochable, de hecho, no hay otra forma de tocar a Rachmaninov, sin embargo debo decir que me sorprendió mucho más con su encore de Maurice Ravel. Lo molesto, y entiendo que esto es algo difícil de quitar es que algún sector del público que seguramente no frecuenta mucho los conciertos de la Sinfónica, esto todavía es más lamentable, aplaude al terminar un movimiento, sucedió al terminar el primero de las tres que forman el concierto de Rachmaninov y después, más discretamente con Khachaturian, rompe con la fluidez natural de la obra y, no sé, es como una cubeta de agua fría después de una reconfortante ducha con agua tibia, pero sucede en todos lados, el domingo pasado estaba viendo el concierto por televisión con la Sinfónica de Minería en la Sala Netzahualcóyotl de la UNAM y un sector del público aplaudió en donde no debía, en fin, pero ha mejorado poco a poco, no hay que desesperarse, resulta peor el remedio con los molestos SSHHH!!!, como sea, todo debe ser en beneficio de disfrutar dignamente de una buena audición.

La danza del sable, Canción de cuna y Danza de las muchachas de rosa fueron las tres partes del ballet Gayanéh de Aram Khachaturian, de Aladino de Carl Nielsen, escuchamos Oriental festival march, Aladin’s dream / dance of the morning mist, Hindu dance, Chinese dance, The market place in Isphahan (una de las mejores, sin duda), Dance of the prsioners, y finalmente Negro dance, en ambos casos, con el armenio Khachaturian y con el danés Nielsen, el maestro Revueltas nos ofreció un gran trabajo, al que si somos sinceros, ya estamos acostumbrados.

Para la próxima semana, en el cuarto concierto de temporada tenemos, sin duda, uno de los programas  más atractivos, de hecho, rompe con la estructura normal de un concierto, omitiendo la obertura al inicio, para quedarnos sólo con el concierto y la sinfonía, iniciamos con Concierto para violín en Re mayor, OP. 35 de Tchaikovski con el maestro Edgardo Carone Sheptak, quien estará oficiando como solista al violín. En la segunda parte del concierto escucharemos la Sinfonía No.11 en sol menor, op. 103 de Dmitri Shostakovich. El director para este concierto es el maestro Iván López Reynoso.

La cita con su majestad la música es a las 21:00 horas del viernes 2 de septiembre en el Teatro Aguascalientes, la casa de nuestra Orquesta Sinfónica, por ahí nos veremos si Dios no dispone lo contrario.

[email protected]


Show Full Content
Previous Lo que nos enseñan los Acuerdos de Paz en Colombia
Next Se pondrán en marcha programas de atención al adulto mayor
Close

NEXT STORY

Close

Veolia busca quedarse 5 años más prestando el servicio de Agua potable

18/04/2023
Close