Opinión

Concierto 5. Tercera temporada / Orquesta Sinfónica de Aguascalientes

La verdad, me gustó mucho, de hecho puedo decirte que me encantó el trabajo del maestro Vladimir Sagaydo, director huésped para este quinto concierto de temporada de la Orquesta Sinfónica de Aguascalientes, un trabajo de alto nivel, lo que sucede es que después de lo que vimos la semana pasada con el maestro Iván López Reynoso, ya todo lo demás resulta aceptable, pero no nos sorprende, y discúlpame, amigo melómano, que dedique unas cuantas líneas a este aspecto; y es que la verdad, el maestro López Reynoso nos hizo entender de qué está hecha nuestra Sinfónica, puede haber un muy buen director en el podio, pero si no hay respuesta de los músicos, el trabajo no luce, no se dan los resultados, pero como te comento, aquí pudimos ver las verdaderas posibilidades de nuestra orquesta, y la verdad, créemelo, no tiene límites. El director de la semana pasada llevó a la OSA hasta las últimas consecuencias, y la verdad es que la los músicos no se inhibieron ante la grandeza del programa, del solista y evidentemente, del director, una respuesta puntual que debemos reconocer, sin duda, de verdad, tenemos una gran orquesta. Lo menciono porque ese muy buen sabor de boca que nos dejó el huésped del programa anterior sigue vigente afortunadamente, un concierto dirigido con tal maestría no se puede olvidar de una semana a otra, así que me he permitido iniciar mis comentarios de este concierto recordando, sin afán de comparar, el trabajo del maestro Iván López Reynoso.

El director huésped para este quinto concierto, como ya lo he mencionado líneas arriba, es el maestro Vladimir Sagaydo, es originario de la legendaria ciudad de San Petersburgo, aunque cuando él nació todavía llevaba el nombre de Leningrado, es decir, en los tiempos de la Unión Soviética, como sabemos, más tarde la ciudad recuperó su nombre original.

El programa que le tocó dirigir al maestro Sagaydo resultó ser muy equilibrado y bien diseñado, lo era desde que lo vimos en el papel, pero la experiencia auditiva confirmó lo que ya suponíamos. El concierto inició con la obra Encuentros del compositor mexicano Samuel Zyman, uno de los más importantes en la actualidad. Después de esta breve partitura de Zyman, disfrutamos de una excelsa ejecución del Concierto para piano y orquesta No. 2, en fa menor, OP. 21 de Friedrich Chopin, con la participación solista de Daniela Liebman. Después del intermedio escuchamos una obra que muy probablemente nadie, o muy pocos en el Teatro Aguascalientes, tenían alguna referencia, la Sinfonía No. 1 en sol menor de Vassil Kalinnikov.

Yo creo, de hecho me atrevo a asegurarlo, que la mayor parte del numeroso público que asistió a este concierto, fueron convocados por la magia pianística de la pequeña Daniela Liebman, la vimos tocar en Aguascalientes con nuestra Sinfónica en el 2011, si no me equivoco, y si me equivoco, tú me corriges, en ese tiempo ella tenía apenas 9 años, durante la rueda de prensa previa al concierto, ella se la pasó jugando en el vestíbulo del Teatro Aguascalientes, exactamente como lo que era, una niña, eso me hizo tener algunas dudas respecto a su manera de abordar el concierto de Mozart que le fue encomendado, pero mis dudas pronto desaparecieron, esa niña juguetona se transformó en toda una profesional en cuanto se sentó en el piano y empezó a ejecutar el concierto de Mozart.

Ahora, con 14 años, una adolescente ya, se presentó en el escenario del Teatro Aguascalientes para ofrecernos una soberbia versión del segundo concierto para piano de Chopin, en cuanto apareció en el escenario, el público expresó su entusiasmo con fuertes aplausos que se multiplicaron y se mezclaron con sonoros bravos una vez que terminó su ejecución de esta joya del piano romántico. El concierto está estructurado en tres movimientos como la mayor parte de las obras concertantes, y de acuerdo a la estructura clásica del concierto, nos encontramos con un movimiento lento en medio de dos rápidos, en este caso: Maestoso, Larghetto y Allegro vivace. Como en aquel 2011, Daniela Liebman volvió a sorprender a propios y extraños con su muy decoroso tratamiento de la gran música de concierto, concretamente con el polaco Chopin. Sin duda alguna, la invitación a solistas como esta pequeña cumple cabalmente con el objetivo de apoyar y difundir el trabajo de jóvenes talentos mexicanos, muy pocas orquestas en México, no sé, de hecho si la OSA sea la única que lo hace, programa una temporada al año con el fin de brindar espacios a la juventud talentosa que sin duda, tiene mucho que ofrecer.

En la segunda parte de  este programa, disfrutamos de la Sinfonía No.1 en sol menor de Vassil Kalinnikov, insisto que muy pocas referencias podríamos tener de esta obra, aunque en realidad se suele utilizar para comerciales, documentales o audiovisuales, de cualquier manera, es una obra cuyas melodías son muy fáciles de escuchar y de retener, exige de una orquestación robusta y el maestro Sagaydo, finalmente ruso, ha hecho una interpretación de un muy alto nivel que disfrutamos al máximo.

Para la próxima semana, la Orquesta Sinfónica de Aguascalientes presenta su noche mexicana, por esta ocasión el concierto será el jueves 15 de septiembre a las 21:00 horas con la presentación del tenor Rafael Jorge Negrete, el mariachi Imperial Azteca y la dirección del maestro Juan Tucán Franco, que también dirigió la noche mexicana del año pasado., el escenario será, por supuesto, el Teatro Aguascalientes, la casa de nuestra orquesta sinfónica, por ahí nos veremos si Dios no dispone lo contrario. Hasta entonces.

rodolfo_popoca@hotmail.com

 

The Author

Rodolfo Popoca Perches

Rodolfo Popoca Perches

No Comment

¡Participa!