Opinión

¿Funestas consecuencias? / Desde Aguascalientes

La semana pasada estuvo, desde el miércoles, a raíz de la visita del candidato a la presidencia de los Estados Unidos Donald Trump, llena de comentarios de todo tipo. La mayoría negativos, pues los antecedentes de este señor, en cuanto a sus comentarios referentes a los mexicanos, de una manera ofensiva, hace que todos nos sintamos agraviados, e inclusive durante su visita todos los miembros de los partidos de oposición vieron la oportunidad no de rechazar a este personaje, sino de atacar a la actual administración por haberlo invitado y por recibirlo el presidente de la República.

Pero la visita de Trump no fue fortuita, pues obedeció a una invitación que se hizo a los dos candidatos a la presidencia, y creo que lo que no previeron fue que aceptara de inmediato la invitación y se apersonara en Los Pinos. Esto fue algo, creo, no calculado y al recibirlo el presidente Enrique Peña le permite utilizar esta reunión para su campaña, aunque horas después en una reunión en Arizona volvió a la carga con los indocumentados que viven en los Estados Unidos, dando información de casos criminales  en los que algunos hispanos se vieron involucrados y detenidos, y tratando de generalizar para con todos los nuestros, que lo que hacen es trabajar, y muy duro, para solucionar su situación económica.

Lo mejor que le podría pasar a la administración del presidente Enrique Peña sería que Hillary Clinton aceptara la invitación y viniera al país, lo que se ve muy difícil; ya emitió un comunicado en el que dijo que una visita de horas no borra un año de insultos, por lo que se ve difícil que acepte la invitación. Por lo pronto el daño de la visita de Trump ya está hecho, y ahora con el paso de los días veremos qué saldo dejó.

Algunos más radicales en sus comentarios han llegado a decir que fue una estupidez el hacerlo, pero creo que si se quería que viniera Hillary Clinton se tenía que invitar a los dos o bien no hacerlo a ninguno. Otros ven las invitación como una injerencia de México en el proceso electoral norteamericano, y que deberíamos de haber permanecido respetuosos del mismo.

Creo que esta visita fue sorpresiva, pues el que menos se pensaba que aceptaría la invitación fue el que vino. Probablemente porque anda buscando eventos que lo reposicionen, pues las encuestas lo marcan por abajo de su competidora.

Viendo las reacciones de Trump en la conferencia de prensa posterior a la reunión con el presidente Peña Nieto, y sus comentarios posteriores en Twitter, nos damos cuenta que su xenofobia es auténtica, y que si llega a presidente de los Estados Unidos hará todo lo posible por lastimar a México, y la persecución será peor que la que Obama ha desarrollado contra los hispanos, sin duda será una constante.

Por lo pronto no nos queda más que hacer votos porque sea Hillary Clinton la próxima presidenta en los Estados Unidos, para que cuando menos nos vaya menos mal. 

Las consecuencias están por verse, pero se ven muy oscuras.

 

The Author

Felipe González González

Felipe González González

1 Comment

  1. dominic gutierrez
    24/08/2017 at 11:25 — Responder

    hola buen dia mi nombre es Dominic y quisiera saber si podria ayudarme con mi tarea ya que la tengo q entregar mañana a mas tardar a las 7 pm espero y m pueda ayudar ya que tengo q hablar de usted, de lo que realizo durante su mandato como gobernador de aguascalientes gracias !!!

¡Participa!