A la sociedad de Aguascalientes - LJA Aguascalientes
19/05/2024

Los que suscribimos, académicos de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, nos manifestamos categóricamente en contra de los discursos de odio y discriminación que, disfrazados de preocupación por una familia que sin fundamento científico se denomina arbitraria y excluyentemente “natural”, se han venido articulando tanto en Aguascalientes como en el resto del país, a través de marchas, publicidad y mensajes en medios de comunicación, pero principalmente mediante la intervención de la jerarquía católica, desconociendo al Estado laico que por Ley debiera prevalecer en nuestro país.

Nos preocupan sobremanera estas afrentas dirigidas a un sector de ciudadanos, dado que dañan gravemente al tejido social de nuestra entidad, la cual requiere de la promoción firme y comprometida de los derechos humanos para todos los ciudadanos sin excepción alguna.

Al menos una persona LGBTI es asesinada en México cada semana, debido a su orientación sexual o identidad sexogenérica, sin contar que por cada caso reportado hay tres o cuatro más que no se denuncian; en tanto que las y los jóvenes LGBTI tienen una probabilidad cuatro veces mayor de cometer suicidio, debido al rechazo.

La iniciativa que promueve la Legalización Federal del matrimonio igualitario y la adopción para parejas del mismo sexo, se encuentra avalada por la Jurisprudencia emitida por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). El sustento legal y de principio que otorga derechos iguales a los ciudadanos, independientemente de su orientación sexual, se encuentra en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, así como en los artículos 1 y 3 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que prohíben la discriminación y especifican que la educación debe fomentar el respeto a los derechos humanos de todos.

En el contexto global, México ha firmado acuerdos internacionales que comprometen al Estado a hacer cumplir la igualdad, los derechos y el respeto a las poblaciones LGBTI, como “Los Principios de Yogyakarta”, entre otros avalados en el seno de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Apelamos al conocimiento científico y al sentido humanista que nos caracteriza como académicos, a fin de que en Aguascalientes prevalezca la razón, la equidad y el respeto hacia la diversidad en todas sus formas y manifestaciones, al ser nuestra Constitución la que la garantiza sin discriminación alguna sea por raza, etnia, credo, ideología u orientación sexual.

Nos oponemos a que prevalezcan los prejuicios derivados de las creencias, por sobre el conocimiento fundamentado en la ciencia, sobre todo en asuntos de estricto orden civil. La campaña proselitista en contra del matrimonio igualitario y la adopción quebranta el principio de laicidad del Estado Mexicano, y significa una afrenta a la inteligencia, criterio y libre pensamiento de toda sociedad que se aprecie madura, democrática y plural.

Por el bienestar de todos, los derechos son para todos.

Responsable de la publicación


Dr. Juan de la Cruz Bobadilla Domínguez

(le siguen más de 40 firmas)


Show Full Content
Previous Periodismo cultural, identidad y voz propia
Next Concluye segunda etapa de construcción de cuartos adicionales

3 thoughts on “A la sociedad de Aguascalientes

  1. Totalmente de acuerdo, como académico y humanista que soy.

  2. Los felicito y acompaño en esta llamada de atención a una sociedad aletargada por un discurso vacío, ajeno y retrógrada.

  3. Mi apoyo total para los derechos de todas la personas sin importar orientación sexual, raza, nivel socioeconómico entre otras. ¡No a la discriminación!¡Sí a los derechos humanos!

Comments are closed.

Close

NEXT STORY

Close

Abyectas lealtades primordiales | Opciones y decisiones por Francisco Javier Chávez Santillán

14/12/2023
Close