Lotería del baladro - LJA Aguascalientes
28/02/2024

Poemas del libro Lotería del baladro con que Luis Flores Romero obtuvo el Premio Nacional de Literatura Joven, Salvador Gallardo Dávalos, edición 2016.

 

El recayente

De modo que decide caminar a la cantina,

convidarse un par de tragos, conversar consigo mismo

(por mucho tiempo se empujó, se puso el pie,

se hablaba sólo para pásame la sal; se dijo:

aquí te dejo, yo me largo; transitó distinto para

no encontrarse nunca, se escondió


bajo las sábanas y descubrió perversamente

que se descubrió). Con seis cervezas

tiene para no caerse mal, aunque se caiga

de borracho. Ya en el suelo, se tropieza y cae

encima de él, y se parece tanto a él

que hasta duda en levantarse: no vaya a confundir

su cuerpo con el suyo.

Las tuberías

Llovió. La luna tuvo poco éxito. Las nueve

de la noche. Los neumáticos de prisa. Los neuróticos

de prisa. Rápidos los transitorios, los de un lado

para otro muchos que transcurren. Hoy la lluvia

nos mojó como si lágrimas. ¿Y quién se hizo

cargo de la luna? Que yo sepa, nadie.

Con tanta luz que existe, qué más da si hay otra

luz altísima. Para acabarla de amolar,

yo recordé la luna sólo cuando vi su círculo en un charco.

Será muy luna y todo, pero un charco fue su espejo.

Sin querer el pie metí en ese charco

y el agua sucia de la luna

me ha mojado el calcetín. Lo exprimiré:

la luna líquida, como una leche desleída,

por las tuberías correrá.

Andén

Las personas iban rápidas, iguales,

como si no tuvieran nombre; yo no tuve nada

que decir y dije dilo, vamos, dilo, míralos tan pocos por

andar entre muchísimos, compréndelos, aprueba sus peinados,

consiente sus corbatas, tolera sus teléfonos, apiádate

de sus hebillas, sus horarios porque, la verdad,

sin sus calcetines y sin desodorante, nada son;

inclúyete a su marcha, vamos, dilo: nada somos;

apúrate con ellos: aguántate lo impuro.

Los volantes

La empajaración del alto azul

allá que siga, que allá siga

el alto vuelo pajaral, el alto canto pájaro

que siga; pero aquí:

el alto, el siga, la quietud, el alto, la quietud,

los cláxones, el siga, el alto, el siga, lo fatídico,

los cláxones, el alto, la grisura tóxica, los cláxones,

el siga, el alto, nada

tiene de ave la avenida, los volantes

nada de volar. Y, mientras en la hora pico

tantas máquinas se atascan, el día está

desmigajándose y los pájaros

una porción del día se llevan en el pico.

Luis Flores Romero

Nació en la Ciudad de México en 1987. Estudió Letras Hispánicas en la UNAM. Ha publicado poesía y ensayo en algunas revistas impresas y electrónicas como La palabra y el hombre, Revista Fundación, Casa del tiempo y Punto de partida. En 2009 ganó el Premio de Poesía Joven Jaime Reyes, que otorga la UACM, con el poemario Gris urbano (publicado en 2013). Becario de la Fundación para las Letras Mexicanas durante los períodos 2010-2011 y 2011-2012. Becario del FONCA en el período 2015-2016. Comparte poesía satírica en la Fan page: Lufloro Panadero. Es también autor de Sonetos ñerobarrocos (publicado en 2016 por Gorrión Editorial). Actualmente es locutor en Radio UNAM, en la serie Resistencia Modulada, donde participa en la sección de literatura.


Show Full Content
Previous Huracán
Next Cuarteto de cuerdas José White / Polifonía universitaria
Close

NEXT STORY

Close

Se deslinda Movimiento Ciudadano de Lorena Martínez

14/04/2016
Close