Opinión

Salarios de hambre / La Fórmula del Café con Leche

En otras ocasiones ya hemos hablado de los bajos salarios que tiene nuestro país y cómo el gobierno aprovecha esta situación, creada por el mismo para ofertar a México como un lugar en donde la mano de obra es la más económica de la región.

Sin embargo, quiero compartirles el dato más reciente del Banco Mundial sobre salarios, divulgado apenas el año pasado en donde revela que nuestro país es el que más bajos salarios paga en toda América Latina.

De esta forma, con una remuneración mensual promediada de 175.5 dólares, esto es, 5.9 dólares diarios, el salario mínimo de los trabajadores mexicanos es el más bajo en esta región del continente, superado con mucho por países como Venezuela o Uruguay, en donde las remuneraciones son más elevadas 704 y 619 dólares por mes, respectivamente, lo que nos da una clara muestra de que en México, el rezago salarial lleva décadas sin que haya una solución de fondo para aumentar las percepciones de la clase trabajadora.

Y como dicen: para muestra un botón y aquí está: Un trabajador en Argentina cuenta con un salario mínimo de mil 184.2 dólares mensuales, cifra que es 570 por ciento más del salario mínimo general en nuestro país, esto, de acuerdo con datos del Banco Mundial, y por cierto, el argentino es el salario más elevado en la región.

En el ámbito global, de acuerdo al índice Doing Business 2016, se ubicó a México en el sitio número 38 en la medición de la facilidad para hacer negocios, y sin duda, un atractivo que los inversionistas no pierden de vista son precisamente los bajos salarios que se pagan y la escasa seguridad social que prevalece, lo que les garantiza de alguna forma que no cargarán con pasivos laborales.

Por cierto que el Inegi señaló, en su último reporte de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) que hay actualmente en el país 14 millones de trabajadores, de los poco más de 50 millones de la PEA, que reciben remuneraciones de un salario mínimo.

Pero ¿cuál es la tendencia del salario en el ámbito mundial?

Resulta que los avances tecnológicos y el establecimiento de pactos de productividad entre empresas y trabajadores ha dado por resultados, entre otros, que en los países desarrollados se incrementen los salarios mínimos en tanto que en países en desarrollo experimentan el mismo fenómeno de estancamiento del poder de compra como lo hay en México.

Los salarios mínimos más elevados están en Noruega y Luxemburgo, con tres mil 840 y tres mil dólares al mes, respectivamente.

En América Latina, Argentina va a la cabeza con mil 182; Venezuela 707.4; Uruguay con 619.7; Brasil con 435.6; Chile con 419; Perú 269.1 y México 175.5 dólares mensuales como salario mínimo vigente.

¿Hasta dónde es válido que las políticas de promoción económica en el exterior promuevan a México como un país con los más bajos salarios?

Sin entrar en terrenos de ética, esta promoción resulta una ventaja, al final de cuentas, y yo creo que no está mal, dado que es una realidad, sin embargo, lo que debe cambiar, y con carácter de urgente, es justamente el nivel de remuneración que hay en el país, porque nadie, en su sano juicio, podrá decir lo contrario respecto de la afirmación inicia de que en México prevalecen los salarios de hambre.

crom_ags@hotmail.com | /CROMAguascalientes

The Author

Jesús Enrique Ramírez Pérez

Jesús Enrique Ramírez Pérez

2 Comments

  1. Juan Gómez
    27/10/2016 at 12:27 — Responder

    El salario mínimo en Venezuela es de US$ 33,33 al mes

  2. José Chavira Carrasco
    27/10/2016 at 17:01 — Responder

    Porque pasa esto en México.
    Muy simple una corrupción total de partidos, empresarios y sindicatos.

¡Participa!