Opinión

Se complica el escenario / Desde Aguascaliente

Durante estos días se estará discutiendo en la Cámara de Diputados el presupuesto de egresos, la utilización del cual será vital para la estabilidad del país; ya aprobaron el presupuesto de ingresos, sacándose de la manga una modificación al precio del petróleo y a la cotización del dólar en 2017, para conseguir un excedente de 51,000 millones de pesos, y tener más que repartir; pareciera que esa es su preocupación y no la estabilidad financiera del país, no se dan cuenta que el problema no es de ingresos, sino de que el gasto no está bien dirigido, y tiene muchas deficiencias; es excesivo y en algunos rubros superfluo, ineficiente y no transparente, y lo más delicado: Que su aplicación no se refleja en el crecimiento del país.

Realmente el problema del país no es la falta de dinero para la inversión, sino que su aplicación no va a la productividad, y su ejercicio nos ha llevado a una deuda pública en niveles peligrosos. Si esto no se arregla en el corto plazo, los capitales comenzarán a salir, sobre todo los de deuda de corto plazo, y las calificadoras nos bajarán la misma. Es el resultado de la ineficiencia en los pronósticos de crecimiento y no analizar correctamente las variables tanto internas como externas. Por otro lado, una de las variables que ha cuidado el Banco de México, es el nivel de inflación, el cual durante la primer quincena de este mes de octubre, se disparó en un 0.49%, haciendo que la variación anual se situara en un 3.09%, la más alta en 18 meses, pues desde abril de 2015, no se veían estos niveles. Habrá que ver el comportamiento en la segunda quincena para poder pronosticar su posible cierre de fin de año. Recordemos que los últimos meses son lo que acusan mayor inflación con el aumento de precios.

Pero tenemos otro problema: La baja producción de Pemex y los apoyos que se le tendrán que dar para que siga operando. El lunes pasado la calificadora Fitch Ratings, advirtió que la empresa podría, por su situación, caer en la insolvencia, y sus pagos de impuestos se encuentran en entredicho. La Asociación Nacional de la Industria Química ha declarado que la baja en la productividad de Pemex, ha hecho que sus refinerías bajen su producción, y se ha generado un desabasto de materias primas para la industria, que los ha dejado en una situación muy delicada.



Por otro lado, el director de la paraestatal ha declarado que las fianzas de la empresa siguen en una situación muy delicada, y que será hasta el año que entra cuando tengan un respiro y buscar un primer piso de estabilidad, buscando terminar de poner al corriente sus pasivos con proveedores, y ver lo de los impuestos a pagar de la empresa.

Por otro lado, el anuncio del FBI, de que se reabre la investigación del correo personal de Hillary Clinton, desestabilizó el tipo de cambio, y en un solo día se depreció el peso en .35 centavos contra el dólar, y las posiciones de muchos inversionistas se movieron hacia el exterior, y los mercados entraron en un estado de nerviosismo. O sea que el escenario se complica una vez más. Con todo y eso… esperemos tener un fin de año más estable.

The Author

Felipe González González

Felipe González González

No Comment

¡Participa!