Álvarez Icaza / Memoria de espejos rotos - LJA Aguascalientes
28/01/2023

You say it’s your birthday, well it’s my birthday too, yeah.

You say it’s your birthday, we’re gonna have a good time.

I’m glad it’s your birthday, happy birthday to you…

Birthday – The Beatles

 

Hace unos meses comentaba en Facebook que se estaba a tiempo para que un perfil ciudadano integrara una base social de cara a la elección presidencial de 2018. En mis fárragos hablaba de Juan Ramón de la Fuente, o de José Woldenberg, como perfiles deseables -con solvente legitimidad y capacidad probada- para llevar a cabo esa grave encomienda. La realidad acaba por ponerle piso a las aspiraciones de uno, y esto es lo que hay. Desde principios de la semana corrió entre algunas columnas y editoriales la especie de que Emilio Álvarez Icaza Longoria se “destaparía” como candidato independiente por la Presidencia de la República para 2018. En su momento no parecía verosímil, ya que tenía grandes posibilidades para reelegirse en la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Sin embargo, esa especie está ahora confirmada, con la invitación a un evento convocado a través de distintas redes sociales, para el próximo domingo 26 de febrero en la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco, cuyo motivo se basa en el repudio a la corrupción de la actual clase política, y que cuenta con el respaldo de diversas organizaciones sociales, de la comunidad artística y cultural, así como de agrupaciones ciudadanas. Ya con la especie confirmada, vale la pena revisar algunas peculiaridades del suceso.

A Emilio Álvarez Icaza se le puede retratar de la siguiente manera: identificado en Los Pinos como uno de los fuertes detractores de EPN; cercano al sector del clero que milita en la Teología de la Liberación, pero alejado de la élite clerical por sus posturas pro abortistas; crítico de AMLO por la toma de Reforma; allegado a destacados representantes de la “Dictadura del Buenpedismo”, como Daniel Jiménez Cacho o Gael García Bernal; señalado por haber capitalizado política y económicamente su posición en la investigación sobre la Noche de Iguala; respaldado por un ala del PRD; y reputado funcionario de Derechos Humanos. Sin embargo, este retrato no se completa sin ciertos detalles.

Álvarez Icaza, durante su encargo como secretario Ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (cargo al que llegó gracias al cabildeo del PRD), colaboró en la operación para que la PGR integrara a un equipo internacional -el famoso Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI)- en las pesquisas sobre la Noche de Iguala y el paradero de los estudiantes de la ENR de Ayotzinapa, desaparecidos en manos de fuerzas públicas y criminales.

Luego de esto, en marzo de 2016, el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la justicia Penal A.C., tramitó una denuncia penal ante la PGR, por el delito de fraude por 3,250,000 dólares, contra Emilio Álvarez Icaza Longoria, entonces secretario Ejecutivo de la CIDH, ya que “El monto del fraude corresponde al dinero que el gobierno mexicano ha entregado a la CIDH para cubrir los gastos del GIEI, (para ayudar) en la localización de los 43 alumnos de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa… y en general la aclaración de los hechos criminales acaecidos en Iguala, Guerrero”, según declaró a la prensa José Antonio Ortega, uno de los promoventes de la denuncia. Un mes después, en abril, la PGR archivó la denuncia contra Álvarez Icaza por presunto fraude, bajo el argumento de que no se cumplieron los requisitos para que fuera procedente, por lo que se determinó declarar el No Ejercicio de la Acción Penal. Al final de su encargo en la CIDH, Álvarez Icaza declaró en medios que -para él, de acuerdo a la información a la que pudo tener acceso- la Noche de Iguala sí fue un crimen de Estado.


Sobre la participación de Emilio en el GIEI de la CIDH, la activista Isabel Miranda Wallace se declaró detractora de Álvarez Icaza, y en general del GIEI, ya que “El tema por el que yo pedí que los expertos dejaran el caso, fue no por los expertos, sino el manipuleo político que ha tenido Álvarez Icaza y lo sesgado que están siendo las opiniones y las investigaciones. Por eso hay reglas que marcan que no debe haber conflicto de interés. Él viola el derecho de abstenerse por ser connacional, no puede conocer de casos, otros mexicanos se ha excusado por ser mexicanos. Emilio le está dando un uso político a su cargo”. Señalamiento que no cundió ni en la prensa ni en el ánimo de Álvarez Icaza.

Paralelamente, a inicios de 2016, se conformó un movimiento de origen perredista: la Iniciativa Galileos, integrada en la Ciudad de México, por Álvarez Icaza, Mauricio Merino, Víctor Trujillo (Brozo), y gente relacionada al PRD (de la corriente Nueva Izquierda), así como ciudadanos no militantes. En su página de Facebook afirman que “Buscamos la construcción de un Frente Amplio Opositor al sistema político establecido y, sobretodo, a las deleznables prácticas encarnada en el partido hegemónico, el PRI”. Llamó la atención que, en su evento de apertura, se presentaron figuras como Guadalupe Acosta Naranjo (uno de los principales impulsores de Galileos), y los invitados especiales Manuel Clouthier y Javier Corral. Para redondear el retrato del movimiento, la bienvenida estuvo a cargo del líder de la corriente Izquierda Democrática Nacional (IDN) del PRD, René Bejarano. En algunos medios se calificó a esta corriente como el ala “aliancista” del PRD para 2018.

Pero los operadores y los tentáculos del movimiento siguieron en expansión. Luego de posicionarse fuertemente en el ámbito nacional, gracias a su participación en la CIDH, el 22 de octubre del año pasado se llevó a cabo el Encuentro Nacional por la Justicia, la Paz, la Democracia y la Soberanía, en el que se reunieron varios líderes de lo que podemos llamar “la izquierda mexicana”. Ahí, Álvarez Icaza criticó duramente el papel de esta izquierda y les urgió a dejar atrás divisionismos y crear un solo frente. En este evento declaró que “La pinche izquierda (está) peleándose en su mundito y sus miserias”, lo que -al parecer- caló en el ánimo de destacados militantes, particularmente del PRD.

Unos meses después, Emilio Álvarez Icaza integró el movimiento “Llamado por México”. Una de las cabezas visibles de este movimiento es Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, al que además se sumaron los actores Sophie Alexander Katz, Gael García Bernal, y Daniel Jiménez Cacho, así como militantes partidistas de cierta importancia: del PRD Alejandro Encinas, Miguel Barbosa, Alejandra Barrales; Dante Delgado de Movimiento Ciudadano; además de otros perfiles no afiliados cuya presencia permite dibujar el cuerpo del movimiento: Porfirio Muñoz Ledo, Pedro Kumamoto, Alberto Patishtán, Lydia Cacho, y el ministro de culto Alejandro Solalinde. Este movimiento se agrupó con varios motivos aparentes; entre éstos, formar mesas de reflexión en torno a los 100 años de la Constitución, y el rechazo a las políticas de Donald Trump, así como amalgamar un movimiento que ofreciera una plataforma política ciudadana para 2018.

El 8 de febrero allanaron las oficinas de Álvarez Icaza en la CDMX, sin que aparentemente se haya sustraído nada, sólo destrozos materiales, en un caso que recuerda la violación a las oficinas de Carmen Aristegui. El mismo Álvarez Icaza adjudicó el allanamiento como un acto intimidatorio contra los defensores de los Derechos Humanos. Llama la atención que su destape se dé en un momento tan próximo al allanamiento.

No es un secreto que la dupla Carlos-Raúl Salinas de Gortari promovieron la creación del Partido del Trabajo como una astuta manera para debilitar las amplias posibilidades que tenía Cuauhtémoc Cárdenas de ganar la presidencia en 1994. A tales efectos, el clan Carlingas apoyó ese año la candidatura de Cecilia Soto González, por el cuestionable PT, con lo que logró su cometido de debilitar a la izquierda cohesionada en torno al PRD. A más de 20 años después, en un momento en el que AMLO (quien cometió parricidio político contra Cárdenas) se perfilaba como la competencia más poderosa para 2018, surge este frente cercano a lo que podríamos llamar “la izquierda mexicana”. En un pronóstico tempranero, la elección del año entrante tendrá una división de izquierdas: por un lado, la mesiánica populista de MORENAMLO, y por otro la izquierda de buenpedismo chic. Ambas fuerzas intentan afanosamente aglutinar más movimientos sociales en un contexto de hartazgo e incredulidad hacia la clase política. Se vienen meses interesantes para el análisis de lo público.

Como colofón, y para redondear el retrato de Emilio Álvarez Icaza, podemos añadir que ha colaborado como columnista en la prensa escrita, actualmente en el periódico El Universal, de donde se extrae esta semblanza: “Es defensor de derechos humanos, sociólogo (UNAM) y maestro en Ciencias Sociales (Flacso-México). Fue secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, consejero del Instituto Electoral del Distrito Federal y director del Centro Nacional de Comunicación Social y cofundador Alianza Cívica, A.C. Ha recibido más de cincuenta reconocimientos nacionales e internacionales, ha dictado más de trescientas conferencias en México, Estados Unidos, Europa y Latinoamérica; ha sido docente de posgrado en el Centro de Investigación y Docencia en Humanidades del Estado de Morelos (CIDHEM); de licenciatura y posgrado en la UNAM, en la Universidad Iberoamericana, en la Universidad Autónoma de Tlaxcala y en el Centro de Estudios para el Desarrollo Rural (CESDER) en la Sierra Norte de Puebla”.

 

Avisos Parroquiales:

1.- El día de mañana, viernes 24 de febrero, daré una charla titulada Resonancia de Arquetipos, en la que ensayaré ideas sobre los arquetipos de Jung y los Arcanos del Tarot, junto al mito de El Viaje del Héroe, dentro de la novela Pedro Páramo, de Juan Rulfo, dentro de una serie de eventos relativos que están promoviendo el Instituto Cultural de Aguascalientes, y el Instituto Municipal Aguascalentense para la Cultura, gracias a los esfuerzos de Jildardo Romero. Si quiere asistir, la cita es mañana viernes a las 19:00 horas, en el Pabellón Antonio Acevedo, de la Biblioteca Enrique Fernández Ledezma, ubicada junto a la Casa de la Cultura Víctor Sandoval, del lado del Callejón del Codo.

2.- La canción epígrafe de esta emisión número 52 de Memoria de Espejos Rotos se debe a que la columna cumple un año emitiéndose semana a semana. Agradezco enormemente el espacio que -sin cortapisas y con entera libertad editorial- me ha prestado La Jornada Aguascalientes, agradecimiento particular a Edilberto Aldán, a Tania Magallanes, a todo el equipo de Redacción y Diseño del diario, a la distribución del impreso y a la promoción en digital; pero -sobre todo- a quienes regalan su tiempo de lectura y sus valiosos comentarios a las cosas que aquí se escriben. Infinitas gracias.
[email protected] | @_alan_santacruz | /alan.santacruz.9


Show Full Content
Previous Identidad perpetua / De imágenes y textos
Next El sueño de las minorías / Piel Curtida

1 thought on “Álvarez Icaza / Memoria de espejos rotos

  1. da la casualidad que en el vídeo de icaza, el que mejor parado queda, es el peje, se me hace mucha consciencia, ¿porque sera?

Comments are closed.

Close

NEXT STORY

Close

Porque necesitamos de la ciencia, la ciencia nos necesita / Disenso

24/04/2017
Close