Cultura

Alzan la voz Academias en la Marcha por la Ciencia

 

 

  • Ahora la ciencia, la innovación y la tecnología son los elementos que impulsan a las economías en el mundo
  • Hay dos aspectos desde la investigación que preocupan: La reducción de los apoyos del Conacyt a la investigación básica y la situación de las becas

 



En el Día Internacional de la Tierra, en más de 600 ciudades del mundo se lleva a cabo la Marcha por la Ciencia, para destacar la importancia de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación (CTI) en el desarrollo de las naciones. Las manifestaciones incluyen marchas, actividades científicas y conferencias de prensa como la organizada por la Academia Mexicana de Ciencias, la Academia de Ingeniería y la Academia Nacional de Medicina de México que se llevó a cabo en el Palacio de Minería de la Ciudad de México.

El presidente de la Academia de Ingeniería, Jaime Parada Ávila dio la bienvenida al encuentro al que asistieron integrantes del sector académico y científico del país, y representantes de los medios de comunicación, y resaltó que los avances en ciencia, tecnología e innovación son determinantes “para impulsar la economía y la sociedad del conocimiento”.

Durante su participación, el presidente de la Academia Mexicana de Ciencias, Jaime Urrutia Fucugauchi, explicó que los orígenes de la marcha fueron en Estados Unidos, como una manifestación frente a algunas políticas de su gobierno y se transformó en pocas semanas en un evento global más incluyente.

 

La importancia es que “ahora la ciencia, la innovación y la tecnología son los elementos que impulsan a las economías en el mundo. Estamos en el paso de las economías de libre mercado a las economías de la sociedad del conocimiento y el reto para las naciones es cómo incrementamos las capacidades humanas en las comunidades científicas, infraestructura y el sistema educativo para formar parte de esta nueva sociedad”.

Señaló que la responsabilidad de la comunidad científica es mucha porque “tiene el poder de transformar al planeta de forma global” y hay que “usar la ciencia, la innovación y la tecnología para el bien común”.

Antonio Arias Montaño dijo que se está en un momento crítico en el que se debe defender la importancia de la ciencia y de la investigación científica en todo el mundo y en nuestro país. “Debemos difundir la importancia de la ciencia al Estado mexicano, de tal manera que se aumente el apoyo a la investigación científica pues en este siglo se ha identificado que la investigación científica es fundamental para la medicina moderna”.

Recordó que los avances en la farmacogenómica, con el fin de individualizar los tratamientos farmacológicos, el desarrollo de nuevos medicamentos, así como los nuevos diagnósticos moleculares son prueba de los avances de la medicina moderna que se han logrado gracias a la investigación básica y clínica.

“Hay dos aspectos desde la investigación que nos preocupan: La reducción de los apoyos del Conacyt (Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología) a la investigación básica y la situación de las becas, pues como sabemos, este año no aumentaron, dos aspectos que consideramos perjudiciales a la investigación. Necesitamos más investigación, más científicos y más centros de investigación”, concluyó Antonio Arias.

La directora de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México, Rosaura Ruiz mencionó que es tiempo de exigir a nuestros líderes y representantes que superen su desinterés e incomprensión sobre el estratégico papel que juega la educación pública y las instituciones académicas, tecnológicas y científicas.

“El éxito de los países radica en el avance de la ciencia y en la capacidad de sustentar el crecimiento económico en el conocimiento, si se cuenta con un plan de innovación que opere entre los gobiernos, sector productivo, educación superior y centros de investigación”, destacó Ruiz.

Agregó que el conocimiento es el punto de partida para lograr un país democrático, equitativo, justo y libre, y sin la ciencia ninguna solución es posible: “La coyuntura en la que estamos a nivel nacional convoca a los miembros de las comunidades científicas y humanísticas a pensar y plantear proyectos de Estado que articulen a la política económica con los desarrollos sociales y el desarrollo científico y tecnológico propio, pues solo así seremos capaces de dar respuesta a problemáticas críticas como el desarrollo sustentable, la salud pública y la justicia social”.

Antonio Lazcano Araujo, miembro de El Colegio Nacional enfatizó que nos encontramos ante un evento inédito en la historia: “Yo no recuerdo absolutamente ningún caso en la historia que revistas científicas como Science y Nature, que sociedades académicas como la AAAS o la American Chemical Society u organizaciones educativas como las principales universidades estadounidenses se manifiesten de manera tan clara y tan rápida en favor del conocimiento científico y sus aplicaciones. Esta situación se debe de ver como un reclamo a favor de la verdad, a favor de la cultura, a favor de la ciencia”.

 El investigador del Colegio Nacional explicó que no es casualidad que la marcha coincida con el Día Internacional de la Tierra porque el mundo entero se siente afectado con la negativa del presidente Donald Trump a reconocer el cambio climático.

La marcha es solo un primer esfuerzo pero la pregunta que permea es: ¿y qué sigue? “Creo que los mexicanos sí tenemos muy claro que es lo que sigue y es tratar de exigirle no sólo al Estado mexicano, sino también a la sociedad y a sus organismos representativos que la ciencia sea una parte esencial de la vida cotidiana mexicana, parte de la cultura, de la infraestructura económica y la educación porque no podemos seguir permitiendo que la investigación científica sea un elemento decorativo en los informes sexenales”.

Expresó que es un contrasentido que en México las becas de investigación no crezcan y que “hay que reivindicar el valor de la investigación científica por sí misma, por el extraordinario placer intelectual que produce y por el significado que tiene para crear una cultura”.

A la conferencia de prensa asistieron distinguidos científicos y representantes de academias como Francisco Bolívar Zapata, Arturo Menchaca, José Sarukhán, Ismael Herrera, José Luis Mateos, Francisco José Sánchez Sesma, José Francisco Albarrán, Georgina Hernández, Felipe Tirado y Óscar González Cuevas, entre otros.

 

Con información del Foro Consultivo de Ciencia y Tecnología

The Author

Redacción

Redacción

No Comment

¡Participa!