Sociedad y Justicia

50 por ciento de diabéticos presentan problemas reumáticos

  • Afectaciones en manos y hombros, así como artritis y osteoporosis entre las patologías asociadas

Cerca del 50 por ciento de los pacientes que tienen diabetes desarrollan problemas reumáticos, siendo las manos y los hombros las zonas más afectadas, informó el doctor José Antonio Cetina Manzanilla durante su charla Los problemas reumáticos en el paciente con diabetes mellitus, que se llevó a cabo ayer en la Academia Nacional de Medicina de México (ANMM).

Entre el 6 y 17 por ciento de los pacientes desarrolla el síndrome del túnel del carpo que se manifiesta con hormigueo y debilidad en la mano y dedos, aunque es más común en pacientes prediabéticos. “Esta enfermedad se debe a los cambios en el tejido conjuntivo que conecta algunos de los músculos de la mano. Los problemas reumáticos también son comunes en los hombros, pues llega afectar hasta al 19 por ciento de los pacientes. También se asocia a la artritis reumatoide y la osteoporosis como otras enfermedades reumáticas en pacientes diabéticos”, explicó el reumatólogo en entrevista para el Foro Consultivo Científico y Tecnológico.

Frecuentemente, las enfermedades antes mencionadas pueden confundirse con manifestaciones clínicas de la neuropatía diabética (daño neurológico que puede ocurrir en la diabetes). “La amplia variedad de manifestaciones reumáticas se relaciona con las alteraciones micro y macrovasculares, alteraciones en las ramificaciones nerviosas y cambios en los tejidos conjuntivos y óseo”, detalló el especialista.



Las cifras de la diabetes

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de Medio Camino 2016, realizada por el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), el 87.7 por ciento de los adultos con diabetes recibe un tratamiento para controlar la enfermedad y el 46.4 por ciento de los adultos no realiza alguna medida preventiva para retrasar o evitar complicaciones.

“En los últimos años se han reducido los problemas de reumatismo en las personas diabéticas, por lo que se intuye que esta reducción se debe al mejor control de la enfermedad, de ahí la importancia de hacer un diagnóstico oportuno e iniciar un tratamiento”, recomendó el reumatólogo yucateco.

La detección de las enfermedades reumáticas en pacientes diabéticos requiere de un esfuerzo conjunto entre el dermatólogo, el médico internista, el endocrinólogo y el reumatólogo, ya que en ocasiones, las alteraciones en la piel preceden a las alteraciones en las articulaciones.

“Para mejorar el diagnóstico hace falta más enseñanza, que los médicos conozcan mejor este tipo de complicaciones. Es un doble mecanismo entre el paciente y el médico”, concluyó el doctor Cetina.

Según estadísticas del INSP, desde el año 2000, la diabetes mellitus es la primera causa de muerte en México en mujeres y la segunda en hombres.

 

 

Con información del Foro Consultivo Científico y Tecnológico

The Author

Redacción

Redacción

No Comment

¡Participa!