Cultura

El arte como recurso para la rehabilitación del paciente psiquiátrico

El arte es un espacio de diálogo e inclusión social, por ello que consideramos urgente la atención a nuevos territorios en donde el arte puede incidir de manera favorable en el bienestar de grupos socialmente marginados, por esa razón estudiantes del programa educativo de Arte y Gestión Cultural de la Universidad Autónoma de Aguascalientes llevaron a cabo dos conciertos musicales en el Hospital de Psiquiatría “Gustavo León Mojica García” en donde a través de las artes se tuvo la oportunidad de convivir con la población del hospital  y gracias a la convivencia artística generar canales de inclusión que favorezcan la atención de los pacientes.

 

 



Todas las personalidades, excepto una, se pierden entre la colectividad, y esa que se distingue es en muchas ocasiones mal vista y tratada de manera despectiva; en otras es llamada loca, demente, zafada, chiflada, desquiciada, en fin, de múltiples maneras que generan aislamiento e invisibilidad, llegando incluso a ser internada en hospitales, lo más alejado posible de la sociedad. Sin embargo, la función de los hospitales siquiátricos no es ser espacios para el aislamiento sino para el control, la estabilidad y la recuperación de una vida digna para quienes así lo necesitan.

La historia de la psiquiatría no ha estado exenta de altibajos, no obstante, se puede decir que existe el interés por encontrar estrategias más integrales que ayuden en el bienestar de las personas que padecen algún tipo de trastorno mental. En este sentido las investigaciones y programas para atender a la población que padece algún tipo de trastorno demuestran que los pacientes presentan cierta mejoría en términos de autocuidado y sociabilización cuando dentro de las prácticas de rehabilitación se incluye además del tratamiento farmacéutico actividades de tipo social y las relacionadas con las artes.

De lo anteriormente dicho, el Instituto Mexicano de Psiquiatría da cuenta de ello a través de los informes de seguimiento al programa iniciado en el año de 1994 que lleva por nombre Proyecto para el estudio, tratamiento y rehabilitación del paciente esquizofrénico el cual busca dar testimonio de la importancia de las actividades de integración como recursos para la mejora de los pacientes en dichas condiciones,  entre otras cosas se menciona que[…] el grupo atendido mostró un mejor rendimiento psicosocial, en la sintomatología psiquiátrica y en las relaciones interpersonales en relación con los pacientes que recibieron atención psiquiátrica habitual.”. De igual manera en otro informe menciona que, “[…] la rehabilitación permitió que se abordarán las consecuencias que sufre el paciente, que no provienen ni de la enfermedad ni de la reacción personal a ella, sino de las actitudes de la familia y de la sociedad en general, como son por ejemplo el disminuir los contactos sociales, los cuales se mantuvieron después de dos años”.

Por esta razón podemos destacar la importancia que tiene la familia y la sociedad para contribuir en el bienestar de los pacientes y la valiosa integración de actividades artísticas para complementar los tratamientos de rehabilitación, toda vez que queda demostrada la eficacia de estas acciones. Considerando estos antecedentes, en la búsqueda de inclusión social así como el fortalecimiento de los lazos socio afectivo y tomando el arte como pieza fundamental para lograrlo, estudiantes del programa educativo de Arte y Gestión Cultural de la Universidad Autónoma de Aguascalientes llevaron a cabo dos conciertos musicales en el Hospital de Psiquiatría “Gustavo León Mojica García” en donde a través de las artes se tuvo la oportunidad de convivir con la población del hospital  y gracias a la convivencia artística generar canales de inclusión que favorezcan la atención de los pacientes.

El primero de ellos fue una intervención musical realizada por el grupo de rock infantil “Los Chinitos Comelones” un grupo comprometido con las causas sociales, conformado por: Mario Molina Bañuelos (guitarra eléctrica y voz), Arnoldo Romo de la Rosa (voz y bajo eléctrico), Carlos Cobo Pérez (voz, bajo eléctrico, ukulele y teclados) y Alonso Noé Martínez Campos (batería). Como docentes de música, su labor pedagógica va mucho más allá de las aulas pues de manera interactiva generaron un espacio de apertura y confianza entre los presentes en el hospital.

El segundo grupo que participó fue “El Hijo Ausente”, integrado los músicos  Carlos Alberto Aréchiga y Alán Michel García Cajero. A través de la música contemporánea y la experimentación sonora mediante medios electrónicos ambos músicos lograron generar espacios y ambientes sonoros distintos para los asistentes.  Es importante mencionar que dada la diferencia de géneros musicales, el ambiente, en contraste con la experiencia primera se tornó menos efusivo generando en los pacientes estados de expectativa y atención al manejo de la instrumentación y los efectos producidos por este tipo de herramientas electrónicas, diferente a lo tradicional.

Los beneficios que a partir de las prácticas artísticas anteriormente mencionadas pudieron distinguirse, y tras observar el comportamiento de los pacientes del Hospital “Gustavo León Mojica García”, resulta evidente la necesidad que tienen las personas de interactuar con otras ajenas a su espacio habitual. Este trabajo también nos permitió darnos cuenta de que los pacientes reflejan con sus actitudes y comentarios algunas situaciones que les causan conflicto dada su propia condición, pero sobre todo que la música les genera un bienestar, lo cual fue visible para los especialistas de la psiquiatría y la psicología, además de quienes se encargan del cuidado de los pacientes en el hospital. En este trabajo de intervención artística fue evidente apreciar que, gracias a los estados de ánimo generados por las expresiones artísticas se fomentan espacios de diálogo en donde pueden expresarse de manera sencilla sus necesidades y problemáticas. De esta forma se ha puesto de manifiesto que es necesario valorizar la práctica artística como parte fundamental en la vida de todo ser humano y en este caso específico, en personas que sufren problemas de salud mental pues los beneficios que aporta el arte son de tipo físico, cognitivo, emocional y social.

Es importante destacar la labor realizada por los grupos musicales que participaron de manera desinteresada al apoyar con su valiosa participación el trabajo realizado por los estudiantes de Arte y Gestión Cultural. Además, cabe hacer mención de la apertura y el apoyo por parte de todo el personal y los directivos del hospital quienes facilitaron el acceso a las instalaciones y en todo momento colaboraron con nosotros. Con esta intervención artística se abre la posibilidad de continuar con actividades de estas características y fomentar la vinculación y la pertinencia del social de estudiantes y docentes del Centro de las Artes y la Cultura de la Universidad Autónoma de Aguascalientes.

El arte es un espacio de diálogo e inclusión social, por ello que consideramos urgente la atención a nuevos territorios en donde el arte puede incidir de manera favorable en el bienestar de grupos socialmente marginados.

The Author

Lourdes Corpus

Lourdes Corpus

No Comment

¡Participa!