Sociedad y Justicia

Aseguran que transportistas no trabajan en exceso

 

  • Según la Canacar, los operadores están sindicalizados y protegidos por la Ley Federal del Trabajo
  • Falta de un libramiento es lo que provoca numerosos accidentes de transporte de carga en Tercer Anillo

 

El presidente de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), Roberto Díaz Ruiz, aseguró que no existe exceso de trabajo entre los transportistas que pudiera derivar en accidentes automovilísticos como los que se han presentado en Tercer Anillo, por lo que la solución para que reduzcan los percances en esa vialidad es la construcción del libramiento.

En entrevista a medios de comunicación Díaz Ruíz fue cuestionado acerca de los numerosos accidentes que se han reportado en la avenida Siglo XXI o Tercer Anillo en los que han estado involucrados transportes de carga.

Al respecto, comentó que los accidentes siempre estarán presentes. Más del 80 por ciento de los siniestros son fallas humanas y el resto son fallas mecánicas, gracias a las supervisiones que realizan las instancias del gobierno como la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Pese a que los numerosos accidentes protagonizados por los transportistas a un exceso de trabajo, el titular en el estado de Canacar, afirmó que lo que se necesita es crear el libramiento vial, ya sea oriente o poniente pues es una necesidad muy grande para la ciudad, “No traemos un trabajo en exceso, ahí está la Ley Federal del Trabajo y los Sindicatos, yo creo que muy pocos son los choferes que trabajan con un exceso, sus facultades están al cien por ciento”.

Igualmente negó que exista una falta de capacitación a los operadores, “Nosotros en el tema de la capacitación estamos trabajando mucho y te quiero decir que el Gobierno del Estado, todo el transporte público lo acercó a la escuela de operadores para que haga su capacitación y obtener su gafete; un taxista, uno de la combi, uno de autobús urbano, tendrá que pasar por una capacitación que mucho les puede servir”.

Lo que sí puede ocurrir, aceptó, es la ingesta de sustancias prohibidas por parte de los transportistas, “Como se ha dicho del transporte urbano y en general de todas las modalidades del transporte público”.

Las propias empresas de mayor tamaño realizan antidopings a sus choferes: “Yo les puedo decir que muchas de las empresas bien organizadas, de manera inesperadas le dicen al operador que se tiene que hacer un antidoping, pero el detalle es que luego te echan a los Derechos Humanos encima, que se van a quejar, entonces eso se convierte en un problema”.



The Author

Carlos Olvera Zurita

Carlos Olvera Zurita

Nada, sólo 28 años de vida. Reportero en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!