Sociedad y Justicia

Padrón Municipal de Mascotas no es garantía de una tenencia responsable

 

  • Se han encontrado mascotas registradas que son maltratadas
  • El padrón ha servido para detectar a los dueños de los perros que viven en azoteas a la intemperie

El hecho de que las personas registren a sus animales en el Padrón Municipal de Mascotas no las hace necesariamente responsables, toda vez que se han detectado casos de maltrato de perros o gatos que están registrados.

El secretario de Servicios Públicos del Municipio, Héctor Anaya Pérez, aseguró que se continúa con el Padrón Municipal de Mascotas a pesar de la controversia que generó el año pasado cuando fue anunciado, toda vez que se habló de la posibilidad de imponer una multa quienes no registraran su animal de compañía, durante el último año de la administración de Antonio Martín del Campo: “Continuamos con el registro de mascotas y sobre todo le tratamos de dar difusión cuando vamos a los medios masivos de comunicación, en el parque para mascotas, con las unidades móviles, con el Colegio de Médicos Veterinarios de Pequeñas Especies, se cuenta con un convenio en más de 30 clínicas donde se invita a los propietarios a que registren a sus mascotas”. Al momento, detalló, se han registrado en el padrón más de 35 mil animales pero se sigue invitando a la ciudadanía pues la actualización de los datos debe de ser permanente, toda vez que las personas siguen adquiriendo animales constantemente, las mascotas fallecen naturalmente y existen también los cambios de propietario.



El programa, señaló, continuará vigente sea cual sea su estado pues el municipio debe cumplir el decreto número 292 expedido por la pasada legislatura, sin embargo es difícil que porcentaje de los animales totales que hay en el municipio pues se desconoce el universo de mascotas que hay, “Precisamente uno de los propósitos del padrón es tener contabilizados el número de mascotas que existen, que sea la cifra real y formal pues las otras pueden ser estimaciones”.

El registrar las mascotas es importantes para de esta manera hacer efectivos los derechos de los animales pues cuando se acude a un reporte por maltrato animal, las autoridades pueden darse cuenta de manera inmediata si el animal está registrado y quien es su dueño, sobre quien podría caer una amonestación: “Si no está registrado es una advertencia de que es una irresponsabilidad y en caso de que efectivamente se acredite que ha sufrido maltrato animal el padrón es una herramienta para poder hacer un procedimiento de responsabilidad”.

El padrón también es una herramienta que sirve para consulta pues se han dado casos de animales que se pierden y que están registrados, por lo que con su información estos pueden ser identificados más fácilmente.

Además, según Anaya Pérez, el padrón contribuye a tener la tenencia responsable ya que en muchas de las ocasiones parte de la ciudadanía que no tiene mascotas pide que los que sí las tienen cumplan con todas las obligaciones de la Ley de Protección a los Animales del Estado de Aguascalientes.

“Si un ciudadano es agredido por un animal es importante tener la certeza jurídica de quien es su propietario para que se le pueda responsabilizar por hacer algún daño para cubrir alguna indemnización.”

Al parecer el hecho de que estén registrados en el padrón no es una garantía para evitar el maltrato animal, pues si bien, son los menos, lo cierto es que se han detectado casos de animales registrados y maltratados como aquellos que viven a la intemperie en azoteas según el secretario.

“De hecho la Proespa (Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente) y la Secretaría de Servicios Públicos estamos en mucha comunicación y mucha coordinación, la mayoría de los casos Proespa nos los notifica y nosotros hacemos lo correspondiente, son mínimos porque en general quienes los tienen registrados sí son responsables pero muchas de las veces la ciudadanía reporta que no están en condiciones dignas porque están en la azotea a la intemperie, con el frío o altas temperaturas”.

 

The Author

Carlos Olvera Zurita

Carlos Olvera Zurita

Nada, sólo 28 años de vida. Reportero en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!