Cultura

Participará México en la búsqueda de exoplanetas

 

  • El Observatorio Astronómico Nacional en San Pedro Mártir trabaja en el proyecto SAINT-EX, que se enfocará a la búsqueda de planetas extrasolares. Este año comenzará su construcción y se esperan sus primeras observaciones para 2018

 

El 19 de junio, la National Aeronautics and Space Administration (NASA, por sus siglas en inglés) publicó un catálogo con 219 cuerpos celestes que son candidatos a nuevos planetas, diez de ellos podrían encontrarse en una zona habitable para albergar vida. Las investigadoras Leticia Carigi y Yilen Gómez Maqueo, del Instituto de Astronomía (IA) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), detallaron este descubrimiento.



En conferencia de prensa realizada ayer, Leticia Carigi informó que el telescopio Keppler, que ha tomado datos desde 2009, ha encontrado hasta el día de hoy cuatro mil 34 planetas, de los cuales, se han confirmado 61 por ciento. Los astrónomos buscan en los planetas de tamaño del rango entre la Tierra y Neptuno si existe alguna posibilidad de que en ellos se pueda desarrollar vida. A los planetas que cuenta con un tamaño entre Neptuno y la Tierra se les denomina súpertierra y existen en dos tipos: sólida y acuática.

“Una de las cosas que nos interesan mucho es el hecho de la zona habitable, es una zona alrededor de una estrella (como nuestro Sol), entre planetas; si tiene atmósfera y si tiene agua”, explicó Carigi.

Los exoplanetas que se están descubriendo, detalló, son aquellos que tienen mayor probabilidad de poder desarrollar vida. Se encuentran entre mil y mil 500 años luz de distancia dentro de nuestra misma galaxia.

Dos ejemplos de ello son los planetas confirmados Kepler-452b y Kepler-22b. Este último se encuentra en una zona equivalente entre las órbitas de Venus y Marte, el problema es que no cuenta con agua ni atmósfera.

Los diez planetas candidatos descubiertos por la NASA, aún no cuentan con confirmación y aún no se tiene información si tienen atmósfera o agua.

 

Instituto de Astronomía y su colaboración científica

La doctora Yilen Gómez Maqueo explicó que la diferencia entre un planeta confirmado y un candidato a planeta es que no se tiene una medida exacta de su masa, por lo que no se sabe aún si pudieran tener los elementos para albergar vida.

Desde el Observatorio Astronómico Nacional en San Pedro Mártir, ubicado en Baja California, el Instituto de Astronomía trabaja en el proyecto SAINT-EX (Search and Characterisation of Transiting Exoplanets), un telescopio de un metro de diámetro, una iniciativa entre México y Suiza. Este proyecto se enfocará en la búsqueda de planetas extrasolares o exoplanetas. Este año comenzará su construcción y se esperan sus primeras observaciones para 2018.

El 20 de junio pasado, la Agencia Espacial Europea adoptó la misión PLATO, explorador de los planetas terrestres en zona habitable, lo que se planteará un cambio en lo conocido hasta ahora. La ventaja de PLATO es que será posible la medición tanto de masa como de la edad del planeta. Se espera que este satélite sea lanzado para el 2026.

“Los datos serán públicos, lo que significa que los datos, una vez observados por el satélite, van a ser accesibles a la comunidad científica y en el Instituto de Astronomía estamos trabajando para analizar estos datos y ser parte de este proyecto”, mencionó Gómez Maqueo.

 

Con información del Foro Consultivo Científico y Tecnológico

 

 

 

The Author

Redacción

Redacción

No Comment

¡Participa!