Educación

Se suman normales rurales de todo el país al movimiento de Cañada Honda

 

  • Exnormalistas y padres de desaparecidos de Ayotzinapa se sumaron a la manifestación
  • Policía solicitó a comerciantes el cierre de establecimientos ante presunta violencia

Como parte de las movilizaciones emprendidas por estudiantes de la Escuela Normal Rural Justo Sierra Méndez, de Cañada Honda, al mediodía de ayer normalistas de esta institución llevaron a cabo una segunda marcha desde la zona norte de la ciudad, con dirección a Palacio de Gobierno, movimiento que fue apoyado con la presencia de estudiantes de 13 escuelas normales rurales de distintos puntos del país: San Marcos, Zacatecas; El Quinto, Sonora; Aguilera, Durango; Atequiza, Jalisco; Tiripetio Michoacán; Tineria, Estado de México; Panotla, Tlaxcala; Teleles Puebla; Amilcingo Morelos; Ayotzinapa, Guerrero; Tamazulapan, Oaxaca; Mactumatcza, Chiapas; y Hecelchakan, Campeche, concentrando a poco más de 600 estudiantes.

A bordo de 16 autobuses, los estudiantes se congregaron poco después de las 11:00 de la mañana en el Boulevard a Zacatecas, frente al Centro Comercial Altaria, desde donde después de las 12:00 del día avanzaron con dirección al centro de la ciudad, donde elementos de la Policía Municipal y Tránsito comenzaban a realizar cierres a la circulación vehicular y advertir a comerciantes sobre la llegada de los normalistas, incluso pidiendo el cierre de los establecimientos con el argumento de que los manifestantes podrían ejecutar actos violentos, asimismo los elementos sugirieron a los representantes de los medios de comunicación el no acercarse demasiado al contingente.

Al cruce del contingente por la Avenida Aguascalientes, algunos integrantes de éste realizaron pintas en el puente vehicular ubicado en el cruce de dicha arteria con el bulevar a Zacatecas, en los cuales se mencionó el respeto a la matrícula de la institución, así como referencias al gobernador Martín Orozco Sandoval.

Los jóvenes continuaron su trayecto hasta arribar al primer cuadro de la ciudad a la 1:30 de la tarde, caminando por la avenida 5 de Mayo, donde casi la totalidad de las negociaciones se encontraban cerradas, sin embargo una gran cantidad de ciudadanos observaban a los manifestantes, recibiendo de éstos impresos con detalle de sus inconformidades referentes a la reducción de la matrícula de la institución, así como el reclamo a los medios de comunicación por el manejo que se ha dado al movimiento: “es necesario desmentir toda la información que se está publicando en la prensa y redes sociales, ya que mucha de ésta, se encuentra manipulada, pues no se muestran las verdaderas causas de la lucha”, señala uno de los folletos repartidos.

Tras la llegada del contingente a la Plaza de la Patria, a diferencia de otras ocasiones, se encontraron con una cantidad mínima de elementos policiacos, aunque entre éstos estuvo presente José Héctor Benítez López, secretario de Seguridad Pública Municipal. Además cabe indicar que las puertas de Palacio de Gobierno se mantuvieron cerradas.

Luego de colocar mantas de consignas en el piso del lugar, los estudiantes conformaron una formación frente a la sede del Poder Ejecutivo Estatal, para proceder con la lectura de diversos posicionamientos, en representación de los contingentes foráneos que se sumaron a la manifestación: “Si esto lo hacemos frente a la sociedad es para que se den cuenta que no estamos haciendo nada malo, simplemente estamos haciendo lo que la ley nos dice que nos corresponde”, manifestó una estudiante.

Después de las 3:00 de la tarde, tras concluir los posicionamientos, una de las estudiantes de Cañada Honda declaró a los medios de comunicación las dificultades que han existido para negociar con el Instituto de Educación de Aguascalientes (IEA), instancia que ya cuenta con el pliego petitorio de las inconformes, por lo que destacó, sólo resta esperar la respuesta de la autoridad.

“De su parte no hay respuesta y no hay ni siquiera atención, venimos a pedirles una audiencia de resolutivos, queremos que nos atiendan y nos escuchen (…) ya no nos queremos dirigir con ese tipo de personas, que no se nos estén escondiendo, es día de servicio y las puertas están cerradas (…) ya no queremos citas simplemente, queremos resolutivos, nosotros ya no tenemos por qué asistir acá porque no se nos está atendiendo”, dijo la estudiante.

Señaló que asimismo la autoridad ha suprimido el abasto de alimento al plantel educativo, además de restricciones a algunos servicios, incluida la instrucción académica, “La alimentación no se ha reanudado pero la comunidad nos está apoyando con víveres (…) desde el día viernes ya no se nos ha hecho llegar la ración, se nos estuvo cortando la luz y el agua, se nos comunica que posiblemente también el gas (…) ya tenemos más de una semana sin clases y nos preocupa porque hay muchachas que ya van a egresar, están con su documento de tesis”.

La movilización fue apoyada por exnormalistas de Cañada Honda, además de organizaciones civiles e inclusive de tres padres de los de los jóvenes desaparecidos en Ayotzinapa, entre ellos la madre de José Eduardo Bartolo Tlatempa, quien declaró que el gobierno de Enrique Peña Nieto ha emprendido acciones diversas para mitigar las acciones de exigencia para esclarecer la desaparición forzada de los jóvenes, suscitada en septiembre de 2014.

“El gobierno quiso comprar a los padres de familia ofreciendo apoyos, para comprar una casita, un carrito, tener una tiendita, que si nuestros hijos no regresaban ese dinero sería para nosotros (…) ¿cómo es posible que vengan a nuestras casas a ofrecernos más de tres millones de pesos? Que ese dinero sean para buscar a nuestros hijos”, dijo María de Jesús Tlatempa.

Destacó que además se les ha buscado desprestigiar ligando al movimiento con el crimen organizado, “el gobierno ha buscado la forma de que nos quedemos solos, un desprestigio que han hecho de los padres de familia, a los líderes sociales, dicen que recibimos dinero”.

The Author

Juan Sergio Alba Carrillo

Juan Sergio Alba Carrillo

No Comment

¡Participa!