Política

Acusan al Congreso de traicionar los derechos humanos

 

  • Entre enfrentamientos verbales, se rechazó el punto de acuerdo en materia de diversidad sexual y ejercicio igualitario de los derechos humanos
  • La Policía estatal tuvo que intervenir en los enfrentamientos al exterior del Congreso

 

Miembros de agrupaciones protectoras de los derechos humanos en Aguascalientes se dijeron traicionados luego de que la mayoría panista se impusiera para no discutir en el Congreso del Estado, el tema del matrimonio igualitario, tras una sesión que duró siete horas.

A las 9:30 horas los grupos y representaciones de las asociaciones civiles en favor de la aprobación del dictamen para discutir en el pleno el matrimonio entre personas del mismo sexo llegaron al Congreso con carteles y banderas de arcoíris, sin embargo, al menos una hora antes habían llegado las representaciones de los grupos conservadores que se oponen a la iniciativa.

Tras minutos de entrevistas de los legisladores para los medios de comunicación, a las 10:00 horas dio inicio el la Décima Sesión Ordinaria del Segundo Período Ordinario de Sesiones en el Congreso del día que contenía 17 puntos de acuerdo, entre los que destacaron el que aprobaría el acoso callejero como una falta administrativa y congelar el aumento anual de la colegiatura de la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA), siendo el punto número 13 en el que se discutiría el Acuerdo en materia de diversidad sexual y ejercicio igualitario de los derechos humanos.   

Mientras se llevaba a cabo la primera parte de la sesión, a la que no llegaron los diputados Arturo Fernández Estrada del Partido Nueva Alianza (Panal) y Sergio Augusto López Ramírez del Partido Verde Ecologista de México (PVEM); miembros de distintas agrupaciones ofrecieron entrevistas a los medios de comunicación, como Efraín González Muro, secretario de Diversidad del Partido de la Revolución Democrática (PRD), quien recordó el poder del voto homosexual rumbo al 2018 a la diputada Paloma Amézquita del Partido Acción Nacional (PAN), quien un día antes había mostrado ser aliada del Consejo Mexicano de la Familia.

Con las butacas prácticamente llenas, tanto por quienes estaban a favor de la aprobación del punto 13 como quienes estaban en contra, los ánimos se empezaron a calentar, sobre todo entre estos últimos pues una mujer gritó “El feminismo destruye la sociedad” y otra se puso a rezar cerca de las 10:45, mientras se aprobaba el acoso callejero como una falta administrativa. En este punto un grupo escolar arribó al Congreso pero se retiró casi de inmediato al ver todas las butacas llenas.

Al mismo tiempo que esto sucedía en el pleno, en la parte exterior frontal del Congreso una agrupación de por lo menos 80 manifestantes en favor de los derechos de las personas de la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Transgénero, Travesti e Intersexual (LGBTTTI) gritaba consignas y pegaba estampas y carteles en el llamado Autobús de la Libertad, que llevaba estacionado desde el pasado miércoles al exterior del recinto legislativo.

Cerca de las 12:00 horas, Juan Dabdoub, presidente del Consejo Mexicano de la Familia, quien días antes en la ciudad de Tepatitlán, Jalisco, había tapado la boca a una manifestante mientras el Autobús de la Libertad estaba en esa ciudad, se retiraba al grito de “Tapa Bocas”, por parte de los 80 manifestantes en favor de los derechos para las personas LGBT.

Tras el retiro de Dabdoub del Poder Legislativo de Aguascalientes, los manifestantes pro LGBT se mantuvieron exaltados por lo que Diana Rivero León, de Colectivo Disidente, ofreció una entrevista a los medios de comunicación en la que se mostró desesperanzada de que el punto 13 avanzara ante la cerrazón del grupo parlamentario del PAN.

30 minutos después, José María de Alba, representante de Salvando una Vida en Aguascalientes, se plantó entre los manifestantes pro LGBT y el Autobús de la Libertad y manifestó que se había hecho un acto de irrespeto, ante lo que fue increpado respecto a lo que hizo Dabdoub en Guadalajara, a lo que no negó que este último haya cometido también un acto irrespetuoso, todo mientras a su lado una pareja de mujeres se besaba en la boca, ante la evidente incomodidad del conservador.

Cuando esto sucedía al exterior del Congreso, en el vestíbulo del edificio Manuel Gutiérrez Flores, representante del Colectivo Ser Gay y Carlos Villanueva García, coordinador del Frente Nacional por la Familia en el estado sostenían una discusión respecto a la actuación de Dabdoub; minutos después el Autobús de la Libertad se retiró.

A las 13:00 horas en el pleno, empezó la discusión para aprobar el congelar a un dos por ciento anual el aumento de la colegiatura de la UAA que se extendió hasta las 13:45 cuando gracias al voto de la mayoría panista la propuesta fue rechazada.

Tras el tratamiento de varias partes del orden del día, pasadas las 17:00 horas se abordó del dictamen para discutir en el pleno la aprobación del matrimonio igualitario, hecho que generó mucha expectación entre los presentes de ambos bandos quienes gritaban: “Representa al pueblo, no intereses”, “Estado laico” y “Lo laico no va contra la naturaleza”.

Tras el alboroto, el primero en participar en la discusión fue el diputado Iván Sánchez Nájera, quien se pronunció a favor de la aprobación del dictamen por sus beneficios jurídicos, al igual que Edith Citlalli Rodríguez González, Sergio Reynoso Talamantes, Elsa Amabel Landín Olivares y María del Carmen Macías Alvarado, quienes fueron aplaudidos por los miembros de la comunidad LGBT y aliados.

El panista Guillermo Gutiérrez Ruiz Esparza emitió un discurso que se pronunció a favor de los derechos humanos, del otorgamiento de iguales derechos para las personas de la comunidad LGBT y sobre que la orientación de género o sexual no debe ser categorizada como un error o enfermedad, lo que le mereció varios aplausos por parte de esta comunidad pero que, sin embargo, al final no contaron al votar en contra el punto de acuerdo.

La decisión de Ruiz Esparza fue tomada como un acto de traición por parte de la comunidad LGBT y aliados quienes se mostraron indignados luego del discurso que fue percibido como esperanzador a lo que a continuación emitieron rechiflas y calificaron al diputado como un traidor.

Tras los discursos de los legisladores y con once votos a favor y catorce en contra, el punto de acuerdo fue rechazado, lo que ocasionó gusto entre el sector conservador pero un gran sentimiento de desazón e indignación, por lo que el punto que faltaba para cumplir el orden del día así como los asuntos generales fueron tratados entre rechiflas, gritos e incluso palabras altisonantes contra los diputados.

Tras concluir la sesión ordinaria, cerca de las seis de la tarde, los grupos conservadores se retiraron del recinto mientras que los gritos de las agrupaciones en pro de los derechos humanos de la comunidad LGBT continuaron haciendo reclamos, hecho que al salir del edificio del Congreso se convirtió en enfrentamientos verbales entre los miembros de ambos bandos por lo que tuvo que haber intervención de la Policía del Estado que todo el tiempo resguardó la zona.

Tras esto, cerca de las 18:00 horas la mayoría de los integrantes de ambos grupos se retiraron aunque quedaron algunos manifestantes en pro de los derechos de las personas LGBT que esperaron a la salida de los diputados panistas para increparles su decisión, lo que ocasionó la actuación de la Policía municipal.

 

The Author

Carlos Olvera Zurita

Carlos Olvera Zurita

Nada, sólo 28 años de vida. Reportero en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!