Cultura

Juan Villoro lleva a escena la tensión entre dos grandes astrónomos

 

  • La desobediencia de Marte aborda la relación entre Tycho y Kepler, quienes se vieron obligados a colaborar para descifrar los misterios del cielo
  • La puesta en escena viajará a 20 ciudades del interior del país

 

Por primera vez, una obra del escritor y dramaturgo Juan Villoro se presentará en el Teatro Helénico, donde se estrenará la puesta en escena La desobediencia de Marte que ofrecerá temporada del 4 de agosto al 1 de octubre.



Bajo la dirección de Antonio Castro, el montaje que se presentará los fines de semana en ese recinto del Centro Cultural Helénico, es protagonizado por Joaquín Cosío y José María de Tavira y cuenta con el diseño de escenografía del artista plástico Damián Ortega.

La desobediencia de Marte, comentó Juan Villoro, aborda el encuentro que en el año 1600 tuvieron los astrónomos Tycho Brahe y Johannes Kepler que, a pesar de las confrontaciones entre ambos, se vieron obligados a colaborar para descifrar los misterios del cielo.

Tycho, apuntó el dramaturgo, era el mejor observador fáctico del universo, que incluso descubrió una súper nova a ojo desnudo. Mientras Kepler tenía una gran capacidad teórica, por lo que a pesar de llevar una relación tensa, tuvieron que unir esfuerzos para descifrar la órbita de los planetas.

Pero además de abordar esta relación de confrontación y dependencia con enorme sentido dramático entre los astrónomos, la obra da un giro y trata también de la rivalidad entre los actores que dan vida a Tycho y Kepler, a fin de mostrar que resolver los misterios de la cotidianidad es tan enigmático y difícil como descifrar los confines del universo.

El director Antonio Castro destacó que La desobediencia de Marte es una obra que explora, de manera original, distintos paradigmas de la masculinidad, en una época en que la cartelera mexicana está llena de montajes que abordan la sexualidad femenina.

Explicó que los dos planos, el de los astrónomos y el de los actores, se confunden en esta puesta en escena, en un diálogo entre lo más lejano del universo, y lo más íntimo y cotidiano de las emociones. Todo aderezado con la escenografía de Damián Ortega que hizo una reinterpretación de los objetos de observación utilizados por Kepler y Tycho.

Tanto Juan Villoro como Antonio Castro celebraron que este montaje cuente con las excelentes actuaciones de Joaquín Cosío y José María de Tavira, quienes dan vida a este duelo de personajes tanto en el plano histórico como en el contemporáneo, de astrónomos y actores que tratan de sobresalir ante el otro.

Los actores destacaron la complejidad de interpretar esta obra de Juan Villoro. Para Joaquín Cosío se trata de un montaje con un texto ambicioso y diálogos complicados pero de una construcción lingüística impecable, que le otorga una gran belleza y fascinación, mientras que José María de Tavira indicó que si bien tiene un lenguaje difícil, es sumamente rico y musical.

Álvaro Hegewisch, director del Centro Cultural Helénico, aseguró que al Teatro Helénico le enorgullece ser sede del estreno de La desobediencia de Marte y presentar por primera vez una obra de Juan Villoro.

Recordó que la Secretaría de Cultura federal y el Centro Cultural Helénico apuestan por el buen teatro que existe y se produce en México, por lo que el recinto abre sus puertas a este montaje a fin de que la gente pueda disfrutar de una obra de excelente calidad.

La desobediencia de Marte, producida por Magnífico Entertainment y Lado BE, se presentará del 4 de agosto al 1 de octubre, los viernes a las 20:30 horas, sábados 18:00 y 20:30 y domingos en punto de las 17:00 y 19:30 horas. Las localidades tienen precios que oscilan entre los 200 y los 450 pesos.

La cita es en el Centro Cultural Helénico, ubicado en avenida Revolución 1500, colonia Guadalupe Inn, en San Ángel y después la puesta en escena viajará a 20 ciudades del interior del país.

 

Con información de la Secretaría de Cultura

The Author

Redacción

Redacción

No Comment

¡Participa!