Mexicanos buscan descifrar los genes de la población a través de biopaneles - LJA Aguascalientes
15/01/2022

  • Este proyecto podría beneficiar a la sociedad al permitir que investigadores y estudiantes puedan contribuir a la solución de problemas reales de la población mexicana

Investigadores de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) y la Universidad Politécnica de Quintana Roo (UPQRoo), elaboran un proyecto para desarrollar biopaneles genéticos que puedan aplicarse para evaluar y parametrizar la actividad física de los seres humanos asociados al rendimiento deportivo, nutrigenética y envejecimiento cutáneo.

Este proyecto podría beneficiar a la sociedad al permitir que investigadores y estudiantes puedan contribuir a la solución de problemas reales de la población mexicana.

En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, los doctores Heriberto Manuel Rivera y Jorge Antonio Ascencio Gutiérrez, responsables técnicos de la propuesta  e investigadores de la Facultad de Medicina y la Universidad Politécnica de Quintana Roo, respectivamente, señalaron que el proyecto comenzó cuando Federico von Son, director y fundador de MI ADN México, comenzó a buscar alternativas en el país para crear la tecnología de biopaneles.

“Federico von Son se percató de que ambas instituciones, a través de sus laboratorios, realizan investigaciones asociadas a medicina personalizada en los que están incluidos los biopaneles y es cuando se  visualiza la oportunidad de poder colaborar en su empresa, desde el punto de vista académico vinculado con ambas instituciones”, detalló.

¿Qué es un biopanel y cómo funciona?

De acuerdo con los investigadores, los biopaneles genéticos están formados por genes y la función de estos genes está vinculada a la fisiología celular, por lo que, cuando se presenta una condición fisiológica particular, existe la posibilidad de compararlos con sistemas o células similares, evaluar su genoma y tratar de distinguir las causas o defectos fisiológicos.

“Mucha de esta información está ahí en los genes, el asunto es interpretarlo y es justamente cuando viene la parte del planteamiento de los biopaneles. Uno de los principales retos es abaratar la tecnología de secuenciación de última generación, pero para que nosotros tengamos acceso a esta información masiva necesitamos tener primero un análisis de la información de nuestros genes”, detalló.

De este planteamiento surge la idea de crear biopaneles genéticos y utilizarlos en la medicina de precisión, en la que existe una relación específica de un fenotipo con respecto a su genética.

“Un ejemplo es en el caso del rendimiento deportivo. Una persona promedio es diferente en el sentido del fenotipo con respecto a los atletas de alto rendimiento, un corredor de 100 metros que dispara su velocidad en menos de 10 segundos ha desarrollado, a través de su entrenamiento, muchas habilidades que se lo permiten, entonces caben varias preguntas: ¿está genéticamente predispuesto? ¿A lo largo de la evolución o de sus ancestros se han seleccionado algunos genes específicos que le permitan a él desarrollar estas habilidades? La respuesta es sí y hay que saber cuáles”, dijo.

Manuel Rivera señala que cuando se comparan los genes de los atletas con los de personas promedio es posible saber si esta persona tiene la habilidad para desarrollar la misma destreza si se sometiera a un entrenamiento específico. Incluso con estudios similares, sería posible sugerir si una persona tiene susceptibilidad a una lesión, cómo se recuperará después de una sesión de entrenamiento o cuál es su perfil de hidratación.

Conocer los genes de una población de forma accesible

Este tipo de investigaciones, del que ya se ha realizado tecnología en otros países, es capaz de analizar los genes de cada persona, pero también es posible hacerlo de forma poblacional, por lo que comenzar a hacer este tipo de desarrollos en México, sumado al gran esfuerzo que realiza en nuestro país el Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen), podría coadyuvar a conocer mejor a la población de nuestra nación.


“Esa es la idea del proyecto, que toma en cuenta la información de nuestra población, con mexicanos. Lo que hemos observado a través de poblaciones que ya han sido estudiadas, como las asiáticas y las anglosajonas, es que sí muestran diferencias. El objetivo de esta propuesta es establecer una relación específica en la población mexicana, lo que nosotros ya identificamos como posibles candidatos a establecer una relación sistémica en rendimiento deportivo y envejecimiento cutáneo asociado a su genética, que son estos biopaneles”, afirmó Manuel Rivera.

En el proceso, el primer objetivo era identificar los genes, una vez identificados es necesario valorarlos y una vez validados, los investigadores buscarán realizar las pruebas de forma pública a los mexicanos a un costo mucho menor del que ahora se encuentra en el mercado. Actualmente la prueba tiene un precio estimado de entre cinco mil 800 y siete mil 500 pesos. Con este desarrollo, la prueba podría bajar hasta los tres mil 500 pesos y a través de tecnologías que permiten seguir fomentado la investigación y desarrollo de nuevas herramientas biomédicas.

“La filosofía que me motiva para echar a andar estas tecnologías es que sean accesibles para todos, eso es lo que realmente me entusiasma, por supuesto que también la parte académica de la información, pero la principal es que todo el mundo tenga acceso a estas pruebas. Nosotros pagamos estos precios porque la tecnología no fue desarrollada en México; sin embargo, ahora nos corresponde, a través de la vinculación empresa-academia y del conocimiento e innovación, poder hacer realidad un servicio específico y de bajo costo para nuestra población”, señaló.

Todo ello, afirman, es parte de una visión dentro del concepto de medicina personalizada para la empresa, las instituciones como la UAEM y la UPQroo, así como el estado de Quintana Roo, quienes ven en este esfuerzo un catalizador hacia el objetivo de mejoramiento de condiciones de salud y bienestar de los mexicanos.

Con información del Conacyt


Show Full Content
Previous Meetroopers, la red de comunidades tecnológicas
Next Escuchar a un conservador es una locura / Bocadillo
Close

NEXT STORY

Close

Mujeres de Aguascalientes exigen una vida libre de violencia

03/02/2019
Close