Módulos policiacos, en el abandono y sin un futuro claro – LJA Aguascalientes
24/09/2020


 

  • Según el presidente de la Comisión de Seguridad en el Cabildo, algunos han sido usados por la propia delincuencia
  • Se está considerando la demolición de algunos de estos espacios
  • El secretario de Seguridad desconoció el estado en el que se encuentran estas estructuras

 

Autoridades municipales como el secretario de Seguridad Pública desconocen el estado en el que se encuentran los módulos de vigilancia, así como la finalidad que tendrán estos espacios abandonados en un futuro.

La capital de Aguascalientes cuenta con 64 módulos de vigilancia que se empezaron a instalar en el año 1995, como una estrategia para combatir la delincuencia, así como un modo en el que los vecinos de la zona pudieran dar aviso de manera rápida sobre algún acto no permitido, medida que fue una réplica de lo que sucedió en varias ciudades en el resto del país.

Sin embargo, según el regidor Manuel Alejandro Monreal Dávila, quien preside actualmente la Comisión de Seguridad en el Cabildo, los módulos empezaron a dejar de ser útiles con el aumento de la accesibilidad a la telefonía y los números de emergencia por parte de la población y porque se consideró que era mejor que en lugar de que hubiese un policía estático, hubiera uno que estuviese patrullando la zona, además del alto costo que representaba mantener en funcionamiento estos espacios.

“Los módulos nacen por una necesidad de la ciudadanía de acudir en aquellos años a reportar algún incidente, era muy práctico que hubiera un módulo al cual podías acudir y hacer un reporte (…) desde ese momento y hasta ahora ha cambiado mucho la manera en la que se delinque como la manera en la que se atiende un delito, hoy por hoy, cualquier teléfono inteligente tiene la manera automática y gratuita el teléfono de emergencia.”

Al ser abandonados estos espacios, el municipio y la Secretaría de Seguridad abrieron la posibilidad para que estos espacios se puedan utilizar por otras dependencias municipales mediante comodatos, lo cual aprovecharon también asociaciones civiles e incluso empresas, explicó Andrés Reyes quien fuera el primer director del Instituto Municipal Aguascalentense para la Cultura (IMAC).

“El cuestionamiento era de que los módulos se habían quedado sin utilizar y cuando entró Lorena Martínez en el programa que hicieron de cultura encontraron que los módulos podrían tener un utilidad pensando que contaban con servicios, que eran puntos estratégicamente localizados y que eran muchos.”

El IMAC fue el que aprovechó de manera especial estos recintos, pues durante la administración de Evangelina Terán Fuentes se emprendió el programa Luciérnagas, en el cual le fueron cedidos 20 módulos en comodato para ser usados como centros de educación artística, de los cuales, efectivamente sólo trece fueron utilizados.

Luciérnagas continuó en la siguiente administración municipal, cuando Alejandro Vázquez Zúñiga asumió la dirección del IMAC por dos años, hasta que en 2015 estos espacios dejaron de funcionar de esta manera, ya que se determinó que no eran adecuados debido a su limitado espacio y condiciones adecuadas.

“Para que una política cultural como esta tenga éxito, necesita estar soportada políticas públicas, por leyes, por programas y por financiamiento. Luciérnagas trabaja con un programa que se renueva anualmente y no hay como otras dependencias donde el presupuesto está pensado para que esté de manera indefinida. Lo que faltó fue meterlo en presupuesto, en el organigrama de varias de las instituciones”, añadió Andrés Reyes.

Más allá de los usos que le dio el municipio a esta infraestructura, lo cierto es que la mayoría de los 64 módulos quedaron en el abandono y esto es fácilmente detectable en algunas de las colonias de la ciudad, donde se han convertido en focos de inseguridad, pues incluso, según informan vecinos, algunos son usados por los delincuentes como escondite, como hace unas semanas lo confirmó Vázquez Zúñiga.

Igualmente, el ahora diputado Iván Sánchez Nájera, quien en el año 2014 presidía la Comisión de Cultura en el Cabildo, se refirió a estos espacios como inadecuados y peligrosos para que se realicen actividades culturales, pues sus medidas son de los 18 a los 25 metros cuadrados.

“Es cierto, el haberlos deshabilitado generó que fueran ocupados por la misma delincuencia, que fueran vandalizados, que estén abandonados, que se usen como basureros; evidentemente esa realidad ahí está, entonces hay que ver la manera en la que estén habilitados, conservados y sean una ayuda para la comunidad”, Monreal Dávila.

Sin embargo, al cuestionar al actual director de Seguridad Pública, José Héctor Benítez López, sobre el señalado mal estado de estos módulos y su probable uso por grupos delictivos o con conductas antisociales se limitó a responder: “No sé, usted lo está diciendo, yo no lo digo, está abandonado totalmente, la estrategia es empezar a rescatar uno por uno pero en conjunto con la ciudadanía”.

El futuro de las estructuras es incierto, pues mientras que Benítez López aseguró que poco a poco se irán sumando a su política de proximidad social como ya ha sucedido en cuatro módulos que han sido recuperados, el regidor que preside la Comisión de Seguridad aclaró que no existe un futuro definido para ellos.

Algunos de estos módulos, según el proyecto que existe en la comisión, se sumarán al proyecto de Benítez López, otras más seguirán en servicio de otras dependencias y asociaciones civiles una gran parte de ellas serán demolidas, sobre todo aquellas que no garantizan condiciones de seguridad para sus ocupantes y visitantes, además de que afirmó que queda totalmente fuera de consideración que vuelvan a trabajar como antes lo hacían.

“Se están planteando algunas demoliciones, hay algunos módulos que están en lugares no recomendables, esa es la realidad, para un uso como para una asociación civil, por ejemplo, en medio de un camellón (…) la idea es darle prioridad a unos para seguridad, a otros para asociaciones civiles o no gubernamentales con fines a favor de la comunidad y otros la demolición”.


 

Vídeo Recomendado

Show Full Content

About Author View Posts

Carlos Olvera Zurita
Carlos Olvera Zurita

Nada, sólo 28 años de vida. Reportero en La Jornada Aguascalientes.

Previous Aprobará Congreso del Estado elevar sanciones a abigeato
Next Reclaman desinterés del Congreso en la iniciativa Transporte Digno
Close

NEXT STORY

Close

Los políticos mexicanos muestran un interés por callar a los ombudsman

18/04/2015
Close