Sociedad y Justicia

Proponen embellecer calles con árboles nativos de Aguascalientes

 

  • Aunque últimamente se han popularizado algunos tipos de palmeras, estas no son compatibles con las condiciones del estado
  • Dan lluvias tregua a plagas, informa la Comisión Nacional Forestal

 

Si bien se ha recurrido a las palmeras para decorar camellones, centros comerciales y residencias, al ser ejemplares poco compatibles con las condiciones del estado suelen tener baja supervivencia. En el peor de los escenarios, pudieran también acarrear riesgos ambientales a largo plazo, advirtió René Jiovanni Romo Delgado, de la Comisión Nacional Forestal (Conafor).

En los últimos sexenios se ha popularizado la siembra de palmas abanico y coco plumosas en la ciudad, especies procedentes de climas tropicales que suelen presentar alta mortandad a comparación de otros tipos de palmera como la yuca filifera o palma datilera que tiene mayor resistencia a las condiciones áridas del estado, “algunas se ven bonitas pero no son de estas regiones”.

El funcionario federal destacó que también se ha introducido otro tipo de vegetación exótica en el estado, como son el eucalipto y el pirul, este último traído desde Brasil y que ha logrado reproducirse masivamente ya que su semilla es altamente adaptable.

Sin embargo, estas plantas ornamentales no son inofensivas, pues no se sabe qué consecuencias pueden traer al entorno con el paso de los años: “No sabemos cuál es su comportamiento o si en un futuro vayan a invadir las zonas donde existe planta nativa, qué puede causar esto (por ejemplo), que a futuro un insecto nativo de aquí le guste esa planta reduzca su población y proliferen otras especies de fauna nociva y ocurra un descontrol biológico. Es una posibilidad aunque no lo estemos viendo ahorita, puede dentro de cien o 200 años cuando puede ocurrir”.

Por esta razón se aconseja a la población que recurra al catálogo de especies nativas de la región que, dijo, también tienen mucho potencial estético para embellecer los espacios públicos y privados, como son mezquite, huizache, pino, encino y cedro.

Para lo que resta del año, la Conafor prevé reforestar con más de tres millones de plantas nativas, tres mil 800 hectáreas del territorio estatal en comunidades y ejidos de pequeños propietarios que han solicitado el apoyo de la delegación para realizar una labor de restauración completa, es decir “No sólo es poner arbolitos, sino proteger el área in situ del sobre pastoreo, plagas y enfermedades de los suelos”.

 

Dan lluvias tregua a plagas

Romo Delgado comentó que aunque llegó tarde, el temporal de lluvias ha reducido la incidencia de plagas en las zonas forestales, especialmente los insectos chupadores, barrenadores y descortezadores, este último espécimen ocasionó ciertos daños en el bosque de pino de la Sierra Fría, aunque el problema se encuentra controlado.

Con la sequía, los árboles tienden a debilitarse lo que los vuelve vulnerables a algunos tipos de insectos.

También se han tenido problemas con plagas de plantas parásitas y epifitas que dan problemas todo el año, razón por la que mil hectáreas en Calvillo, San José de Gracia y El Llano fueron aisladas. Las principales especies son heno motita que afecta principalmente mezquites, el muérdago en el encino y el táscate en el madroño.

The Author

Hilda Hermosillo

Hilda Hermosillo

Periodista en ciernes. Contestataria y suspicaz por naturaleza, un tanto caprichosa, algo distraída, siempre aprendo de todo, vivo a pleno cada centésima de segundo y no podría vivir sin música. Equidad de género. Medio Ambiente. Derechos humanos. Justicia. Política y elecciones.

No Comment

¡Participa!