Sociedad y Justicia

Falta de voluntad de los gobiernos mantiene al mercado Gómez Farías en el abandono

 

  • Sólo permanecen cerca de 15 locatarios en todo el mercado; municipio niega los espacios a interesados
  • La inseguridad impera en el recinto mercantil, la policía no atiende llamadas de los locatarios

 

Por décadas, los gobiernos municipales se han olvidado del mercado Gómez Farías pese a estar ubicado en pleno centro de la ciudad, en las calles Guadalupe y Antonio Arias Bernal; locatarios lamentan que no se le ha dado la atención suficiente, por lo que se ha convertido en un elefante blanco en el que se encuentran en el abandono estructuras metálicas de espectaculares, puestos ambulantes y de las bolerías que alguna vez ocuparon la plaza de la patria.

Entre hierba, basura, e incluso heces fecales, cerca de 15 locatarios siguen en pie, buscando el sustento diario desde este espacio mercantil; sin embargo, la falta de difusión y el evidente deterioro de los dos accesos con los que cuenta no motivan la asistencia de consumidores, y por ende es poco rentable para el municipio seguir subsidiando los servicios, de ahí que se ha considerado su posible demolición.

Roberto Galván Adame, quien se dedica a la venta de fruta y verdura, comentó que en los siete años que tiene instalado en el mencionado mercado, nunca ha sido intervenido; incluso hay quienes solicitan el espacio comercial y la autoridad se los niega argumentando que están ocupados, siendo que la mayoría de los locales se encuentran cerrados y vacíos.

Señaló que la mayoría de quienes han tenido la oportunidad de rentar un espacio en los últimos años, se desesperan al ver la poca afluencia de clientes, y el deplorable estado del lugar, por lo que abren pocos días y después se retiran, aunque no se dan de baja en el Ayuntamiento. “Para los verificadores, la persona todavía lo está ocupando. Vienen y ponen llamada de atención donde dice que no está el encargado del local, pero con eso no basta para activarlo”.

El locatario recalcó que pese a que el inmueble tiene más de 40 años de construcción, la infraestructura aún resiste, por lo que consideró que con una rehabilitación bastará para dignificar este espacio, aunado a la difusión podría reactivarse, “Si no lo demuelen a lo mejor lo cambian para otra cosa, las paredes están en muy buenas condiciones, con una pintada queda muy bien, lo pueden utilizar para otra cosa que convenga como poner dependencias”.

Los afectados consideran que no ha existido voluntad de las administraciones municipales para reactivar este lugar, por el contrario, han abonado a su deterioro y abandono al utilizarlo como almacén de estructuras que no tendrán utilidad posterior.

El tema de seguridad ha sido un verdadero dolor de cabeza para quienes tienen sus negocios en el mercado Gómez Farías; señalan que padecen de vandalismo, especialmente en los locales ubicados por la entrada de la calle Guadalupe, al ser la que menos afluencia registra.

Malvivientes ingresan al mercado a ingerir alcohol y hacer sus necesidades fisiológicas, lo hacen principalmente de las 7:00 a las 9:00 de la mañana, cuando ya está abierto pero aún no llegan los comerciantes; les han robado básculas, aparatos electrónicos, entre otras cosas. “En las piedras se roban lo que encuentran, lo que les gusta, nada más levantan la lona y lo tienen al alcance; le decimos a los polis que vengan y se den una vuelta, pero no lo hacen, si acaso vienen una vez al mes”, recalcó Roberto Galván.

The Author

Adriana García Campos

Adriana García Campos

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!