Sociedad y Justicia

Proponen desviar el río san Pedro

 

  • Se desviaría en los tramos en los que atraviesa fallas geológicas
  • Según el geólogo Arturo Sotelo, el agua contaminada se infiltra al manto acuífero por estas fallas
  • Es un proceso sencillo, aseguró el secretario del Colegio de Geólogos

 

Según el secretario del Colegio de Ingenieros Geólogos de Aguascalientes, Arturo Sotelo Rodríguez, el río san Pedro infiltra agua contaminada al manto acuífero cuando pasa por algunas fallas geológicas, por lo que propuso desviarlo en los tramos en los que su trayecto se atraviesa por estas irregularidades del suelo.

El río san Pedro se formó hace varios miles de años, a través de movimientos tectónicos extensivos, por lo tanto en su cauce convergen varias fallas tectónicas por las que se está infiltrando el agua contaminada que transporta este cuerpo de agua al subsuelo, y según Sotelo Rodríguez está llegando incluso al manto acuífero del Valle de Aguascalientes.

El 90 por ciento de los desechos orgánicos de la ciudad, las minas y las industrias, explicó, van a parar al río san Pedro, por lo que en sus aguas se pueden percibir plomo, arsénico, flúor, fierro, mercurio, minerales radiactivos y los desechos orgánicos.

Según la teoría de Sotelo Rodríguez, y en confirmación con lo que había señalado el investigador del Centro de Ciencias Agropecuarias de la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA), Joaquín Sosa Ramírez, estos desechos se podrían estar infiltrando al agua del manto acuífero la cual es la misma que consumen los habitantes de la ciudad.

Si bien, la solución más adecuada sería lograr que el agua que transporta el cauce esté limpia, Sotelo Rodríguez propuso que en las partes en las que el san Pedro pasa por las fallas este sea desviado.

Una vez que el río sea desviado, detalló, la falla sería excavada a alrededor de tres metros de profundidad y sería rellenada nuevamente con depósitos arcillosos, que tienen la propiedad de expandirse al contacto con el agua y cuando pierde humedad de contraerse, por lo que serviría como un tapón cuando el cauce natural vuelva a tener agua y no dejaría que los contaminantes se infiltren al agua que consumen los ciudadanos de Aguascalientes.

Según el geólogo, no habría problemas legales con la adquisición de los terrenos a donde se desviaría el río pues este está asentado y rodeado de área federal, “Ahí nadie puede intervenir, ni un particular, no hay ni siquiera que pedir permiso, simplemente que Conagua (Comisión Nacional del Agua) lo autorice, es su derecho de vía”.

Actualmente, el Gobierno del Estado pretende invertir cerca de 100 millones de pesos para regenerar el san Pedro, lo cual implicaría entre otras cosas el saneamiento del cauce así como la eliminación de las descargas de desechos al mismo.

The Author

Carlos Olvera Zurita

Carlos Olvera Zurita

Nada, sólo 28 años de vida. Reportero en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!