Sociedad y Justicia

Reprimir emociones puede llevar al suicidio

 

  • El manejo adecuado de los sentimientos evita que se infrinja bullying
  • Se nos enseña que el dolor es malo y que lo mejor es reprimir las emociones

 

El hecho de no saber manejar adecuadamente las emociones puede desencadenar que la persona infrinja bullying en los demás; es importante aprender a controlar y expresar los sentimientos, no reprimirse o frustrarse, ya que al momento de desahogarlos se traducirán en una agresión hacia un tercero que nada tiene que ver con este hecho, señaló el sicólogo Enrique Muñoz González.

Es común que en el caso de los adolescentes suceda una situación fuera de la escuela, que le provocó resentimiento emocional, pero no lo supo administrar, no lo pudo manejar, y mucho menos aprender de él; las emociones negativas están para aprender de ellas, no para reprimirlas. “Como no supiste por qué fue, la forma más fácil e inadecuada, es expresarlo con violencia física hacia los que estén a tu alrededor”.

El especialista resaltó que en la mayoría de las ocasiones estas actitudes son asumidas por infantes, que no reaccionan de esta forma en los hogares debido a que pueden recibir un regaño severo o incluso ser agredidos por los padres o hermanos mayores; por regular se desquitan con quienes son más pequeños que ellos.

El dolor tiene una función de supervivencia, por naturaleza nuestra mente siempre va a buscar alejarse de éste e ir hacia el placer; sin embargo se nos enseña que el dolor es malo y que lo mejor es reprimir las emociones, finalmente la persona explota de la peor manera.

El sicólogo puntualizó que en estos casos la persona se transforma completamente, llega a un grado en que el que soporta una emoción dolorosa reprimida y tiene que expresarse, de la forma que sea, porque su cuerpo y mente no puede más con este sentimiento.

Comparó este hecho con una olla de presión; evolutivamente nuestra mente es el 99 por ciento de mente emocional, y el uno por ciento de mente racional; en un momento en el que esa mente emocional, que es la olla de presión, está por explotar de dolor o de emociones negativas, gana la emoción y no hay razonamiento que te permita superar esa situación y continuar viviendo, “de ahí el alto número de suicidios, sobre todo en la entidad”.

Muñoz González detalló que otro mecanismo de defensa con el que contamos, es el desmayo; cuando hay un dolor muy intenso, el cuerpo reacciona de esta manera para evitar la muerte; sin embargo hay ocasiones en que no ocurre el desvanecimiento, las emociones llevan a las personas al suicidio, desgraciadamente por no saber expresarse.

Nos dicen: “si es emoción negativa, reprímela; los hombres no lloran; las mujeres son sumisas, en lugar de decir que un hombre puede llorar, claro que no todo el día, ni en todo lugar”.

Esa es la importancia de saber manejar o administrar las emociones; de ser consciente en qué momento puedo llorar y por qué, y después de que lloré, saber por qué tenía esa emoción, y qué pude aprender de ella.

The Author

Adriana García Campos

Adriana García Campos

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!