Sociedad y Justicia

Aguascalientes no cuenta con Parlamento Juvenil, ni Parlamento Abierto

 

  • Falta una enseñanza más humanizada: Rodolfo Gutiérrez Medel, fundador de Haciendo Eco
  • Para lograr un mejor entorno y una verdadera cultura para la paz, todos los ciudadanos debemos comprometernos con la civilidad, ser más humanos en todos los sentidos

 

No tenemos apertura a las humanidades, el sistema educativo se ha avocado a insertar en los programas escolares ciencias básicas en el afán de egresar estudiantes encaminados a trabajar como técnicos u operarios, pero se olvida la convivencia social, subrayó Rodolfo Gutiérrez Medel, fundador de Haciendo Eco.



Es lamentable que en México estemos viviendo una época de crisis en valores, y no se le apueste a inyectar esta cultura en la enseñanza de los niños y adolescentes, desde temprana edad. “La cultura de la paz nos enseña a ser seres humanos, es un concepto muy amplio que surge a partir de la Unesco, en el sentido de que ya no se quiere una Tercera Guerra Mundial, sino prevenir esos conflictos bélicos a través de la educación”, resaltó.

El activista lamentó que no se nos eduque para la paz, es un término incluso que para muchos resulta banal, pues se tiene un conocimiento difuso o muy vago sobre todo lo que implica; se trata de promover y fomentar la ausencia de violencia, porque actualmente vivimos en una época en la que impera por doquier. Competitivamente estamos buscando quién gana, y quién ganó más; “siempre estamos compitiendo, en vez de que estemos cooperando; el hecho de que yo apoye a mis semejantes, es colaboración y cultura para la paz”.

Gutiérrez Medel recalcó que para lograr un mejor entorno y una verdadera cultura para la paz, todos los ciudadanos debemos comprometernos con la civilidad, ser más humanos en todos los sentidos. En el colectivo que encabeza se han planteado alternativas sobre lo que un grupo está viviendo, sobre todo en el caso de los jóvenes.

Es importante tener apertura por parte de los legisladores, para que con base en los cambios que propongan grupos de la sociedad civil, se conformen las políticas públicas necesarias. “Puede ser una buena propuesta, que después de un análisis, dictamen del propio órgano legislativo, determinen si es procedente o no”.

El fundador de la asociación enfatizó la importancia de que esto vaya acompañado de una mayor transparencia en rendición de cuentas.

Se busca que los estados se inscriban en la temática de parlamentos abiertos; es lamentable que Aguascalientes no tenga Parlamento Juvenil, ni Parlamento Abierto en general, lo cual es sumamente necesario ya que en ellos se puede proponer a los legisladores ciertas iniciativas de ley, “hay muy buenas propuestas e incluso ahorraría un poco el trabajo legislativo en el sentido de que conoces los intereses de la propia ciudadanía”, consideró el fundador de Haciendo Eco.

The Author

Adriana García Campos

Adriana García Campos

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!