Sociedad y Justicia

Clausuran centro de residuos por falta de permisos y contaminación de entorno

 

  • Los inspectores detectaron que en el lugar se realizaba la quema de residuos de manejo especial a suelo desnudo
  • El establecimiento no contaba con los permisos necesarios para su operación

En operativo de supervisión por diferentes puntos de la ciudad, inspectores de la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente (Proespa) clausuraron temporalmente un negocio de compra y venta de residuos varios, ubicado a la altura del fraccionamiento Rancho Santa Mónica, que realizaba quema de materiales y no contaba con los permisos necesarios para su operación.

Ofelia Patricia Castillo Díaz, titular de la Proespa, refirió que una de las funciones de la instancia a su cargo es verificar que los comercios dedicados al acopio de desechos se encuentren en regla con las licencias de funcionamiento e instalaciones necesarias para su operación.



Comentó que durante la visita de reconocimiento que los inspectores efectuaron en el lugar, detectaron que en el establecimiento se realizaba la quema de residuos de manejo especial a suelo desnudo con el fin de obtener fierro y cobre, desarrollando tal actividad en un espacio reducido y sin contar con las medidas de control, mitigación y evacuación requeridas: “En estos negocios se depositan fierro y desechos como plástico, madera, embalajes; muchos de ellos trabajan de manera irregular en lugares inapropiados y en algunas situaciones causan problemas a la sociedad, en especial a quienes habitan en las zonas colindantes, además de los efectos negativos para el medio ambiente”.

La funcionaria estatal informó que debido a las anomalías que presentaba el establecimiento, el personal de inspección de la Proespa solicitó al propietario los permisos ambientales, y al no presentar la documentación correspondiente, se levantó un acta de intervención con las observaciones y recomendaciones que el propietario de la recicladora deberá subsanar, y se procedió a la clausura del lugar.

Informó que los centros de acopio y recicladoras deben contar para su correcta operación con los siguientes permisos: Generador de Residuos, Plan de Manejo de Residuos y Autorización de Acopios, licencias que emite la Secretaría de Medio Ambiente Estatal.

“En caso de pretender llevar a cabo procesos de recuperación al interior, deberá también presentar el Manifiesto de Impacto Ambiental y la Autorización de Coprocesamiento ante la SMAE, para que se evalúe su factibilidad ambiental por la zona que se ubica”, señaló, Castillo Díaz.

La procuradora estatal de Protección al Ambiente aseguró que la dependencia a su cargo estará vigilante del cumplimiento de las medidas establecidas en la legislación ambiental para garantizar que Aguascalientes siga contando con un medio ambiente saludable.

 

Con información de la Proespa

The Author

Staff

Staff

No Comment

¡Participa!