Sociedad y Justicia

No hay desabasto de combustible, especulación podría provocarlo

 

  • Está latente la preocupación de que pueda escasear o incrementar el costo de carburantes por la situación el estado de Texas
  • México sobrevivirá con el Tratado de Libre Comercio y sin él

 

Hasta el momento no han tenido problemas los transportistas para cubrir sus rutas por falta de combustible, el líder estatal de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga, Roberto Díaz Ruiz, aseguró que no hay desabasto del carburante, aunque está latente la preocupación de que pueda escasear o incremente su costo por la catástrofe ocurrida tras el paso del huracán Harvey en el estado de Texas, donde están las refinerías más grandes que tienen los Estados Unidos; cerca del 40 por ciento del diesel que se consume en México viene principalmente de esa zona.



Precisó que más del 50 por ciento de las gasolinas que se requieren para cubrir la demanda en el país son importadas, por lo que hay la posibilidad de un desabasto, sin embargo no se debe especular ni entrar en crisis, ya que inician compras de pánico que en nada abonan a mejorar la situación, “ya nos ha ocurrido en anteriores ocasiones que hay personas que van con un tambo de 200 litros, previniendo futuros desabasto o necesidades, pero traen un carrito de 30 o 40 litros de capacidad en el tanque; crean un conflicto que pudiera haberse salvado más o menos”.

Indicó que los últimos dos o tres fines de semana ha fallado el suministro en Aguascalientes, sin embargo se entabló un acuerdo con Pemex, por presiones del gobernador Martín Orozco y del presidente de los gasolineros en el estado, Jesús López López, “El compromiso es que van a meter más pipas, porque no es por el abasto en la terminal de Coyotes, sino por las pipas blancas que hacen el traslado a las gasolineras”.

Apuntó que prevalece la incertidumbre sobre lo que pueda ocurrir con la negociación del Tratado de Libre Comercio, aunque consideró que México sobrevivirá con el acuerdo y sin él, “Nos ha ayudado muchísimo y sobre todo en nuestros sector, pero no quiere decir que sin él México se va a acabar; yo tengo confianza en que si a alguien le conviene es los propios norteamericanos, es normal en una negociación jalar la cuerda para ver si alcanzan a llevar más beneficios para ellos”.

Es evidente que en las últimas dos décadas el mayor beneficio ha sido para los Estados Unidos, sin embargo hay la confianza de que con la renegociación en México haya buenos acuerdos; se ha desarrollado mucho la tecnología en nuestro país, la gente de las empresas, sobre todo en la industria automotriz ha hecho muy bien su trabajo, y esa capacidad no la va a desaprovechar el vecino país. “Somos muy competitivos en los costos de la mano de obra, no van a encontrar mano de obra calificada a los precios irrisorios para la industria automotriz que ahora se tienen, no lo van a encontrar fácilmente en cualquier parte del mundo”.

The Author

Adriana García Campos

Adriana García Campos

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!