Sociedad y Justicia

En México tenemos enfermedades de primer mundo sin el mismo nivel de vida

 

  • Hábitos alimenticios similares a países desarrollados incrementaron casos de cáncer de estómago y colorrectales
  • Anuncian Congreso Nacional de Oncología enfocado al diagnóstico y la prevención

 

El cáncer de estómago y colorrectal es la segunda y tercera causa de mortalidad en la mayoría de los países, sobre todo en los desarrollados, informó el presidente de la Sociedad de Oncólogos Pediatras, Efrén Flores Álvarez al anunciar el VI Congreso Nacional de Oncología, a realizarse los días 28 y 29 de septiembre en coordinación con el Hospital Miguel Hidalgo.

Destacó que el tema del evento es el diagnóstico temprano y la prevención del cáncer, ya que es común enfocarse en los tratamientos y poco en las estrategias de prevención.

Juan José Ramírez Jaime, jefe de la Unidad de Pediatría del Hospital Hidalgo, comentó que la situación actual para brindar atención a más niños con cáncer se está haciendo milagros, pues el edificio es insuficiente, al tiempo que aclaró contar con todo el equipo necesario para los estudios y análisis que se requiera.

Froylan López López, vocal en el estado de la Sociedad Mexicana de Oncología, externó que en la medida que se ha occidentalizado la cultura en México, también se han desarrollado enfermedades propias del primer mundo, una de ellas es el cáncer que afecta al tubo digestivo, padecimiento que en Aguascalientes y en particular en el Hospital Miguel Hidalgo, ocupa el tercer o cuarto lugar en frecuencia.

Explicó que en el aparato digestivo se presentan también otros tipos de cáncer, el de estómago y el de colon también denominado como colorrectal, el cual registra el mayor número de incidencias. De acuerdo a las estadísticas mundiales, destacó, el padecimiento ocupa no sólo el tercer lugar en incidencias, sino que además es la tercera causa de mortalidad en la mayoría de los países, sobre todo en los desarrollados.

Explicó que el surgimiento de esta enfermedad está relacionada con los cambios en los hábitos dietéticos que ha experimentado la humanidad en los últimos cien años y que antes solo aparecían en los países del primer mundo, han favorecido el incremento de la incidencia de este problema de salud.

“Hemos adquirido hábitos alimenticios con poca ingesta de frutas y fibras, comidas rápidas y a deshoras, sedentarismo; todo ha favorecido a que aparezca el cáncer, principalmente en estómago, colon y recto”, manifestó.

López López consideró que las prácticas alimentarias tienen un papel preponderante para que se de este incremento, además de que se presentan a edades cada vez más tempranas.

The Author

Claudia Rodríguez Loera

Claudia Rodríguez Loera

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!