Los amores del fiscal carnal / Valor público - LJA Aguascalientes
03/02/2023

En el léxico coloquial de los mexicanos, el antónimo del “enemigo” es “el carnal”. “El carnal” es la representación divina del “valedor, hermano, amigo invaluable y buen compa”. Entre la “flota, banda, o pandilla de machines”, de manera irracional existe la tendencia de encumbrar a “el carnal” quién por supuesto no siempre resulta ser una “blanca palomita” pues en ocasiones es el integrante más violento del grupo.

La conducta protectora en ocasiones y, en otras, amable y solidaria de “el carnal”, le brinda cohesión a la estructura de aquellas sociedades humanas. Ese individuo, es una mezcla de solidaridad, represión y jurado que impone respeto y, por lo regular, nadie cuestiona los complejos razonamientos de su amistad pues “el carnal” es un eficaz pegamento que une a la pandilla.

Una vez aclarado el concepto, debemos recordar los antecedentes de la confrontación entre las pandillas del Partido Acción Nacional y sus consecuencias en el gobierno de la Cámara de Senadores y Diputados. Amable lector, el motivo de la confrontación entre las “pandillas” del Partido Acción Nacional, que cobran altos salarios en el Senado de la República, ha sido la designación del Fiscal General de la República, también conocido como “el fiscal carnal”.  

Una de esas pandillas la encabezan “el carnal” Fernando Herrera, el amoroso dictador que recibe órdenes de “el carnal mayor” Ricardo Anaya, el furioso suspirante presidencial. En su cualidad de jefes de la pandilla intentan borrar los artículos transitorios de la Ley, y en un acto de “boicot y chantaje” bloquean la instalación de la Cámara de Diputados en un desesperado intento por impedir “el pase automático a fiscal” del actual procurador general de la República.

La estrategia está en marcha. Una pandilla del PAN intenta desconocer la Ley que ellos mismos aprobaron para imponer en la Fiscalía Genera a “su carnal”. La otra “flota de carnales”, los senadores Ernesto Cordero, Roberto Gil, José Luis Lavalle, Salvador Vega y Javier Lozano, que optaron acatar la Ley, ya han sido acusados, procesados y sentenciados con la expulsión de su Partido, según lo ha dictaminado el Estado Mayor conjunto que integran “los carnales” Anaya y Herrera.

 

[email protected]


Show Full Content
Previous LJA 9/09/2017
Next Paterson: las muchas (y entrañables) dimensiones de lo cotidiano / Extravíos
Close

NEXT STORY

Close

De regreso a Darwin: el gen egoísta / Disenso

16/05/2015
Close