Sociedad y Justicia

Trabaja en Bosque de Cobos un equipo de cinco arqueólogos coordinados por el INAH

 

  • A principios de octubre, el INAH dará a conocer el diagnóstico del equipo de arqueólogos sobre El Bosque de Cobos: Héctor Castanedo
  • Los resultados de la investigación determinarán las zonas del que habrán de protegerse y dónde se podrá construir

 

Héctor Castanedo Quirarte, delegado del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Aguascalientes, manifestó que a principios de septiembre estarán en condiciones de presentar un diagnóstico sobre el trabajo que realiza un equipo de arqueólogos en el Bosque de Cobos.

Explicó que desde mayo le tocó a la dependencia intervenir en dicha zona, a petición tanto de la empresa interesada en construir el proyecto inmobiliario, como del municipio capital.

Ante esta petición, dijo, el INAH decidió hacer una prospección, para la cual se contrató un equipo de arqueólogos supervisados por el mismo Instituto, quienes aún están en el proceso de la investigación, y como fecha límite para la entrega del diagnóstico los últimos días de septiembre: “Comenzando el mes de octubre nosotros podremos dar ya la opinión de lo que ahí se encuentra o no se encuentra, y a partir de ello determinar las zonas que pudieran protegerse, de ser necesario (…) del INAH son dos arqueólogos y del grupo son tres más (contratados)”.

Consideró que sin duda, muchas determinaciones se habrán de tomar a partir del diagnóstico que realiza el INAH, a fin de que se inicie la construcción del proyecto en las zonas no protegidas.

Castanedo Quirarte negó que la dependencia a su cargo reciba alguna presión para presentar el diagnóstico, además de que desde el inicio se definió un tiempo que consideraron prudente, de cinco meses.

Reconoció la existencia de vestigios paleontológicos, como huesos y pedacería de cerámica antigua, “creo que estamos a un paso de poder dar una versión definitiva de lo que ahí se encuentra”.

La zona del El Bosque de Cobos se encuentra justo en la parte trasera de la planta número uno de la Nissan, y se conforma con 137 hectáreas las consideradas para el proyecto del fraccionamiento, en el que se integrarán catorce mil viviendas en varias etapas, según denunciaron varias organizaciones de ambientalistas de Aguascalientes, al considerar que el mismo pone en peligro, no sólo el medio ambiente (flora y fauna) del lugar, sino vestigios arqueológicos y paleontológicos de gran valor.

En otro asunto, el funcionario federal informó que en el centro de la ciudad existen al menos 40 fincas históricas que requieren de la intervención de los propietarios para que no colapsen, especialmente con las constantes lluvias de las últimas fechas, lo cual fue una recomendación que el INAH realizó desde el 2016.

La intervención -manifestó- habrá de ser con el apoyo de la dependencia, a fin de que a base del mantenimiento se conserven las mismas, dado su valor arquitectónico e histórico.

 

The Author

Claudia Rodríguez Loera

Claudia Rodríguez Loera

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!