Dos de octubre no se olvida, pero la represión continúa - LJA Aguascalientes
03/03/2024

 

  • El derecho a la libertad de expresión, la democratización de México y de Aguascalientes, siguen siendo una asignatura pendiente
  • En el caso de Aguascalientes, el extitular de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal no está exento de la responsabilidad que pudiera tener en ese tipo de atentados

 

Han pasado casi cincuenta años de la matanza de Tlatelolco y la justicia no ha llegado al país, la represión continúa; cientos de estudiantes fueron ultimados en la Plaza de las Tres Culturas, con ellos, maestros, padres de familia y pequeños que se solidarizaron con esa lucha por la democracia; fue una crueldad cometida por el entonces presidente de la República, Gustavo Díaz Ordaz, en compañía de su secretario de Gobernación, Luis Echeverría Álvarez, lamentó el dirigente de Cimientos del Magisterio, Francisco Flores Flores, en conmemoración a la lucha que este 2 de octubre se recordó y sigue en pie desde 1968.

El activista enfatizó que es una fecha que debe estar activa todos los días, se puede recordar en dos sentidos, como mucha gente lo maneja de que “el 2 de octubre no se olvida”, sin embargo, fue un parteaguas en la vida democrática de México y es una tema que a estas fechas debería practicarse con un sistema más democrático, más tolerante y más inclusivo en cuestión de los derechos de las personas, “debe ser menos violatorio de los derechos humanos, sin embargo no lo estamos viviendo de esta manera”.

El profesor recalcó que además de que no se ha aclarado lo sucedido aquella noche de tragedia, este tipo de represión se vive hoy en día; actos que se asemejan mucho a ese hecho, ocurrieron hace apenas tres años, el 26 de septiembre, con el caso de los 43 estudiantes de la Normal Isidro Burgos de Ayotzinapa, que fueron brutalmente agredidos y hasta esta fecha permanecen en calidad de desaparecidos.

Condenó el hecho reciente que se vivió en la entidad con el movimiento estudiantil, donde normalistas fueron brutalmente agredidos, y los estudiantes de Tiripetío, Michoacán, estuvieron desaparecidos por horas; son situaciones que atentan duramente contra los derechos de las personas y su derecho a la libre manifestación de las ideas, “esto nos habla de una desaparición forzosa que rayaba en otro caso como el de Ayotzinapa; tal parecía que se iba a replicar lo que había pasado allá”.

Flores Flores consideró que el derecho a la libertad de expresión, la democratización de México y de Aguascalientes, siguen siendo una asignatura pendiente, por lo que se instó y exigió a los gobiernos que tomen cartas en el asunto para que sean más inclusivos y tolerantes con las demandas ciudadanas y que no utilicen la represión cada vez que los ciudadanos alzan la voz para pedir el respeto a los derechos más elementales.

“Estamos hablando de que en 1968 hubo una represión en contra de las ideas de quienes se manifestaron en ese sentido y estamos hablando de que en la actualidad se sigue dando la represión todavía; hay el caso de la brutal golpiza que puso en riesgo la vida de algunos estudiantes, el caso concreto de Alan que quedó seriamente lastimado y todavía está sufriendo las consecuencias, y no hay culpables a la fecha definidos; se está investigando”, consignó.

El dirigente de Cimientos del Magisterio apuntó que en el caso que más ocupa en la entidad se pedirá el debido seguimiento, si bien dijo que la salida del principal ejecutor y operador de ese tipo de agresiones, Héctor Benítez López, ya no está al frente de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, no le exime la responsabilidad que pudiera tener en ese tipo de atentados; hay procesos abiertos en la Fiscalía y en Derechos Humanos en contra de quien resulte responsable que deben avanzar. “Eso hablaría de que las autoridades en turno están tratando de poner orden en la casa, si no avanza, otra decepción más para el ciudadano; seguiremos predicando en el desierto y ellos seguirán haciendo lo que sabe hacer, reprimir al pueblo cuando se manifiesta por sus ideales y derechos”.


Reiteró que las manifestaciones y mítines que se realizan el 2 de octubre no es sólo recordar a los caídos del 68, a los 43 desaparecidos, o la golpiza que recibieron los estudiantes en Aguascalientes, sino exigir y abonar para cambiar este tipo de cosas; de nada sirve lamentarnos siempre diciendo que no se olvida si no hacemos nada para poder poner remedio, es necesario que este tipo de hechos se denuncie ante autoridades y con los ciudadanos, “unidos podemos hacer frente a muchas situaciones que se presentan”.


Show Full Content

About Author View Posts

Adriana García Campos
Adriana García Campos

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

Previous Presupuesto Federal para Aguascalientes / El apunte
Next El gran adeudo de gobierno estatal es la seguridad pública
Close

NEXT STORY

Close

Doña Josefina, la candidata que escribe / Alegorías Cotidianas

21/03/2017
Close