No hay elementos para detener construcción de fraccionamiento en Bosque de Cobos - LJA Aguascalientes
26/02/2024

 

  • Los hallazgos arqueológicos en el lugar no justificarían que se paren las obras de la constructora en el Bosque de los Cobos, según la encargada del Área de Arqueología del INAH

 

Dadas las verificaciones que realiza el Instituto Nacional de Antropología (INAH) en el Bosque de Cobos, explicó la encargada del Área de Arqueología, Ana María Pelz, no existen evidencias que justifiquen poder echar para atrás la construcción del fraccionamiento de GIG, aunque aún falta por concluir la prospección.

Según la arqueóloga, el INAH ha realizado recorridos y verificaciones en los puntos donde pudiese aparecer material arqueológico en la parte del llamado Bosque de Cobos donde se planea construir un fraccionamiento, para recuperarlo, analizarlo y rendir un dictamen posterior.

En este momento la verificación, indicó Pelz, está en la etapa de prospección y análisis de los materiales arqueológicos, sin embargo no se encontró ninguna evidencia arquitectónica de algún asentamiento humano.

Sólo se detectaron, agregó la especialista, concentraciones cerámicas y líticas que ya se han recuperado, además que también se verifica la presencia de material paleontológico. De esto último, comentó, no se ha encontrado ningún resto en la superficie, pero no se descarta que existan a mayor profundidad.

En el área donde se pretende construir el fraccionamiento, hasta el momento, no se han encontrado vestigios paleontológicos, pero sí se han detectado restos arqueológicos que han sido resguardados, sin embargo no existen impedimentos por parte del INAH para la construcción del fraccionamiento de GIG en Cobos.

La arqueóloga reiteró que como el estudio no ha concluido, aún no hay un visto bueno del INAH para la construcción del fraccionamiento para tampoco se ha encontrado nada para negar de manera absoluta la construcción del mismo. El estudio, comentó, no tienen un plazo definido aunque teóricamente ya tendrían que haber concluido: “Es cuestión de armar un expediente para poder entregarlo a la empresa”.

En caso de aprobarse la construcción del fraccionamiento de GIG se tendrá que hacer una salvedad en el dictamen para que durante las obras exista siempre la presencia de arqueólogos del INAH que protejan los posibles hallazgos, sin embargo, dada la pendiente y el nivel de erosión del lugar, lo más probable es que ya haya sido recuperada la mayor parte de los restos según Pelz.


Estos materiales detalló, son fragmentos de recipientes de cerámica y de herramientas de piedra, es decir, no se han encontrado restos de construcciones que pudieran indicar la presencia de un asentamiento de importancia como sí existe al otro lado del río, en el llamado Rancho de Los Pargas, un terreno estatal donde no se va a fraccionar, por el momento.

Respecto a los 25 pozos de sondeo realizados por GIG para verificar la calidad del suelo denunciados por el Comité de Guardabosques de la Sub Cuenca Cobos ante el INAH, la arqueóloga afirmó que no se encontró presencia de material arqueológico en estos agujeros.

 

Sin embargo, admitió que no hubo presencia de expertos del INAH en el momento en el que estos pozos fueron hechos, sino que la supervisión se hizo posteriormente y no se detectó ningún resto.

A decir de Pelz, la Cuenca de Cobos estuvo habitada, según los hallazgos hechos hasta el momento, por los mismos grupos que habitaron el resto del estado entre los años 600 y 900 de la era actual, a los cuales es complicado asignarles una cultura.

Aparentemente, los hallazgos hechos en los últimos años en el lugar, indican que los asentamientos que habitaron Cobos fueron una comunidad periférica a una central que fue contemporánea, sin embargo esto no debería hacer que esta se deba obviar.

Los arroyos, explicó, eran los sitios en los que las poblaciones antiguas se ubicaban como también lo hacían los animales, razón por la cual este cauce, como el resto de los que hay en el estado, deben ser analizados.

Es necesario entonces tener supervisión en el resto de los cauces del estado, pues todos, incluso aquellos cuyas laderas están habitadas como en los del oriente de la ciudad pueden tener vestigios de importancia, aunque los del oriente precisamente ya han sido investigados por el INAH sin mayores éxitos.

 


Show Full Content

About Author View Posts

Carlos Olvera Zurita
Carlos Olvera Zurita

Nada, sólo 28 años de vida. Reportero en La Jornada Aguascalientes.

Previous Design Week México 2017 / H+D²
Next Cristina Urrutia se queja de la congeladora legislativa
Close

NEXT STORY

Close

POLICÍAS ESTATALES ENTREGARON JUGUETES A NIÑOS EN COMUNIDAD DE ASIENTOS

22/12/2021
Close