En la búsqueda del origen del universo, el Colisionador de Hadrones encontró grandes tesoros de la ciencia - LJA Aguascalientes
12/07/2024

 

  • El científico Gerardo Herrera habla sobre los desarrollos tecnológicos del mundo gracias al Gran Colisionador
  • Gracias al Colisionador, en pocos años se podrá contar con radiografías a color
  • México debe desarrollar su propia tecnología de aceleración de partículas para no quedarse más rezagado

 

El chihuahuense Gerardo Herrera es uno de los mayores referentes vivos de la ciencia y la física en México; ha trabajado por 25 años en el Gran Colisionador de Hadrones, siendo su especialidad la física experimental de altas energías y detectores.

Este colisionador tiene como objetivo el entender el origen del universo, sin embargo sus implicaciones han generado tecnologías que benefician la vida cotidiana de cualquier ciudadano en el mundo, como la gratuidad del servicio de internet.

Para poder detectar las colisiones ocurridas en el imponente aparato, ha sido necesario desarrollar detectores muy rápidos. Uno de estos detectores, explicó Herrera es utilizado en el desarrollo un aparato de rayos X a color que está por salir al mercado, por lo que próximamente se van a poder tener radiografías a color.

La red de internet como se conoce, es otro desarrollo logrado gracias al Gran Colisionador de Hadrones; esta tecnología se gestó como una necesidad de comunicación entre los científicos que trabajan a grandes distancias dentro de este enorme aparato de 9 km de distancia.

La Web es una revolución de la época actual que es producto de este colisionador que ha sido criticado por lo costosa que es su operación; sin embargo el protocolo de internet es gratuito gracias a la decisión de los científicos que trabajan en este enorme artefacto instalado en la frontera de Francia y Suiza, construido y operado por varios países del mundo como México, representado precisamente por Herrera.

Tomando en cuenta estos y otros grandes avances tecnológicos logrados por este colisionador, señaló Herrera, resulta competente que México desarrolle sus propios aceleradores de partículas y los deje de comprar a otros países.

Los aceleradores de partículas no son solamente instrumentos para la investigación sino que también son instrumentos tecnológicos que sirven para el tratamiento de distintos tipos de cáncer en los hospitales, para mejorar la electrónica y en general para crear una gran cantidad de nuevas tecnologías.


Según el chihuahuense los aceleradores son dispositivos que llegaron para quedarse, pues están en los hospitales y en la industria, sin embargo México carece de desarrollo de tecnología propia de este tipo así como de investigadores de esta especialidad.

México, agregó Herrera, necesita especialistas que diseñen nuevas tecnologías de aceleración, por lo que es un proyecto que lleva impulsando por varios años en conjunto con otros científicos e instituciones como el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (al que pertenece) y la Universidad Nacional Autónoma de México en su división de investigación, “Tenemos propuestas interesantes y vamos a ver cómo nos va”.

Sin embargo aceptó que ha sido difícil el avance de este proyecto pues no ha habido mucha respuesta y siempre se encuentran “coyunturas” y falta de inversión en la tecnología, a pesar de que su costo ya no es un problema debido a que la colaboración internacional ha aminorado los precios gracias a las redes de investigadores.  

Hace 25 años, cuando México se incorporó a los trabajos de la Organización Europea para la Investigación Nuclear, también conocida como CERN (a la que pertenece el Colisionador de Hadrones), se estableció colaboración con otros países, sin embargo, indicó Herrera, debido a la falta de apoyo y desarrollo de aceleradores de partículas locales, los científicos locales tienen un camino más complicado que recorrer que sus pares de otros países más desarrollados.

Si México desarrollara sus propios aceleradores de partículas, explicó Herrera, en un primer momento los beneficios llegarían a los jóvenes estudiantes y científicos, quienes tendrían acceso a la más alta tecnología, lo cual los volvería competitivos en el ámbito internacional y no sólo bien calificados para comprar dispositivos de otros países, como sucede actualmente.  

El científico añadió que si se pretende diseñar y construir, se necesita el más alto nivel, la mejor tecnología a disposición para que, a partir de ahí, se pueda innovar. Por la falta de desarrollo de aceleradores, es imposible que un joven bien calificado egresado de una universidad pueda capacitarse en el país, por lo que México padece de una fuga de cerebros en ese ámbito particular.


Show Full Content

About Author View Posts

Avatar photo
Carlos Olvera Zurita

Nada, sólo 28 años de vida. Reportero en La Jornada Aguascalientes.

Previous Más del 50% de las candidaturas podrían ser ocupadas por mujeres, dice el PRI
Next Diabetes es la segunda causa de muerte en Aguascalientes
Close

NEXT STORY

Close

Diputados de Aguascalientes no deben distraerse por asuntos partidistas ni por peleas de palacios

28/10/2021
Close