Los trabajadores no soportarán un nuevo aumento al transporte público - LJA Aguascalientes
25/05/2024

 

  • La clase obrera es no solamente la más golpeada, sino la que más impuestos paga, indicó Jesús Ramírez
  • Estudio de CROM y Coparmex advierte que con la tarifa pasada era perfectamente sustentable una unidad en servicio

 

El deficiente servicio de transporte público no justifica un nuevo aumento al precio del pasaje, como pretenden los concesionarios con las autoridades; es la clase trabajadora la más aniquilada por este tipo de incrementos, ante el bajo salario que perciben, aunado a que son quienes más hacen uso del camión urbano, con dos o tres rutas por frecuencia, lo que se traduce en varios pasajes para un viaje redondo, más los que se sumen de los integrantes de su familia cuya movilidad es similar.

El líder de la Confederación Regional Obrera Mexicana (CROM), Jesús Ramírez Pérez, recalcó que no es viable “subirle unos pesitos” a los camiones, serían dos aumentos seguidos, al costo que por años se mantuvo, al igual que las pésimas condiciones en que prevalece en la mayoría de las unidades; el servicio no ha mejorado, hay camiones descompuestos, además de que la gente se ve obligada a amontonarse en los paraderos que también requieren urgente atención. Esto afecta la vida diaria de la ciudadanía, incluso muchos llegan tarde al trabajo o compromisos por estas cuestiones y son castigados y reprendidos, “si no se tiene la capacidad, que busquen otros concesionarios”.

El presidente de la CROM especificó que en un estudio que se realizó de la mano con la Coparmex, que permitió conformar un proyecto de movilidad que ha sido presentado a las instancias competentes, se advirtió que con la tarifa pasada era perfectamente sustentable una unidad en servicio, “al calor de las cosas hubo concesionarios que compraron vehículos nuevos, pero nada más, los demás no hicieron nada y seguimos con los mismos”.

Condenó que para los integrantes de la Asociación de Transportistas Unidos este servicio ha sido un gran negocio en el que por quien menos se preocupan es por los usuarios, ya que no le invierten pero les sigue generando dividendos porque tienen un público cautivo; conforme va en aumento las gasolinas y los carburantes, la población hace un mayor uso del mismo y la calidad va cada vez en mayor decremento.

“No se vale”, enfatizó Ramírez Pérez, ya que la clase obrera es no solamente la más golpeada, sino la que más impuestos paga; quienes ganan uno o dos salarios mínimos básicamente sostienen a la clase política, que hace mal su trabajo, y desvirtúa los programas de apoyo para la gente de escasos recursos, “es secuestrada por algunos individuos para sus motivos personales”.

Resaltó que esta cuestión que ha generado hartazgo y desconfianza extrema a la clase política, la califica incluso como una clase distinta de humanos, como si no fuéramos todos ciudadanos, debido a que algunos partidos se han dedicado a que los grandes apellidos sigan ahí y entre ellos se han pasado el poder. “Pareciera como un partido de futbol, vemos que se pelean, pero al final de cuentas son los mismos, el sobrino, el nieto, el cuñado; ya no podemos permitir esto”.



Show Full Content

About Author View Posts

Avatar photo
Adriana García Campos

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

Previous Presentará María Teresa Jiménez su informe el 4 de diciembre
Next Se debe fomentar desde la niñez el cuidado y atención que requieren las mascotas
Close

NEXT STORY

Close

Embajada de EU reconoce a la rectora de la UT el Retoño, en Aguascalientes

04/08/2018
Close