Nuestro futuro urbano / Rompecabezas urbano* – LJA Aguascalientes
19/09/2020


 

Luis Enrique Santiago G. | Profesor e investigador en el área de urbanismo y planeación urbana, Universidad Autónoma de Aguascalientes.



 

El futuro de nuestra sociedad está en sus ciudades. Los siglos XIX y XX nos heredaron la idea de que las ciudades son sinónimo de problemas. Contaminación ambiental, caos, violencia, inseguridad, pobreza, marginación, hacinamiento y segregación son algunos conceptos que generalmente asociamos cuando hablamos sobre ciudades. Esta visión es, en gran medida, producto de las condiciones de precariedad y explotación -humana y no humana- que trajeron consigo un modelo de desarrollo fundamentado en las manufacturas y sus concomitantes aceleradas tasas de urbanización que ocurrieron en distintas partes de nuestro planeta durante dicho periodo.

Si bien no es posible negar la persistencia de tales situaciones hasta nuestros días, sobre todo en ciudades como las nuestras, llenas de carencias y desigualdades socioterritoriales, también es cierto que históricamente las concentraciones urbanas han sido el epicentro de nuestras mejores expresiones como especie humana. Ejemplos de lo anterior son las ciudades de Catalhöyük, Turquía, primera ciudad en el planeta y donde recientes descubrimientos indican el posible origen de la agricultura; Atenas, Grecia, ciudad donde floreció gran parte de nuestro actual conocimiento occidental; París, Francia, cuna de revolucionarios movimientos artísticos y culturales que todavía hoy influyen a nuestras sociedades; Detroit, Estados Unidos, sede de la invención de la producción en serie que todavía soporta gran parte de nuestra economía global; San Francisco, Estados Unidos, actualmente un nodo de empresas especializadas en productos digitales que cada día nos sorprenden con nuevos desarrollos que impactan en nuestra vida diaria; y, Lima, Perú, un vibrante centro de innovación gastronómica de clase mundial que recibe anualmente millones de visitantes.¹

Para Edward Glaeser, autor del libro El triunfo de las ciudades, actualmente, las concentraciones urbanas son los espacios idóneos para transformar la realidad de nuestras sociedades. Glaeser señala que la aglomeración de individuos que ocurre en los espacios urbanos, sumado al inusitado desarrollo tecnológico en los medios de comunicación y transporte, reducen los costos en el intercambio de nuevas ideas y conocimiento, lo cual es una condición básica para incentivar la generación de soluciones tecnológicas, innovaciones sociales, descubrimientos científicos y creaciones artístico-culturales que permiten dar solución a nuestros múltiples problemas sociales. En consecuencia, para el mismo autor, la construcción de ciudades densas, atractivas y diversas -física, cultural, social y económicamente- es una acción básica para reunir las condiciones necesarias que permitan alcanzar dichas mejoras.

 

El clásico ejemplo de una ciudad donde se ha sabido capitalizar sus particularidades urbanas para mejorar las condiciones económicas y sociales de sus habitantes es Nueva York, Estados Unidos. En la década de 1970, esta ciudad llegó a ser un emblema de la decadencia urbana debido a las altas tasas de desempleo, condiciones de pobreza, elevados índices delictivos y problemas sociales que fueron resultado de sustantivos cambios en la economía global. Sin embargo, a partir de finales de la década de 1980, la ciudad fue objeto de una importante reingeniería urbana que ha sabido fomentar y aprovechar las altas densidades urbanas, la mezcla cultural, la riqueza de espacios públicos y la conectividad global con la que cuenta la urbe para posicionarla como un icono global en áreas de alto valor como la industria de la moda, el arte, la gastronomía y los servicios financieros. Hoy en día Nueva York, al igual que otras aglomeraciones urbanas en el planeta, es una ciudad donde se ha sabido potencializar el talento, el conocimiento y la creatividad de sus habitantes.

El siglo XXI, también definido como “El siglo urbano”, al estimarse que por lo menos 80% de la población mundial habitará en áreas urbanas en el año 2050, abre la posibilidad de aprovechar las concentraciones urbanas como inmensos laboratorios orientados a generar las soluciones que requieren los problemas que aquejan a nuestra sociedad. En las masas de individuos poseedores de cierto conocimiento y creatividad que continuarán aglomerándose en las ciudades se encuentra la solución a nuestros problemas ambientales, la innovación tecnológica que transformará nuestra economía, la futura creación artística que revolucionará nuestra forma de relacionarnos con el mundo o una nueva fórmula para organizarnos en una sociedad más justa.

 

Lograr lo anterior requiere transitar de una idea de la ciudad como un mero conjunto de estructuras físicas aquejadas por un sinfín de problemas a una perspectiva que también nos permita aprovechar las oportunidades que nos ofrecerá nuestro futuro como individuos eminentemente urbanos². Parte de ello es considerar a las ciudades como grandes aglomeraciones sociales en las cuales es posible gestar las ideas, el conocimiento y la creatividad para transformar nuestra realidad. Sin embargo, tal como ha ocurrido en ciudades como Nueva York, el cambio de paradigma también tiene que ser acompañado de acciones concretas, tales como la inversión en educación de calidad de sus habitantes, el financiamiento de sectores experimentales y la construcción de ciudades estimulantes, que nos permitan construir sociedades urbanas más prósperas, justas, exitosas, equitativas y amigables con el medio ambiente.

 

[email protected]

 


* Rompecabezas urbano: Es un espacio destinado a la reflexión y exposición de temas diversos sobre la ciudad, el territorio y el medio ambiente. Es desarrollado por los integrantes del Colectivo Multidisciplinario de Estudios Urbanos y Ambientales.

¹ Garrocho Carlos, Aguilar Adrián G., Brambila Carlos, Graizbord Boris y Sobrino Jaime, (2014). “Hacia una cultura de las ciudades sostenibles”, ALAP, Ciudad de México. Disponible en: https://goo.gl/Ep2DpK

² Banco Mundial (2010), “Sistema de ciudades: la urbanización, motor de crecimiento y el alivio de la pobreza”, Washington, D.C. Estados Unidos. Disponible en: http://siteresources.worldbank.org/INTURBANDEVELOPMENT/Resources/UrbanStrategy_web_Spanish.pdf


 

Vídeo Recomendado

Show Full Content
Previous Clausuran banco de materiales por falta de permisos
Next DIF estatal busca eficientar operatividad de programas sociales

1 thought on “Nuestro futuro urbano / Rompecabezas urbano*

  1. LA CIUDAD ES PARTE DE UN PROCESO URBANO QUE CONSTANTEMENTE SE TRANSFORMA, Y ESTA ES POR SI SOLA ES UN SINÓNIMO DE OPORTUNIDADES. AUNQUE CADA CIUDAD ES DIFERENTE DESDE UN PUNTO DE VISTA HOLÍSTICO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

NEXT STORY

Close

UAA entrega títulos a más de mil egresados

10/11/2013
Close