Política

Aprobación discrecional de Ley de Seguridad tiene trasfondo electoral

 

  • Marchan para que se garantice la seguridad del país sin guerra
  • Ley Mordaza y de Biodiversidades abonan a la sumisión de los mexicanos
  • Manifestantes exigieron un mayor esfuerzo de los gobiernos para mejorar las corporaciones policiacas y a las fiscalías

 

Con movimientos en contra de la militarización del país no se descalifica la labor de las fuerzas armadas, se busca hacer conciencia de los riesgos que se corren al tener en la calle elementos que nos están preparados para patrullar, ya que su función y entrenamiento es para actuar como apoyo en contingencias o en situaciones bélicas, sin embargo se presume un trasfondo en la aprobación de la Ley de Seguridad Interior, al haberse legitimado la participación de las fuerzas castrenses en una asamblea de madrugada, a discrecionalidad y sin el debido análisis y participación de expertos en la materia.



Con esta consigna, al medio día de este domingo, ciudadanos convocados en las redes sociales se sumaron a la marcha pacífica que se desarrolló en varios estados de la República, con la finalidad de informar a la sociedad lo que conlleva la mencionada ley, y hacer un exhorto a las instancias competentes a que no permitan que se violente, aún más, la lucha contra la inseguridad.

Cerca de un centenar de personas en Aguascalientes se dieron cita al cruce de las calles 28 de Agosto y Madero, de donde partió un pequeño contingente, al que se sumaron quienes comulgan con la protesta, que se dirigieron hasta la Exedra, donde ya se disponía de un espacio para hacer ceder el micrófono a expertos y quienes quisieran alzar la voz por esta causa y la mencionada Ley Mordaza.

Con consignas contra los diputados y senadores a quienes condenaron por su traición, así como al presidente de la República con frases como: “Peña, repudio tu Ley Militar”, se desarrolló la marcha pacífica por las principales calles del Centro Histórico; Marcela Pomar Ojeda, una de organizadoras de este movimiento, acentuó que con ello se busca hacer escuchar la inconformidad por la decisión tomada en el Congreso de la Unión; “no están representando nuestros intereses, no nos consultaron”, lamentó.

La activista enfatizó que los expertos y las organizaciones internacionales dieron su opinión sobre este delicado tema, misma que no fue escuchada ni atendida por los representantes populares, por lo que con estas acciones ciudadanas se pretende sumar a más integrantes de la sociedad en general para no permitir que se aplique la Ley de Seguridad Interior.

Si bien los manifestantes señalaron que están de acuerdo en que se regule la actuación de las fuerzas armadas con un marco jurídico, debe ser en función de frenar los problemas que han contravenido a su intromisión desde hace once años, ya que se ha mostrado que sólo generan más violencia en el combate al crimen organizado y el narcotráfico. 

Es lamentable que se perfile el actual sexenio como el más violento desde la Revolución Mexicana, al sumar con la administración de Felipe Calderón Hinojosa 234 mil muertes en el país; la exigencia de la ciudadanía es que no se ignore el debate sobre la militarización ya que esta medida contraviene las recomendaciones de los organismos internacionales como la ONU y las mismas propuestas de la Comisión Nacional de Derechos Humanos y las instancias en los propios estados.

Permite una actuación de las fuerzas castrenses sin controles, a discrecionalidad y secrecía del ejecutivo en turno; los manifestantes exigieron un mayor esfuerzo de los gobiernos para mejorar las corporaciones policiacas y a las fiscalías.

Los participantes a la marcha consideraron que con estas medidas se legaliza lo sucedido el 2 de octubre de 1968, con la matanza de Tlatelolco; a esto se suma la Ley Mordaza, con la que se prohíbe la comunicación, a través de cualquier medio, de un hecho, cierto o falso, considerando esto un hecho ilícito, con ello se pone de manifiesto que no se respeta la libertad de expresión como un derecho de carácter absoluto.

Aunado a la Ley de Biodiversidades, con la que se faculta a los gobiernos a vender territorios en conservación natural, como a mineras y otras firmas extranjeras para su explotación, con el 2 por ciento de ganancia para los mexicanos, se atenta contra las riqueza natural y las familias de nuestro país.

“Van a robarse las elecciones, como ya lo han hecho; pero la gente no saldrá a manifestarse por miedo, con el Ejército en las calles le dará terror salir. Estamos sumidos en la apatía, con pánico ante las autoridades. Es una política de muerte, ahora cualquiera será sospechoso de fraguar algo, se atenta contra garantías individuales de los ciudadanos, dan muerte a la libertad de expresión y tránsito”, enfatizaron los participantes en el mitin de este domingo.

The Author

Adriana García Campos

Adriana García Campos

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!