Sociedad y Justicia

César Flores Alfaro es uno de los migrantes que recibe la presea Migrante del Año

 

  • Hay condiciones para que connacionales puedan establecerse económicamente en el país: César Flores
  • Con dos negocios de hamburguesas en la entidad, el aguascalentense cumplió el sueño americano

 

César Flores Alfaro es un migrante oriundo del estado, quien por más de tres años radicó en el vecino país del norte con la ilusión de ahorrar para ofrecer un mejor patrimonio a su familia; su caso de éxito fue reconocido con la presea Migrante del Año que otorgó el Gobierno del Estado este lunes a varios connacionales.



Detalló que a su regreso, hace año y medio a la entidad, pudo iniciar con un pequeño negocio de hamburguesas, con el apoyo de los programas que ofrecen a migrantes los gobiernos estatal y federal, “fue un gran impulso para nosotros”, resaltó.

El negocio de comida inició en el municipio de Tepezalá, aunque en una primera instancia bastaba para mantener a su familia, el empeño y colaboración de las instancias gubernamentales le ha permitido incluso generar empleos, aseguró el joven de 25 años de edad. “Empezamos a crecer un poco más, ya contamos con seis trabajadores y tenemos un poco más de dos meses que emprendimos otro negocio más, esperemos que nos vaya bien”.

En Estados Unidos vivió en Los Angeles, California, donde trabajaba en la construcción, sin embargo desde los 15 años de edad ha trabajado en cocina, tiene poco más de doce años dedicados a ello, por lo cual optó por poner un negocio de hamburguesas, el cual consideró no requería de una inversión tan alta, misma que podía solventar.

Actualmente tiene además de la matriz en el municipio de Tepezalá, una sucursal en Pabellón de Arteaga donde venden hamburguesas, tacos, quesadillas, entre otros alimentos preparados; el migrante se dijo feliz por regresar a vivir a México, si bien del otro lado del muro se genera un poco más de dinero, la vida es muy complica, muy triste, “es levantarse a las 4:00 de la mañana, hacer tu lonche, es muy estresante; nunca tuve ningún problema con la migra, regresé porque aquí está mi esposa, mi familia, mis hijos”.

Flores Alfaro consideró que en cuestión de inseguridad, la situación no varía en ambos países, en donde radicaba en Estados Unidos hay mucha delincuencia, pero aquí en México hay muchas maneras de salir adelante, por lo que recomendó a quienes están en su situación que no dejen de trabajar para alcanzar lo que se proponen.

Tiene el ejemplo de muchos conocidos que llegan a México y se quedan a lo mucho un año, en promedio cinco o diez meses, en lo que se terminan el poco dinero que juntaron, pero no prevén para hacer ya un patrimonio aquí, por lo que deben regresar al vecino país del norte, “yo le doy muchas gracias a Estados Unidos, sí me bendijo mucho, pero para regresar… realmente nunca me gustó”.

Dijo que desde que migró lo hizo con la ilusión de emprender un negocio, su sueño siempre fue tener algún restaurante, y por fortuna los resultados se cristalizaron en poco tiempo; “ahorita lo que queremos y la meta que tenemos es crear una cadena de negocios y generar más empleos.

“Aquí hay mucho de qué vivir, muchas oportunidades; les digo y aconsejo a los paisanos que se encuentran de aquel lado, que si tienen la oportunidad de invertir en algo o algún sueño que tengan, que todo se puede”.

The Author

Adriana García Campos

Adriana García Campos

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!