Sociedad y Justicia

Ley de Seguridad Interior permite el uso desproporcionado de la fuerza y ejecuciones extrajudiciales

 

  • La militarización ha arrojado resultados catastróficos en el combate a la delincuencia y crimen organizado
  • Los índices de letalidad en México son más altos que que el tiempo que tiene Irak en guerra, lo que tenían en Vietnam o en la Segunda Guerra Mundial

 

En el debate sobre la Ley de Seguridad Interior se deben dejar de lado la simulación y las palabras bonitas; este miércoles por la noche las Comisiones Unidas de Defensa, Estudios Legislativos, Marina y Gobernación del Senado aprobaron el dictamen de la mencionada ley, mismo que fue discutido en el pleno al medio día de este jueves.



Al respecto se han pronunciado organizaciones civiles; un grupo de expertos del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas advirtió que el proyecto de Ley es ambiguo y contiene una definición completamente laxa respecto de las situaciones en que se podrá hacer uso de las fuerzas castrenses, incluso en el contexto de movilizaciones de protesta; será un retroceso para el país.

Alejandro Madrazo Lajous, investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), indicó que a lo largo del actual sexenio se ha profundizado sobre este debate que tiene más de una década en discusión, ha continuado la militarización y con ello los resultados catastróficos en el combate a la delincuencia y crimen organizado; además de que con ello empiezan a repuntar las violaciones a los derechos humanos perpetradas por los cuerpos castrenses.

Precisó que, con base en estadísticas, se afirma que se vulnera el uso desproporcionado de la fuerza o ejecuciones extrajudiciales: “Los índices de letalidad en México son algo que no se ha observado ni siquiera en guerra; tenemos cifras más altas de letalidad en nuestros cuerpos castrenses y policiacos, que en lo que tiene Irak en guerra, lo que tenían en Vietnam o en la Segunda Guerra Mundial”.

El doctor en Derecho apuntó que ante la catástrofe que se vive actualmente en el país con un mayor número de casos de violación a derechos humanos, es imperante que se apueste por mayor investigación y estrategias transversales para abonar al tema de seguridad pública; “no hay una mejora en las tasas de homicidios, al contrario empieza a haber una empeora, pero han surgido estos casos que llaman la atención internacional, como es Tlatlaya, Apatzingán, Ayotzinapa, entre otros”.

Declaró esto como una fuerte alarma a la que las autoridades no han prestado atención, ya que hubo actuación del Ejército, en la mayoría de estos casos, y en los cuales no se cumplió cabalmente con lo que estipula la Ley en materia; dijo que con este tipo de leyes a modo, lo que se busca es cubrir la espalda a los responsables de estas malas actuaciones.

Dijo que la actual iniciativa de Ley de Seguridad Interior expande la iniciativa de Felipe Calderón de 2009. “Son las mismas funciones, los mismos presupuestos, las mismas actividades; nos dan gato por liebre, al cambiarle la etiqueta de Seguridad Pública por la etiqueta de Seguridad Interior, y vendernos la idea de que con ello no están violando la Constitución, es de alguna forma hacerle un fraude a la Constitución”, condenó.

Madrazo Lajous recalcó que ya se han visto los malos resultados, cuando se renunció a la prevención y a la capacitación de policías, al dejar en manos de los cuerpos castrenses la persecución de los delitos contra la salud, considerando la poca investigación y procuración de justicia al respecto.

Si bien dijo que la postura de los diputados que han propuesto esta ley justifican que se va a regular el funcionamiento del ejército, consideró que es una burla de los integrantes del Congreso de la Unión, ya que a la letra actúa al contrario, al permitir el espionaje, como lo fue con periodistas y defensores de derechos humanos, grupos que se encuentran en riesgos por los atentados que han sufrido al defender a víctimas e investigar hechos en los cuales actúan las fuerzas policiacas y castrenses haciendo uso desmedido del poder.

“Ese tipo de acciones que son evidentemente ilegales e inconstitucionales, porque violan los derechos a privacidad y a la intimidad, las comunicaciones privadas de los individuos; son las que la Ley de Seguridad Interior pretende legitimar”, lamentó.

The Author

Adriana García Campos

Adriana García Campos

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!