Sociedad y Justicia

Recibe SerGay el galardón Pro Homine de la Cedha

 

  • Comunidad LGTB sigue siendo víctima del rechazo y odio de la sociedad
  • Hay personas de la comunidad LGTB que viven exiliados de sus familias por sus preferencias sexuales

 

En una sociedad que odia y rechaza a los homosexuales, lesbianas, bisexuales y personas transgénero, no ha sido fácil para dicha comunidad desarrollarse libre y plenamente; la labor que realiza el Colectivo SerGay ha sido de lucha constante para estos grupos que están, a la fecha, invisibilizados, la Comisión de Derechos Humanos del Estado reconoció su trabajo con el Galardón Pro Homine por la Defensa y Promoción de los Derechos Humanos 2017.



El presidente de la organización, Julián Elizalde Peña, lamentó que la comunidad LGBT todavía siga presa de un entorno de burlas y humillaciones; víctima de violencia, golpes, asesinatos, muchos piensan en la autoprivación de la vida al creer que no merecen estar en este mundo; “en estas creencias que hemos entendido y que no entendemos, porque se perpetúan y que las tatúan en nuestra piel y en todo nuestro ser”.

Es inconcebible que a la fecha haya quienes los consideren ser abominables y antinaturales, grupos como el Frente Nacional por la Familia, que buscan exterminarlos como en los tiempos del nazismo, y que pretenden “curarlos” como si se tratase de una enfermedad, un virus altamente contagioso que se debe erradicar.

El activista dijo que con este tipo de acciones deshumanizan a los individuos que forman parte de la comunidad LGTB; “es difícil para nosotras y nosotros quitarnos estos tatuajes de la piel, es desollarse, es arrancarnos, descarnarnos”. Recalcó que poder crecer y desarrollarse en estos medios es muy difícil, porque deben enfrentarse a una sociedad que está ciega a lo que son, que no los respeta, sin contar que las instancias gubernamentales no procuran el pleno goce de sus derechos humanos.

Señaló que “la herida es más profunda cuando proviene de los gobiernos”, pese a la confianza y la esperanza que han puesto en las instituciones y las personas que los representan, los avances no son aún suficientes en materia; consideró que la educación es muy importante, al involucrarse con jóvenes, mujeres y hombres, dispuestos a escucharlos y cambiar sus ideas sobre la homosexualidad, fortalece su lucha.

Elizalde Peña detalló que hay personas de la comunidad LGTB que viven exiliados de sus familias por sus preferencias sexuales, en su caso tiene desde los 17 años de edad sin ver a su padre; dijo que están muertos socialmente al carecer de derechos, no se les respeta como humanos, y se considera que no están en derecho de contar con una familia por quienes la puedan componer; “nosotros no escogimos, es parte de nuestra naturaleza, es parte de nuestra esencia; nos duele que la familia nos exilie”.

Agradeció el reconocimiento de la Cedha, y al ombudsman, Jesús Eduardo Martín Jáuregui, de quien dijo, les ha dado las herramientas para exigir un mejor Aguascalientes para todos los grupos poblacionales, donde se pueda vivir en paz, “aceptarnos como somos en esa diversidad”.

The Author

Adriana García Campos

Adriana García Campos

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!