Política

Sin pena ni gloria, fueron aprobadas las cuentas públicas en el Congreso

 

  • Último semestre de la pasada administración tuvo observaciones por 300 millones de pesos
  • Son mentiras y patrañas, dijo el coordinador de la bancada priista y secretario general de la pasada administración gubernamental

 

Con 19 votos a favor, tres en contra y tres abstenciones de los 25 diputados presentes fueron aprobadas las cuentas públicas del gobierno estatal, administración pública centralizada y organismos descentralizados, correspondiente el ejercicio fiscal 2016.



A pesar de que este ejercicio en el Congreso del Estado inició con algunas acusaciones entre las bancadas del PAN y del PRI, finalmente las cuentas públicas del gobierno estatal, Congreso del Estado, Fiscalía General, Instituto Estatal Electoral, Universidad Autónoma de Aguascalientes y de los once municipios de Aguascalientes, fueron aprobados por mayoría, de al menos 18 diputados.

Durante el inicio del punto XIX, el coordinador de la bancada del Partido Revolucionario Institucional, Sergio Reynoso Talamantes, señaló votar a favor de declarar revisada la cuenta pública pero en contra de las observaciones realizadas, al considerar que la anterior administración gubernamental dejo finanzas sanas y fortalezas en varios rubros, entre ellos seguridad pública, educación y desarrollo económico.

Acusó al actual gobierno de utilizar el mecanismo mediático fácil de descalificar con base en mentiras y patrañas, en lugar de buscar mejores condiciones para los aguascalentenses y consolidar lo que llamó éxitos del sexenio de Carlos Lozano de la Torre.

El diputado reprochó además a la Comisión de Vigilancia del Congreso del Estado y en específico al Órgano Superior de Fiscalización de Aguascalientes (Osfags) de haber emitido resultados sin llevar a cabo las auditorias pertinentes, y haber hecho uso de técnicas contables, encaminadas al ejercicio del revanchismo, que no soportan los más simples conceptos de legalidad y formalidad jurídica; por lo que vaticinó la vergüenza de los responsables por haber hecho todo mal: “Carroña para los buitres es la opacidad y el trabajo oculto de esta revisiones, al tratar de fundamentar cantidades y conceptos que rayan en lo absurdo”, dijo el coordinador del PRI, al asegurar que la anterior administración cumplió con todas y cada una de las reglas de operación.

En respuesta a los anteriores señalamientos, el presidente de la Comisión Legislativa de Vigilancia, Jaime González de León, externó que no puede permitirse ninguna desaprobación al trabajo del Osfags, ya que se realizó bajo los lineamientos de la legalidad.

El diputado panista explicó el procedimiento al que se sometió a los entes auditados, mismos que -dijo- tuvieron varias oportunidades para solventar sus observaciones, y a pesar de ello y de las llamadas auditorías contemporáneas que se aplicaron durante los tres primeros trimestres del 2016, y donde no pudieron entrar, el resultado del trabajo del Osfags fueron los 300 millones de pesos no solventados de sólo tres de los meses auditados al pasado gobierno estatal.

Calificó de argucias a las auditorías contemporáneas para “tapar todo lo tapable”, y observó que lo que va de la actual administración no se ha hecho uso de las mismas, a pesar de estar vigentes en la actual Ley de Fiscalización del Estado, “tal vez porque no hay nada que esconder (…) o hay revanchismo ni trabajo parcial”, dijo el presidente de la Comisión de Vigilancia.

The Author

Claudia Rodríguez Loera

Claudia Rodríguez Loera

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!