Educación

UAA colabora con el INAH en proyecto de restauración de molino

 

  • Por dos meses la UAA realizó trabajo de campo para hacer un análisis de los problemas estructurales del Molino de San Blas

 

Como parte de las actividades de vinculación entre la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA) y la delegación estatal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), investigadores del Centro de Ciencias del Diseño y de la Construcción (CCDC), están apoyando en la actualización del catálogo de edificaciones con valor histórico y arquitectónico en la entidad y otros proyectos de rescate de inmuebles, como el estudio de las condiciones estructurales del molino a un costado de la presa en la Hacienda de San Blas, en Pabellón de Hidalgo.

Omar Vázquez Gloria, decano del CCDC, enfatizó que los conocimientos que brindan los investigadores de la Autónoma complementarán el trabajo que realizan restauradores, historiadores y arquitectos al intervenir un edificio histórico, como el diagnóstico sobre el deterioro de los elementos internos de la construcción.

El coordinador por parte de la UAA de este estudio es Raudel Padilla Ceniceros, quien destacó que con esta colaboración con el Instituto se analizarán los sistemas constructivos de cada inmueble, los materiales utilizados, así como la historia de la edificación, por lo que se contará con resultados cubren que los aspectos documental y estructural.

Padilla Ceniceros informó que se hizo trabajo in situ con un grupo conformado por académicos y estudiantes de pregrado y posgrado que duró más de dos meses, tiempo en el que se enfocaron a estudios preliminares y de deterioro de la construcción, la caracterización del edificio, la actualización del inmueble, entre otros; y señaló que a consecuencia del exceso de lluvia en 2014, el molino se vio afectado con una fractura, pues además se encuentra conectado con la cortina de la presa de San Blas.

Debido a ello, el INAH pidió a la Universidad Autónoma de Aguascalientes que el estudio contemplara la verificación y nivelación del edificio, geometría, desplomes, planos de planta, estudios de fábrica, además de otras posibles afectaciones.

Además de estos aspectos que la UAA contempla en su proyecto, también ofreció la realización de un trabajo extra que se refiere a la cuestión estructural que indica la salud del molino de San Blas y una caracterización del mortero con el que se construyó y su porosidad.

Entre las acciones realizadas se pueden señalar la aplicación de la técnica de vibración ambiental para evaluar la afectación del inmueble, un levantamiento fotogramétrico (fotografía en 3D), un estudio topográfico, la caracterización de patologías y sistemas constructivos, y el informe del desplazamiento vertical y horizontal del edificio, los cuales fueron métodos no invasivos.

Raudel Padilla Ceniceros comentó que, para estos trabajos de investigación, el Centro de Ciencias del Diseño y de la Construcción está integrando diversas disciplinas y los resultados del estudio completo por parte de la UAA serán entregados al INAH el próximo año.

 

Con información de la UAA

The Author

Redacción

Redacción

No Comment

¡Participa!