Ventajas de suelo forestal – LJA Aguascalientes
25/09/2020


Comité de Vigilancia Ambiental de la Subcuenca Cobos-Pargas-San Francisco

 

A usted y a mí nos conviene que los mezquites y huizaches sigan en pie, crezcan, se reproduzcan y que avance la frontera forestal. Esto es que las semillas de sus vainas germinen y haya más árboles cubriendo una zona cada vez mayor. ¿Por qué? Porque en los terrenos forestales que rodean aún la ciudad de Aguascalientes es donde se hace la recarga del acuífero que nos abastece de agua potable. Es la masa forestal la que hace la fotosíntesis que captura el CO2 de la atmósfera.  Los mezquites y huizaches son leguminosas que introducen nitrógeno del aire al suelo mejorándolo, lo que asocia a muchas plantas como nopales, cactáceas, agaves, plantas de interés para la apicultura y pastos nativos, formando un ecosistema llamado matorral. Al mismo tiempo que el matorral produce suelo vegetal que conocemos como “tierra para las macetas”, lo protege de la erosión por el viento o por el arrastre del agua de lluvia. Las mismas plantas que forman el matorral protegen a los mezquites pequeños que crecen hasta convertirse en bosques de galería o mezquiteras como La Pona, en un fenómeno conocido como sucesión vegetal. El matorral es el hábitat de muchas especies de aves, mamíferos, reptiles, insectos y, hasta hace quinientos años, de nuestros antepasados chichimecas que supieron valorarlo y conservarlo. Gracias a las mezquiteras en este valle corrían los arroyos de aguas cristalinas de manantial donde se podía pescar, antes de la llegada de los españoles.

Le decía a usted que nos conviene que el matorral crezca para que mediante la fotosíntesis capture el exceso de dióxido de carbono que hemos emitido a la atmósfera en el último siglo de frenesí industrial-consumista por la quema de hidrocarburos para producir electricidad y en los motores. Y esto es más urgente en este momento en que el cambio climático está ya desatado y podría tener consecuencias devastadoras para esta misma generación, y poner en riesgo a la siguiente.

Es tan necesario que el matorral se mantenga y crezca que hay una ley general con ese objetivo: La Ley General para el Desarrollo Forestal Sustentable, promulgada en 2003. Esta Ley, reglamentaria del artículo 27 Constitucional, busca que el uso de suelo forestal actual desde selvas tropicales y bosques húmedos hasta la vegetación de zonas áridas, es decir, TODA la vegetación silvestre de México se mantenga, crezca en superficie y avance “la frontera forestal” sobre los pastizales exóticos para la ganadería, sobre las áreas agrícolas para soya transgénica, sobre los terrenos abandonados o “preferentemente forestales” que son aquellos que alguna vez tuvieron vegetación forestal y por la acción humana la han perdido.

Así que todas y todos debemos proteger los mezquites como los talados por los nuevos dueños de lo que era el Deportivo Ojocaliente, la mezquitera de La Pona y el matorral y mezquitera del Bosque de los Cobos, amenazado por fraccionadores. A nadie le conviene el cambio de uso de suelo de forestal a habitacional o comercial. A nadie. Ni a los dueños de los terrenos que en la Ley citada están obligados a la conservación, aunque puedan solicitar el pago por servicios ambientales a modo de compensación. Quien está obligada a preservar el uso de suelo forestal es la Federación a través de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Semarnat, y ésta a través de sus delegaciones. Es por eso incomprensible para cualquier ciudadano que lea la Ley, entender por qué, ante la urgencia de conservar el uso de suelo forestal y hacer avanzar la frontera forestal, la delegación de la Semarnat otorgue autorizaciones para cambio de uso de suelo. Me permito transcribir el Artículo 117 de la Ley Forestal citada para demostrar que lo único que requiere la delegación de la Semarnat en Aguascalientes es voluntad política:

“La Secretaría sólo podrá autorizar el cambio de uso de suelo en terrenos forestales, por excepción, previa opinión técnica de los miembros del Consejo Estatal Forestal de que se trate y con base en los estudios técnicos justificativos que demuestren que no se compromete la biodiversidad, ni se provocará la erosión de los suelos, el deterioro de la calidad del agua o la disminución en su captación…”

Para proteger y conservar el uso de suelo forestal, la delegación de la Semarnat puede ampararse en herramientas poderosas como:

  • Los Ordenamientos Ecológicos tanto estatales como municipales. Y es que un medio ambiente sano es ya un derecho humano consagrado en nuestra Constitución. Y, como los derechos humanos son progresivos, debe aplicarse a favor de la mayoría LA MAYOR PROTECCIÓN A SU INTERÉS Y DERECHO, contra los derechos de particulares. Por eso, la autoridad está obligada a aplicar el ordenamiento ecológico que mayor área proteja o lo haga de manera más eficaz, para evitar el cambio de uso de suelo. En el Municipio de Aguascalientes ya contamos con un Programa de Ordenamiento Ecológico Local emitido en 2016 que considera el Bosque de los Cobos como Unidad de Gestión Ambiental destinada a la conservación, con una superficie de 1,500 hectáreas.
  • Los Planes de Desarrollo Urbano (que deberían llamarse de Control Urbano) como es el Plan al año 2040, que prioriza las zonas en las que debería construirse y, por tanto, evita construir en otras.

Así que a mis amigos de la delegación de la Semarnat en Aguascalientes les digo que es incorrecto que lo que se debería negar por regla y autorizar por excepción, se autorice por costumbre y rara vez se niegue, contraviniendo así el espíritu y el texto de la Ley.

Por todo lo anterior y tratando de dar mayores elementos a las autoridades para proteger y conservar el uso de suelo forestal, fue que la sociedad civil de Aguascalientes, a través de las organizaciones Conciencia Ecológica de Aguascalientes, A.C., Colegio de Biólogos de Aguascalientes, A.C., Movimiento Ambiental, A.C. y el Comité de Vigilancia Ambiental de la Subcuenca Cobos-Pargas-San Francisco, entregamos el pasado 6 de diciembre una carta dirigida a la Alcaldesa María Teresa Jiménez Esquivel para solicitarle que declare Área Natural Protegida de carácter municipal al Bosque de los Cobos. Actualmente se encuentra una petición en la plataforma change.org para reunir firmas apoyando dicha solicitud. Hasta el momento de escribir este artículo, se han sumado más de 1,800 ciudadanas y ciudadanos.

Finalmente le invito a usted a abrazar el decrecimiento sereno de Aguascalientes, del que hablaremos en siguientes participaciones, para evitar colapsar como ciudad por falta de zonas de recarga al acuífero o colapsar junto a la civilización occidental por el cambio climático, lo que suceda primero…

 

[email protected]

Vídeo Recomendado

Show Full Content
Previous Realizan convivio navideño al oriente de la ciudad
Next Ampliará cobertura el Seguro Popular en el 2018

1 thought on “Ventajas de suelo forestal

Comments are closed.

Close

NEXT STORY

Close

DIF estatal continúa recibiendo mochilas para apoyar a estudiantes de zonas vulnerables  

02/09/2019
Close