Al menos 300 familias de Chiapas y Michoacán deciden desplazarse por la violencia del crimen organizado - LJA Aguascalientes
03/12/2021

 

  • Temen que los jóvenes sean reclutados por los cárteles
  • Falta de trabajo, conflictos políticos y la delincuencia organizada son los principales motivos por los que emigran los indígenas a esta y otras entidades

 

La delincuencia organizada obliga a las familias indígenas a huir a otros estados como Aguascalientes por miedo a que los jóvenes sean reclutados en las filas de los cárteles, además de otros conflictos como los políticos y la pobreza, con todos los inconvenientes que para ellas implica el emigrar de sus lugares de origen.

La asociación calcula que al menos 300 familias indígenas decidieron desplazarse por motivos de la violencia generada por la delincuencia organizada en Michoacán.

María del Carmen Wotto González, presidente de la asociación MAIS, Mancomunidad de la América India Solar de Aguascalientes, dijo no poder definir el número de familias que llegan por motivo de la inseguridad  a Aguascalientes, pero cada vez expresan más ser esa la razón por la que deciden desplazarse, además de la falta de trabajo en sus lugares de origen.

Recordó que en este estado hay varios grupos de Wixarikas o huicholes, grupos náhuatl, así como purépechas de Michoacán, quienes vienen cada año para la celebración del Domingo de Ramos; también cada año viene gente de Chiapas, con familias completas, que vienen desplazadas por las situaciones políticas, la pobreza y la delincuencia organizada.

“En el caso de los purépechas muchos son desplazados por la violencia y expresan su deseo de quedarse por miedo de que se lleven a sus muchachos; los primeros comentarios iniciaron el año pasado y en este. Se los llevan a trabajar -la delincuencia organizada- en las actividades que ellos realizan”, externó la activista.

La doctora Wotto reconoció desconocer los datos concretos del número de indígenas que huyen de sus pueblos por motivo de la delincuencia organizada, esto por falta de un estudio de investigación, pero señaló que la asociación en la asociación MAIS calcula alrededor de 300 familias en esa situación de necesidad de huir de la violencia.

Explicó que conocen el argumento por voz de las familias que llegan al albergue que tiene la asociación, en el que llegan por unos días y se van a otras entidades en busca de trabajo levantando la cosecha en los cultivos de temporada, en el caso de los trabajadores agrícolas.

Manifestó  que si bien varias familias deciden establecerse en la entidad, nunca pierden la conexión con sus lugares de origen y siempre regresan para las fiestas más importantes de sus pueblos, como es el caso de los Wixarikas, que representan el mayor grupo de indígenas que radican de manera definitiva en Aguascalientes.


La asociación MAIS da albergue a los indígenas en tránsito por el estado de Aguascalientes.


Show Full Content

About Author View Posts

Claudia Rodríguez Loera
Claudia Rodríguez Loera

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

Previous Águila o Sol. Japoneses en Aguascalientes | ¿Cómo es el invierno allá?
Next Algo que nunca nos tocará vivir: hacer revistas / Bocadillo
Close

NEXT STORY

Close

Finaliza Sexto Encuentro de Teatro Popular  Latinoamericano Entepola 2019

08/09/2019
Close