Acciones a favor de la igualdad de género harían crecer el PIB en un 23% - LJA Aguascalientes
23/05/2024

 

  • Para cerrar la brecha de la desigualdad no se requieren más leyes ni más recursos, sino re direccionarlos e involucrar a todos los sectores
  • Urgen mayores oportunidades laborales, más protección legal y voz política, así como seguridad física y autonomía para las mujeres

 

Con acciones específicas a favor de la igualdad de género, en el año 2025 el Producto Interno Bruto (PIB) del país podría incrementarse hasta un 23 por ciento, situación que se vería positivamente reflejada en la entidad, aseguró el doctor  en economía Mario Rodarte Esquivel en su conferencia La situación económica de las mujeres en Aguascalientes

Las acciones que propuso son tales como redireccionar los presupuestos, mayores oportunidades laborales, más protección legal y voz política, así como seguridad física y autonomía para las mujeres: “Para que tengan una idea de cuánto es eso, actualmente el PIB actualmente de México es de poco más de 14 millones de millones de pesos, y el 23% representa casi una quinta parte, estaríamos hablando de 3.3 millones de millones de pesos adicionales el que ingresaría con tan solo que las mujeres tuvieran mayores oportunidades para participar en todos los ámbitos, así como mejores empleos; lo que significativo un cambio sustantivo para todo el país”, aseveró el expositor.

Consideró que las áreas específicas para enfocar estas acciones son en la educación, que las mujeres continúen en el sistema educativo para que cuenten con las herramientas intelectuales necesarias para competir por los puestos, en donde los hombres tienen el monopolio.

Señaló que además debe incluirse a este sector en el campo financiero y digital, pues si bien en México existen más de 24 millones de usuarios de tarjetas  crédito y seis millones de tarjetas bancarias, son menor el porcentaje de mujeres que de hombres quienes poseen algunos de estos instrumentos, por ello es necesario que las mujeres tengan mayor acceso a las instituciones financieras y cuente con un antecedente financiero.

La inclusión digital significaría para las mujeres mayores oportunidades laborales y educativas, además de incentivar el que las mujeres pueden participar en áreas distintas a las habituales, especialmente a las relacionadas con el trabajo no remunerado.

“Lo que necesitamos no es tanto hacer más leyes, dar mayores  las oportunidades para las mujeres no requiere de mayores recursos, sino re direccionar algunos de lo que ya se utilizar y enfocarlos a las mujeres; involucrar a todos los sectores, pues el cerrar la brecha de la desigualdad requiere también de todas las instituciones”, manifestó el académico.

Destacó que en los países en donde las mujeres tienen mayor desigualdad, tienen un nivel escolar mayor al de los varones en edades jóvenes, pero también una menor probabilidad de conseguir un trabajo remunerado, a la vez que las brechas de género aumentan conforme la mujer tiene mayor edad y fundamentalmente debido a la maternidad.


Esta realidad, dijo, no es muy diferente en México y por consecuencia en Aguascalientes, en donde además las mujeres son poco propensas a ser empresarias y están sub representadas en los puestos de liderazgo ante instituciones públicas y privadas.

El académico planteó la hipótesis que el bajo crecimiento en los años recientes de la economía en México, acompañado con el también bajo crecimiento en la productividad, ha afectado más a las mujeres que a los hombres.

Lo anterior se ve reflejado en el bajo crecimiento del Producto Interno Bruto del país, mismo que desde el año dos mil no ha pasado más allá del límite del dos por ciento, el cual es acompañado de la generación de empleos con salarios muy bajos, a pesar de que el gobierno de la República presume constantemente que nunca se habían generado tantas nuevas  oportunidades de trabajo como ahora; pero ello contrasta con la baja calidad de los salarios.

“Esta situación de bajo crecimiento con mucho empleo y bajos salarios promueve la informalidad, la migración y una elevada rotación de trabajadores de los puestos de trabajo, y Aguascalientes es un testigo de ello que no me deja mentir (…) eso a la larga lo que hace es deprimir la productividad de los trabajadores, porque las empresas no están dispuestas a invertir en sus trabajadores por el mismo motivo de la rotación constante”, señaló el economista.

 

Participación de las Mujeres en la Producción Económicamente Activa (PEA)

Lo anterior expuesto, incide fuertemente sobre las mujeres jóvenes conforme avanzan en edad, pues las oportunidades prácticamente desaparecen, a pesar de que en los primeros 16 años de vida el nivel educativo no es el problema, y debido a que no se aprovecha esta breve ventaja para conseguir un empleo, si además no existe la posibilidad de continuar los estudios.

El economista expuso que uno de los motivos que obstaculiza a las mujeres e encontrar un trabajo es por los estereotipos que manejan las áreas de contratación de personal en las empresas, y por los que definen el no contratar mujeres, lo que se refleja en una tasa de rechazo mayor al de los varones, “representa un problema bastante grave que urge cambiar”.

Al analizar los niveles de trabajo informal en Aguascalientes, Rodarte Esquivel subrayó que es ahí en donde las mujeres mayormente tienen oportunidad de desempeñarse, especialmente en el sector secundario o terciario, con aún más bajos salarios, pues se integran poco en la industria.

Otro aspecto que expuso el académico fue cómo las mujeres participan cada vez más en aquellas actividades llamadas “no remuneradas” conforme avanzan en edad, especialmente en el trabajo del hogar, el cuidado de los hijos, enfermos o personas de la tercera edad, lo cual ocupa la mayor parte de su tiempo.

“Esto nos hace reflexionar sobre qué tipo de política pública se podrá diseñar para liberar a las mujeres de hacer este tipo de funciones y pudieran incorporarse a la fuerza de trabajo, además de la realidad de que las mujeres en Aguascalientes tienen hijos a edades más jóvenes, por lo cual no pueden ir a trabajar porque no tienen con quién dejar a los niños, por la falta de más instalaciones adecuadas para ello”

Expuso que Aguascalientes está en la media nacional en la que los trabajadores reciben entre uno a cinco salarios mínimos, lo cual consideró un ingreso reducido para sostener una familia.

El doctor Mario Rodarte Esquivel es columnista de El Economista y ex vicepresidente de la Junta del Gobierno del Inegi, académico e investigador de la Universidad Panamericana y del Tec de Monterrey, campus Xochimilco.

 


Show Full Content

About Author View Posts

Avatar photo
Claudia Rodríguez Loera

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

Previous Urgen a Fiscalía de Aguascalientes para atender averiguaciones de exfuncionarios a punto de vencer
Next En abril inician verificaciones diagnósticas del Instituto de Transparencia de Aguascalientes
Close

NEXT STORY

Close

Requiere el país políticas públicas basadas en diagnósticos serios

26/05/2019
Close