02/06/2020


 

Hace unos años a iniciativa del director fundador del Centro de Artes Visuales (CAV), su finca se vio intervenida en una aproximación que emuló la obra del búlgaro Christo y su esposa Jeanne Claude, artistas de cuño ambientalista que han cimentado su obra artística en procesos de producción, distribución y consumo que se inscribe en el arte público.

Esa obra fue realizada a partir del edificio de alto valor simbólico e histórico del parlamento alemán, el Reichstag, en Berlín, Alemania, el que “empaquetaron” en su totalidad con telas y sogas, para lo cual les llevó sobre todo, varios años para su celosa autorización, a decir por el carácter patrimonial del mismo.

_____

El parlamento alemán, el Reichstag. Imagen Internet.

_____

El CAV durante la intervención de “empaquetado”. Imagen CAV.

_____

En el caso de nuestra finca, la deliberación fast track que hubo durado apenas unos meses para la autorización interinstitucional (debió haber sido así, colegiada), entre autoridades culturales, de la custodia del patrimonio cultural edificado y de la comunidad artística en el estado, han permitido la ejecución de una obra mural que a guisa de instalación, se encuentra al frente de su portada, ésta, torturada por una estructura-bastidor que sirve como soporte a la pintura, y que mediante convocatoria para la Intervención de la fachada por los cuarenta años de la creación del CAV, quizás trate de una apropiación-democratización de las formas de abordar el espacio público, o bien, del vivir del prestigio de los demás, argumentado la resignificación en los procesos de creación artística o como uno de los quiebres del arte actual.

Existen metodologías para el arte público que nos orientan hacia buenas prácticas, para trabajar en diversos entornos, que permiten considerar por un lado la temporalidad de la intervención ya sea ésta de vocación permanente o de carácter efímero, y por el otro de consideración espacial, como aquellas que suponen neutro el contexto o intervenciones in situ o site specific.  

No obstante hay que tener como eje fundamental la integración de la obra en el espacio, la cual deviene en un análisis específico de las condiciones del lugar y de su vinculación e interacción en estrecha correspondencia con quienes consumirán la obra y los objetivos del proyecto.

Es claro que la propuesta de arte para sitio específico, pretende no sólo crear una nueva lectura e imagen del entorno, sino además de hacer de esta vivencia artística una experiencia compartida para y por la comunidad, que origine a su vez, un vínculo personal entre ciudadanos, ya que se encuentra en un espacio común, cotidiano, de relación social, en donde acomodamos nuestros deseos y aspiraciones, manifestando en él emociones, sentimientos y necesidades.

En la pieza de cuño geométrico-abstracto realizada en el CAV, no se observa diálogo ni concordancia alguna con la historia, la arquitectura y la ciudad, ya que no le otorga en su factura una traza estética y social significativa anclada en esas vertientes; recuerda más la práctica escénica urbana basada preponderantemente en la remodelación de fachadas o en la estridencia de los anuncios espectaculares que irrumpen por toda la ciudad.


El mejor resumen diario en tu correo por LJA.MX

Lo trascendente sería no pretender darle a la ciudad un aspecto contemporáneo, de aires de primer mundo en un afán de estar al día. El resultado se aleja de ser satisfactorio ya que no refuerza la imagen de la calle, erigiéndose en cambio como una pintura enorme, discrepante y disociada del entorno, contaminado visualmente, el conjunto de edificaciones simbólicas que han dotado de significado e historia a nuestra ciudad, así como degradando por fortuna de manera temporal, su fisonomía y el paisaje urbano.

Existen prácticas artísticas de intervención sobre patrimonio edificado en el país, que marcan la pauta. Una de ella es la instalación lumínica de Thomas Glassford sobre el edificio del Centro Cultural Universitario Tlatelolco, de la UNAM, en la Ciudad de México, la cual honra a la cultura mexica en la figura de Xipe Tópec, Nuestro señor desollado, vistiendo el inmueble de noche de una piel lumínica en metáfora a la acción protectora que tuvo con la humanidad al cubrirla con su piel.

_____

Centro Cultural Universitario Tlatelolco. Imagen UNAM.

_____

Es viable el promover la exhibición de obra en el espacio público en una suerte de cruzada de arte moderno y contemporáneo en la ciudad, colonizando espacios públicos con arte de fama o de artistas emergentes, convirtiendo a la ciudad en una suerte de galería o museo para socializar el arte en el consumo, considerando neutro el espacio tal como lo experimentamos con la serie de esculturas de Leonora Carrington que se exhiben en la plaza principal de la ciudad capital.

_____

Arte en la plaza. Imagen del autor.

_____

Y aún más viable es proponer que el artista se sume a equipos inter y multidisciplinarios de trabajo, para comprender el fenómeno del arte urbano y del arte público, y que las políticas culturales estatales, refuercen además sus propósitos.

Óscar Olea en su libro El Arte Urbano, apunta que “Se trata de devolver al hombre común su capacidad creadora para desenajenarlo de la imposición del arte profesional y dar lugar a un arte social que descubra los auténticos valores de la civilización”, ejerciendo el derecho a la ciudad, para usarla e interpretarla creativamente.

Así tocaría emprender ahora, proyectos de mayor calado, planteados desde el arte público de nuevo sello, el cual aborda problemas comunes a la sociedad, restaura o modifica el lugar transitoria o permanentemente con base en la recuperación de la memoria, de valores, costumbres, el sentido de identidad y de pertenencia.

Se trata en suma, de proponer la compaginación entre ciudadanos, autoridades públicas, iniciativa privada y sociedad civil, como actores activos generadores de arte y cultura de manera corresponsable y participativa.

arteparalelo21@live.com

 


Show Full Content
Previous La intuición, punto de partida para la experiencia estética
Next Sin fecha para el cierre de la investigación del caso Odebrecht, responde PGR al SNA

3 thoughts on “La fachada de Centro Artes Visuales / Rasgando la retina

  1. Excelente comentario sobre la degradación de fachadas historicas hasta cierto punto cuidadas por las instituciones correspondientes y en un momento dado hechadas a perder por el denominada arte emergente que solo deja en mal a la comunidad artística de la ciudad.

  2. Concuerdo en algunos puntos, sobre todo en el que señala, al timorato intento de realizar intervenciones, tanto por el artista como por las instituciones que las financian, nos habla del atraso del que somos presas, como sociedad de provincia, económica, cultural, artística (salvo contados casos) y que intenta dar sus “primeros pasos”, igualándonos en modas respecto a las “metrópolis”, no así en calidad, sin embargo no debe ser pretexto para evadir la excelencia y/o los buenos resultados, que si se pueden obtener a pesar de la economía… espero se eleven los criterios de selección, para establecer mejoras!

¡Participa!

Close

NEXT STORY

Close

Abren convocatoria para permisos temporales de transporte público urbano en Aguascalientes

25/05/2019
Close