PortadaSociedad y Justicia

Somos Náufragos en el Andador Carranza | Conversación con Carlos Vázquez

  • La inspiración: un encuentro de diseño inspirado en Frida Kahlo, un hallazgo en una tienda miscelánea y una película de Natalie Portman

 

_____

Carlos Vázquez, diseñador interiorista. Autor de “Somos Náufragos” exposición artística del Corredor Cultural Carranza para la FNSM 2018.

_____

Ayer domingo 8 de abril de 2018 se comenzó a montar la instalación colgante del Corredor Cultural Carranza del Instituto Municipal Aguascalentense para la Cultura (IMAC) llamada Somos Náufragos realizada junto con su equipo por el diseñador interiorista Carlos Vázquez, quien reveló a La Jornada Aguascalientes de qué se trata su proyecto:

Carlos Olvera Zurita (COZ): Tu proyecto fue seleccionado para ser instalado en el Andador Carranza, ¿me puedes platicar como fue el proceso?

Carlos Vázquez (CV): Bueno, yo tengo una consultoría en temas de diseño y de creatividad que se llama Somos Náufragos, realmente hasta el año pasado fue cuando comencé a prospectar proyectos y este fue uno de los que más llamó mi atención.

Curiosamente yo empecé mi proceso en noviembre, empecé a leer todas las notas de La Jornada Aguascalientes que sacaban respecto a este tema, primero con el de los paraguas, luego con el de las mariposas y luego con el de las aves, para ver cuáles eran los problemas que habían tenido porque es una instalación muy criticada, entonces hice mi lista de cosas que tenía que tomar en cuenta como que está al aire libre y a pleno sol.

_____

_____

COZ: Cosas que por ejemplo con el de los pájaros hubo problemas.

CV: Sí, hubo un par de contratiempos con eso. Entonces hice mi lista: aire, sol, proceso de montaje en la parte superior, peso de los elementos, etcétera, me tomé el tiempo para ver qué alternativas había y, a partir de esas alternativas, fui descartando algunas.

Caminando por una tienda que vende mil cosas me encontré con este artefacto que es como el eje principal en el que nos vamos a basar.

COZ: Me estás diciendo que el proyecto no comenzó junto con la convocatoria sino que ya tenía meses de planeación.

CV: Sí, como yo no sabía si en ocasiones pasadas había sido por invitación, dije “Bueno, si es así, está bien, ahí está mi propuesta al menos para que haya una duda”. Entonces un par de semanas antes de llevarlo salió la convocatoria y lo que hice fue ajustar el proyecto a los requerimientos que pusieron dentro de la página de Facebook.

COZ: Perdón, ¿qué requerimientos se te hicieron difíciles de cumplir?

CV: El presupuesto.

COZ: ¿Te pareció poco?

CV: Bueno, como ya había leído notas antes, me di cuenta que el presupuesto había sido reducido de cierta forma.

COZ: Es de 250 mil pesos, ¿no?

CV: Sí, pero no sé si para las mariposas fueron 300 mil, y bueno, yo estaba contemplando todo en 300 mil; fue nada más ajustarlo a 250, ese realmente era el único problema y ni tanto un problema, realmente sólo era ver quiénes tenían las ganas de participar en el proyecto junto conmigo.

COZ: O sea que tú no estás solo, ¿estás con amigos? ¿o la gente de tu consultoría?

CV: Para este proyecto somos cuatro, la consultoría en sí hace diseño de interiores y diseño industrial. Somos dos haciendo interiorismo, pero para esto hay otra interiorista. Somos cuatro en total para lo del Corredor, son personas que conocí casi que por accidente y los fui uniendo al equipo en mi búsqueda de resolver y entregar un proyecto con números, con un cronograma y un presupuesto relativamente pensado.

Ha sido un proceso bien interesante porque yo inicié con otra persona que se quedó en el camino y todo ha ido evolucionando, iba a hacer una cosa, pero al final, si iba a ser seleccionado había requisitos que cumplir dado que algunos elementos llamaban más la atención que otros.

COZ: Yo sé que no me puedes decir exactamente qué vas a hacer porque es un secreto que se guarda el IMAC para días antes que se empiece a instalar, pero me dices que se basa en el concepto de un “artefacto” que te encontraste en una tienda, como una revelación, ¿por dónde va?

CV: Bueno, te voy a platicar el concepto, ese sí lo puedo compartir: La instalación busca transformar el Andador Cultural Carranza en un espacio interactivo, está dividido en dos partes, una superior y una inferior.

Buscamos entablar un diálogo con la naturaleza para poder observar cómo el viento y el sol, e incluso la luz artificial (que no es naturaleza), se proyecta en este elemento milenario que conocemos perfectamente, pero que está cada vez más en desuso.

Estuve investigando sobre él y no sabemos si es prehispánico, latinoamericano o español, pero finalmente los que nos encontramos tienen una calidad muy baja y queríamos rescatar esa parte a partir de materiales que nos gustaban mucho, mandamos a hacer una parte, pero la otra parte la estamos construyendo nosotros cuidando mucho los detalles estéticos.

En la parte de arriba de la instalación no lo podremos controlar, es algo que va a fluir junto con el viento pero en la parte de abajo sí. Hay como una justificación sensible del proyecto donde en una parte tú generas ese movimiento y en la otra tú lo contemplas, es un diálogo sobre la naturaleza: contemplarla o intervenirla.

COZ: Te iba a preguntar una cosa, pero mejor no.

CV: Pregúntame y yo te digo si te puedo contestar.

COZ: Te iba a preguntar, ¿qué cosa es?

CV: Me hubieras seguido en Facebook para que vieras.

COZ: ¿Tú ya tenías el proyecto subido a Facebook?

CV: No subido, pero yo llegué ahí a la presentación con una muestra física que tenía en las redes.

Todo el proceso lo disfrutas de la forma que tú quieres, entonces yo estaba como muy nervioso y me dijeron: “nos gustó, vas a tener una junta con el Consejo Ciudadano” y no estoy seguro si el año pasado fueron los que determinaron si seguía el proyecto ciudadano o no, pero me consta que este año fue un proceso transparente, yo no tengo nada que ver con nadie.

COZ: ¿Tú no tienes nada que ver con gente del IMAC? Porque se habla de que el año pasado sí hubo ahí amistades.

CV: No, bueno, no quiero decir nada porque no sé, pero yo no conozco a nadie del IMAC, más que a Rocío Castro, pero por otro proyecto.

COZ: Tú mismo lo dijiste, los proyectos pasados han tenido críticas muy fuertes, el antepasado lo llamaban los calzones, el pasado no le gustó a mucha gente, creo que el primero tuvo una buena recepción. ¿Cuáles son tus expectativas?

CV: Estoy nervioso por realizarlo, estoy nervioso porque todo lo que yo pensé o planteé realmente vaya a suceder.

La capacidad que tenemos para evaluar un proyecto muchas personas se limita a si me gusta o no, no tenemos capacidad para evaluar toda la parte ingenieril, de distribución, logística, manejo de costos, manejo interno con las personas.

Finalmente si lo van a criticar está muy bien, es decir, hay que disfrutar todo el proceso, que sea muy agradable, que te la pases muy bien, ya sabemos que nos vamos a estresar porque montar algo en 100 metros de largo suena corto pero, si me quieren ayudar, ahí los quiero ver.

COZ: ¿Cuántos objetos vas a colgar?

CV: Tres mil 650 pero quizá menos, porque me pidieron que redujera algunos para darlos a un stand de artesanías de indígenas, entonces hay alrededor de tres mil 350 rehilet… (risas).

COZ: (risas) ¡Ya me dijiste! (risas).

CV: ¡No! ¡Finjamos que no te dije!, 3 mil 350 artefactos suspendidos y hay otros mil en la parte de abajo.

COZ: ¿No se sabe de dónde son los rehiletes entonces?

CV: Pues no, dicen que son latinoamericanos y/o españoles, pero hay poca información al respecto…

También ahí hay un discurso, porque como hablo de la naturaleza yo recordé que las aves de hace un año estaban reutilizadas en el Festival de las Aves en San José de Gracia y eso está bien, porque al final de cuentas es dinero público.

COZ: Justo eso te iba a preguntar, la crítica me parece muy válida porque te guste o no, son 250 mil pesos de los aguascalentenses.

CV: Sí, mi proyecto replantea una reintegración, como es un artefacto poco conocido, como puede ser latinoamericano o mexicano, al final de cuentas yo los voy a regresar en una caja para que se haga la distribución que el IMAC considere conveniente, la estructura interna también puede ser reestablecida en un parque, lo cual puede servir para cuestiones de desarrollo urbano.

COZ: ¿No es un proyecto que en cuanto se acabe la Feria va a terminar en un bote basura?

CV: Yo tengo una propuesta para que no acabe en un bote de basura, si acaba en el bote de basura ya no es mi responsabilidad, pero yo sí tengo el compromiso de que ese gasto de 200 mil pesos de puro material no sean tirados a la basura.

COZ: O sea, no está el montaje obra ahí incluido.

CV: Pus no, creo que debí haber dejado más, pero bueno, no lo hice, soy burro.

COZ: ¿De qué van a estar hechos? Porque son muchos los rehiletes que se tienen que instalar.

CV: Como estoy metido en cuestiones de diseño, cuando llego y veo cosas que me parecen bonitas con sus colores y demás. Un día me topé con unos plásticos semi translúcidos que, cuando les pega el sol, generan dos tipos de reflexión, uno hacia afuera y otro hacia adentro; este proyecta colores iridiscentes, como en la película Aniquilación de Natalie Portman, ¿la conoces?

_____

_____

COZ: No.

CV: La compró Netflix para que no se exhibieran en cine a nivel mundial, le están haciendo los mandados los cines a Netflix, en fin, en la película cae como una especie de meteorito y hay una cosa de mil colores que cubre un área que es como un huevo, es ese mismo efecto, bueno no tan padre, sin Natalie Portman, pero te ocasiona una serie de colores, como cuando cae aceite en el agua.

En esta estructura interna tú entras en ella y estos colores están ahí presentes, es esa misma luz del sol que brilla de otra forma y por la parte externa, genera un brillo de reflexión, alrededor también van a haber olas de luz que van a ir viajando.

COZ: Ese es el objetivo, lo complicado es que los rehiletes son un mecanismo que se mueve con el viento y los mecanismos pueden tener fallas.

CV: Es lo que les decía, hay cosas que yo no puedo controlar y ese era parte del discurso que sí por eso hay algo que me gustaría decir, porque no todas las personas lo van a poder saber: Es un discurso de contemplación de la naturaleza y por eso quiero que me ayudes a publicarlo.

Si yo no pongo estos artefactos arriba no podemos ver qué tan fuerte pasa el viento, sin embargo, ahora hay una forma de observarlo, de observar qué tan fuerte o qué tan tenue es la luz, cómo funciona la luz artificial.

Lo que hay que aclarar también es que en la parte de abajo la pueden controlar un poco más los asistentes, la parte de arriba no, por ahí va.

COZ: Hablando de la dinámica que se ha generado en estos tres años con este montaje, hablaba yo con Álex Zúñiga (director del IMAC) y me mencionaba que no es una política que se haya planteado para que se quede cuando se acabe su administración, ¿qué opinas?

CV: Es una instalación temporal pensada como tal, para durar solamente un mes y poder comprender o tener curiosidad del espacio que nos rodea. ¿Realmente cuándo tenemos en esta ciudad una instalación que disfrutar?

A mí sí me gusta muchísimo esto de que yo pueda crear, porque yo que no encajo en Nissan o en Jatco, en esta industria automotriz, pero sí la quiero hacer en diseño, pues al menos quiero tener esta oportunidad.

COZ: Y como diseñador tampoco encajas mucho con la gente que está en el círculo del arte, ¿no?

CV: Estudié arte, siempre me ha gustado consumirlo, creo que es fundamental para los diseñadores el arte pero, tienes razón, tampoco encajo ahí.

Mi consultoría se llama Somos Náufragos justamente por eso, somos personas que naufragamos en ciertas estructuras ya muy bien establecidas pero que tenemos curiosidad y que de cierta forma tenemos la habilidad de cambiarnos el sombrero para poder cumplir con un objetivo.

Para continuar contestando tu pregunta de hace rato, si se debería de quedar o no la instalación yo creo que sí porque le da sombra al andador, es atractivo para los turistas, es un chorro de color que no tenías antes y, en cuestiones estéticas, también porque esa forma de consumir… no le quiero llamar arte, porque suena muy pretencioso, pero es una posibilidad de apreciar lo que hace la naturaleza de una forma distinta, al menos no de esta forma.

COZ: Te lo digo porque tú eres diseñador, el del año pasado comunicólogo, ¿las personas que no están en el círculo del arte es la oportunidad que tienen para expresarse, no?

CV: Bueno yo creo que hay otra, hay una instalación también muy interesante en la Feria del Libro, la de Las Geodas, realmente el textil es relativamente económico. Y bueno, había hecho propuestas similares a algunos otros organismos culturales, pienso algunos nombres pero no los voy a decir, pero bueno, lo que sí diré es que si quieren hacer dinero, no se metan al ámbito cultural.

A mí me ha costado trabajo ver en el país alguna instalación, aunque sí hay mexicanos haciéndolas; por ejemplo, parte de mi interés para montar esto se debe a una exposición que se llamó Frida y Yo que se montó en el Hospicio Cabañas en Guadalajara. Abordaba a Frida Kahlo a través de elementos de diseño industrial. No había ni una sola pintura de Frida Kahlo, entonces, esa nueva forma de ver el arte a través de objetos o elementos me pareció muy interesante aunque no me gustó el acabado de los participantes y me dije “Yo lo puedo hacer mejor”.

Me puse a investigar y era una exposición que se había gestado en París, ¿cómo los parisinos nos vienen a decir cómo debemos consumir a Frida Kahlo? Eso quiere decir que no hay un despacho que piense en nuevas formas de consumir cultura y aprendizaje, entonces regresé muy motivado y empecé a mandar muchas propuestas.

COZ: Por cierto, me parece que hay una nueva tendencia al consumo de diseño en México, ¿Dónde se quedan los diseñadores de interiores?

CV: Súper arriba, creo que los restaurantes son el boom ahora, tú vas a Guadalajara y quieres ir a un restaurante, pues entras a su Instagram y te muestra fotos de los espacios bien interesantes que quieres conocer. Los lugares más atractivos donde hay una gran cantidad de gente en muchos casos, son los que tienen un diseño interesante.

COZ: Primero que nada, ¿estoy en lo correcto?, ¿sí hay una reivindicación del diseño en México?

CV: Sí, porque los mexicanos ya queremos experiencias, si tú puedes tenerla con la comida que consumes, en el espacio en donde estás y con las cosas que ves, además de que lo puedes compartir en redes sociales, que es parte muy importante del boom, lo haces.

COZ: Claro, esta posibilidad de compartir tus experiencias a través de las redes sociales.

CV: Y va unido con todo, por ejemplo en Airbnb, si yo quiero subir mi casa a esa plataforma puedo tomar la foto de varios espacios en mi casa y mostrarlas; sucede lo mismo con hoteles.

Digo, a todos nos conviene estar en un espacio que nos agrade pues, finalmente el ambiente en México es muy agresivo y me parece que todas las noticias que escuchamos de todos lados son nefastas.

Por ejemplo, en las oficinas, si voy a trabajar, ¿qué mejor que sea un espacio que me guste?, donde no me duela el cuello porque la altura de mi mesa está bien, donde si viene un amigo no me dé vergüenza pasarlo.

COZ: Oye y ¿el diseño de interiores ha aterrizado a las casas?

CV: Voy a decir una cosa súper honesta, no me lo tomes a mal pero a mí no me interesa diseñar casas, nunca me ha llamado la atención, no sé, pero comprender a alguien para ver que le gusta a él, no lo sé; lo mío va enfocado al ámbito hospitalario, comercial y restaurantero.

COZ: Bueno volviendo a lo de la instalación, probablemente tú seas el penúltimo que instala algo ahí en el Andador Carranza.

CV: Finalmente con estos proyectos uno puede saber a dónde se va este dinero, al menos es algo que sí tiene una utilidad estética, es algo que sí genera experiencia, ojalá que continúe porque, por ejemplo dentro de los diseñadores o arquitectos más importantes Ezequiel Farca o Héctor Esrawe, están haciendo instalaciones para museos en Estados Unidos.

COZ: Recuérdanos tu edad, por favor.

CV: No tengo edad.

COZ: ¿30 años?

CV: Quizá, no me enojo.

COZ: Te voy a poner 40, muchas gracias (risas).

CV: A ustedes.

The Author

Carlos Olvera Zurita

Carlos Olvera Zurita

Nada, sólo 28 años de vida. Reportero en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!