Opinión

Forever es la mejor serie que no está viendo / Bocadillo

Un logro para cualquier creador es que su obra te haga llorar. Y hoy en día las comedias arriesgadas de media hora (grabadas a una cámara, además) están lográndolo más que los dramas estremecedores. Hay muchas razones, empezando por una especie de realismo crudo en su realización, que mediáticamente se conoce como mumblecore. Aunque hoy sea impopular recordarlo, Woody Allen es el abuelo de este tipo de cine (y televisión, por rebote) al presentar historias que eran sobre la vida misma, con algún subtexto importante como lo mucho que cuesta madurar o no debo ser un cretino todos los días. Hoy en día su profeta más avanzado es el director Noah Baumbach, cuya película más representativa es Frances Ha. Por supuesto, te hace llorar.

Aunque no todo es cinema indie (que no de arte), ya que en televisión las Gilmore Girls son el ejemplo perfecto del dramedy como género, aunque dicha serie tiene la rareza de ser de una hora y aún así mantener con dignidad su frenético paso. Toda esta introducción es para valorar el esfuerzo detrás de Forever, una serie que pocos verán en México debido a que está en el servicio de streaming menos popular: Amazon Prime Video.

Y aunque estuviera en Netflix, la tiene difícil. En primera, gran parte de su estrategia promocional va alrededor de la simpatía por el regreso de Fred Armisen y Maya Rudolph, dos grandes actores de Saturday Night Live que en México más bien caen en lugares un poco desconocidos para el gran público. La serie dura cuatro horas en total, pero hasta la primera hora y media podemos saber la premisa. Es así como tienes que creerme y correr a pedir tu prueba de Prime (o verla en Cuevana2) porque 1) es buenísima, es más, de inmediato Top 5 del año, y 2) te hará llorar. Cabrón.

Como soy un columnista ególatra, trato de no leer coberturas de algo que quiero ver para no influenciarme, pero el truco está en leer sólo los encabezados. Todos los de los sitios para adictos a la televisión prestige decían que Forever era un nuevo clásico. Mejor aún, un nuevo clásico del co-creador de Master of None. Con esa fe ciega, vi el primer capítulo, que cumple lo que esperas al ver el póster. Una comedia oscura sobre el matrimonio. Después parece tener un giro de película indie. Ah, eso era lo que no me podían decir. Luego te cambian todo en un capítulo genial, y parecería que la serie podría seguir por siempre bajo esta premisa que por fin lo cambia todo. Nop, la trama se pone reflexiva como cartón de Jis.

Es lo frustrante de Forever, si quiero recomendarla, simplemente no puedo arruinarte su premisa. Tanto si eres fanático de los absurdos, como de los estudios de personajes, te ruego que les la oportunidad. Aunque sea en Pelispedia.

 

paco@bocadillo.mx / @masterq

 

The Author

Francisco Trejo Corona

Francisco Trejo Corona

Todas-las-cosas-digital en La Jornada Aguascalientes. Editor de /AUTONOMÍA. || @masterq en Twitter

No Comment

¡Participa!